Syndicate content

Educación

Teach… El cambio apenas comienza

Ezequiel Molina's picture
Esta página en: English | Français



El 31 de enero de 2019, presentamos oficialmente Teach, la nueva herramienta de observación de aula del Banco Mundial, como parte del lanzamiento de la Plataforma Mundial para Lograr Maestros Exitosos. Desde el evento, hemos recibido muchos correos electrónicos y comentarios en línea (ver aqui y aqui) de maestros de Argentina, Colombia, Ecuador, República Dominicana, India, Perú y El Salvador; encargados de formular políticas de Côte d'Ivoire, Colombia y Ecuador; organizaciones no gubernamentales (ONG) de Jordania, Liberia y Guatemala, y de investigadores de Brasil, Filipinas, Puerto Rico, Senegal, Perú y Venezuela. La mayoría de sus mensajes se centra en dos cuestiones principales: 1) Cómo implementar Teach, y 2) Cómo se puede usar Teach para apoyar a los profesores y mejorar sus prácticas de enseñanza. Este blog tiene como objetivo abordar estas materias. Si tiene más preguntas, visite nuestra página web o escríbanos a [email protected].

Teach: Abordando la crisis de aprendizaje, aula por aula

Ezequiel Molina's picture
Also available in: French | English | Portuguese | Arabic



A pesar del enorme progreso realizado en lograr que haya más niños en el aula, nos encontramos en medio de una crisis global de aprendizaje, donde un gran número de niños finalizan la educación primaria sin siquiera poseer las habilidades básicas de lectura, escritura y aritmética. ¿Qué explica este fenómeno?  Para responder esta pregunta, considere los siguientes ejemplos de aulas donde las posibilidades de éxito de los estudiantes son muy bajas.

Paraguay: Compartiendo los resultados de la primera evaluación censal de logros académicos para ayudar a las escuelas a mejorar

Diana Galeano Servian's picture
Esta página en: English
En 2015, el Ministerio de Educación y Ciencias de Paraguay implementó por primera vez una evaluación censal a través del Sistema Nacional de Evaluación del Proceso Educativo.

Una de nosotras – Diana – creció en Paraguay, pero nunca tuvo la oportunidad de tomar pruebas estandarizadas de ningún tipo durante su vida escolar en el país, ni tampoco conoce a ningún compatriota de su generación que las haya tomado. A raíz de las mudanzas frecuentes de su familia, ella tuvo que estudiar en diferentes escuelas y pudo observar de cerca las desigualdades existentes en la calidad educativa. Mientras que algunas escuelas a las que asistió no alcanzaban las metas de aprendizaje del currículo nacional, otras enseñaban mejor a los estudiantes. La calidad de la enseñanza y la gestión escolar determinan qué aprenden los estudiantes; desafortunadamente, la diferencia en la calidad educativa no es evidente para los estudiantes, familias, docentes, directores o supervisores escolares porque es difícil comparar el rendimiento académico entre estudiantes y escuelas de forma consistente.

Tecnología adaptativa para mejorar el aprendizaje de las matemáticas en República Dominicana

Juan Baron's picture
Esta página en: English


En el salón de clases, junto con sus compañeros de sexto grado, Yudeisy nos cuenta que a ella lo que más le gusta hacer durante el día es ver videos y tutoriales en YouTube. También le gusta usar la computadora y el celular porque puede ver videos de música, clips de influencers y entrevistas con sus artistas favoritos. Ella, junto con sus otros compañeros de sexto grado en una escuela pública primaria en Santo Domingo, han participado en un piloto durante los últimos cuatro meses para reforzar el aprendizaje de las matemáticas usando software adaptado al nivel de matemáticas de cada estudiante.

Potenciar las habilidades socioemocionales de los estudiantes en México

Pablo Peña's picture
Esta página en: English
El número y el alcance de las intervenciones destinadas a promover las habilidades socioemocionales continúan aumentando. Foto: Curt Carnemark / World Bank

Las habilidades socioemocionales (también llamadas habilidades no cognitivas, del carácter o interpersonales) han ocupado recientemente el centro del debate (PDF, en inglés) sobre cómo mejorar los resultados educativos. Cada vez hay más pruebas (PDF, en inglés) de que estas habilidades son tan importantes como la inteligencia para determinar el éxito académico y profesional. Existen algunas evidencias que indican que las habilidades socioemocionales pueden potenciarse.

La senda del éxito del sistema educativo de Finlandia

Jaime Saavedra's picture
Esta página en: English |  Français



Cuando los estudiantes finlandeses obtuvieron en el año 2001 los puntajes más altos en la prueba del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA) —pruebas de aprendizaje implementadas por la  OCDE, numerosas personas en el campo de la educación se sintieron intrigadas. ¿Cómo este pequeño país, que no se había caracterizado por lograr buenos resultados en el pasado, pudo situarse en la parte superior de la clasificación? Los mismos finlandeses se sorprendieron. Cuando los estudiantes finlandeses continuaron obteniendo puntajes por encima de lo esperado año tras año, educadores y líderes de todo el mundo comenzaron a ver al país como un ejemplo de lo que se debe hacer para crear sistemas educativos eficaces. No sólo los estudiantes logran sistemáticamente un alto desempeño, sino también las diferencias en el rendimiento académico entre alumnos y regiones son las más bajas en el mundo. Equidad con calidad.

El director hace la diferencia

Jaime Saavedra's picture
Esta página en: English
Los directores tienen que lidiar con los desafíos personales y académicos de cientos de estudiantes. (Foto: Sarah Farhat / Banco Mundial)​


Todas las escuelas son distintas. No hablo del edificio, del número de estudiantes, ni del enfoque pedagógico que siguen. Hablo del espíritu de la escuela. Al entrar a un buen colegio, uno a veces ve que todo está bien organizado y limpio. Los estudiantes se ven ocupados, y al mismo tiempo, felices. No necesariamente se observa disciplina estricta, idealmente, uno ve un caos organizado.

Cuando una escuela funciona bien, en gran medida se debe a que existe un buen director. El buen director establece una visión y objetivos para la escuela, y puede hacer de ella un espacio efectivo de desarrollo profesional y personal para los maestros, y un espacio de crecimiento, creatividad y descubrimiento para los alumnos.

Lograr que una escuela funcione bien es una tarea extremadamente compleja. Requiere que el director se constituya en un líder pedagógico de decenas de profesores, observándolos en el aula, monitoreando permanentemente su desempeño con sus alumnos y en su contribución al trabajo institucional. Así podrá el director desplegar las capacidades de su cuerpo docente de manera efectiva y darles apoyo en lo que necesiten. Requiere lidiar con cientos de estudiantes y sus retos personales y académicos; y con los padres de familia de esos estudiantes, que tienen sus propias expectativas sobre la escuela. Además, debe lidiar con los retos burocráticos, administrativos y financieros para hacer funcionar la institución. 

Tarea pendiente: maestros que inspiren

Jaime Saavedra's picture
Esta página en: English | Français
Jaime, con profesores que dedican sus vidas a la educación de alumnos con necesidades especiales en el Colegio de la Corporación Municipal del Campo Transitorio de Dharabi (Mumbai, India). (Photo: Marcela Gutierrez Bernal / World Bank)

El miércoles pasado se lanzó el Informe sobre el desarrollo mundial 2018: Aprender para hacer realidad la promesa de la educación. El mundo enfrenta una crisis de aprendizaje. En muchos países del mundo en desarrollo, los aprendizajes son insuficientes, las oportunidades de aprendizaje son desiguales, y el progreso es todavía muy lento. ¿Qué se necesita? Que los estudiantes lleguen a la escuela habiendo tenido una nutrición y un estímulo adecuado durante los primeros años de vida; escuelas bien administradas que generen un entorno conducente al aprendizaje; insumos adecuados para que esas escuelas operen de manera efectiva; y, lo más importante, maestros motivados y bien preparados.

Y es que hoy, en el siglo XXI, con la revolución de las comunicaciones y la tecnología, el elemento esencial para lograr un aprendizaje efectivo en el aula sigue siendo el maestro. Como se discute en el informe, la tecnología puede facilitar el proceso de aprendizaje, ayudando, por ejemplo, a que en el aula estudiantes con distintos niveles de competencia tengan el estímulo que necesitan para avanzar. Pero esto simplemente complementa a un maestro que debe de saber utilizar la tecnología. 

Tres ingredientes para sostener una reforma educativa

Jaime Saavedra's picture
Esta página en: English | Français
 
"Para que se lleve a cabo el aprendizaje y los valores sean cultivados en las aulas, los maestros y directores deben tener una mentalidad de excelencia", dice Jaime Saavedra
"Para que se lleve a cabo el aprendizaje y los valores sean cultivados en las aulas, los maestros y directores deben tener una mentalidad de excelencia", dice Jaime Saavedra, director senior de la Práctica Global de Educación del Banco Mundial. (Foto: Banco Mundial)


En casi todo el mundo en desarrollo, la inversión en educación se ha traducido en un aumento acelerado de la cobertura educativa. Pero en la mayor parte de los casos, esta inversión no ha tenido todavía un impacto importante en los aprendizajes. Más que una crisis de escolaridad, hoy en día enfrentamos una crisis de aprendizajes. A pesar de las notorias mejoras en países como Vietnam, Colombia o Perú, millones de niños salen de la escuela cada día sin saber leer un párrafo o hacer una resta simple de dos dígitos.

Pages