Syndicate content

Add new comment

Teach: Abordando la crisis de aprendizaje, aula por aula

Ezequiel Molina's picture
Also available in: French | English | Portuguese | Arabic



A pesar del enorme progreso realizado en lograr que haya más niños en el aula, nos encontramos en medio de una crisis global de aprendizaje, donde un gran número de niños finalizan la educación primaria sin siquiera poseer las habilidades básicas de lectura, escritura y aritmética. ¿Qué explica este fenómeno?  Para responder esta pregunta, considere los siguientes ejemplos de aulas donde las posibilidades de éxito de los estudiantes son muy bajas.

En Kabul, Afganistán, un docente comienza la clase leyendo el objetivo de aprendizaje. Luego, les pide a distintos estudiantes, uno detrás de otro, que relean en voz alta la misma información. Más de 20 minutos se dedican a esta actividad.
 
En Dar es Salam, Tanzania, los estudiantes son dejados sin supervisión y sin una actividad de aprendizaje durante los primeros 20 minutos de la clase. Cuando el docente llega, les pide a los estudiantes que resuelvan de forma independiente 36+19. Durante este tiempo, el docente se sienta en su escritorio. Luego de 10 minutos, le pide a un estudiante que resuelva el problema. Cuando el estudiante no puede resolverlo, el docente le pide a otro estudiante que lo haga.
 
En Rawalpindi, Pakistán, una docente les pide a los estudiantes que dividan 4 por 2. La docente les da a los estudiantes alrededor de 5 minutos para resolver el problema de forma independiente, antes de pedirle a un estudiante que lo resuelva en la pizarra. Luego de que el estudiante resuelve correctamente el problema, la docente lo borra de la pizarra y les pide a 5 estudiantes más, uno detrás de otro, que resuelvan exactamente el mismo problema otra vez.
 
Estos no son ejemplos aislados. Existe un creciente número de estudios que sugiere que la crisis de aprendizaje es esencialmente, la crisis de enseñanza (ver evidencia de Afganistán, Filipinas, África Subsahariana, y Latinoamérica). Los docentes juegan un rol crítico en ayudar a los estudiantes a aprender (ver evidencia de India, Pakistán y Uganda). Sin embargo, las características de los docentes, tales como educación formal, años de experiencia (más allá de los primeros dos años), habilidades cognitivas y el desempeño en el examen de ingreso a la profesión, sólo explican una pequeña fracción de la variación en el aprendizaje de los estudiantes.

Investigaciones en Chile, Ecuador y Ghana destacan el rol crucial que juegan las prácticas docentes en explicar los resultados del aprendizaje de los estudiantes. A pesar de su importancia, países de bajos y medianos ingresos raramente miden las prácticas docentes, lo que se debe en parte a la falta de instrumentos de observación de aula adecuados y a los altos costos de transacción asociados a su administración.

Teach es un instrumento de observación de aula de acceso libre y gratuito que abre una ventana a lo que sucede en el aula.

Teach tiene múltiples características que lo hacen único. Teach es el primer instrumento que considera no sólo el tiempo de instrucción dedicado al aprendizaje, sino que aún más importante, la calidad de las prácticas docentes. Teach también captura las prácticas que fomentan las habilidades cognitivas de los niños y - por primera vez - las habilidades socioemocionales. Por último, Teach fue desarrollado teniendo en mente a países de bajos y medianos ingresos, y puede ser adaptado a diferentes contextos.
 
El manual del observador de Teach entrega un lente a través del cual los observadores pueden obtener una imagen objetiva de lo que sucede en el aula. El manual incluye una descripción detallada del protocolo de asignación de puntajes de Teach, lo cual incluye métricas de calidad de enseñanza y ejemplos de la vida real. Está disponible en español
inglés, francés, portugués y próximamente en Árabe. Este resumen entrega una perspectiva general de lo que es Teach, cómo se diferencia de otros instrumentos, y sintetiza el proceso de desarrollo y validación.
 
El equipo Teach rigurosamente investigó, revisó y piloteó las distintas iteraciones del instrumento durante un período de dos años. Este artículo – Evidence-Based Teaching (en inglés)– entrega las bases teóricas y empíricas para el contenido del instrumento. Teach fue aplicado en más de 1.000 aulas en Mozambique, Pakistán, Filipinas y Uruguay, y fue testeado con videos globales de 12 países de bajos y medianos ingresos. Análisis de los datos de la capacitación indican que después de sólo 4 días, casi un 90% de los participantes aprobaron el Examen de Confiabilidad de Teach, lo que incluía codificar 3 videos de forma confiable. Esto significa que, por cada video, al menos 80% del tiempo los participantes asignaron puntajes que estaban a no más de 1 punto de los códigos maestros (los cuales son codificados por expertos en Teach). Esto fue logrado por observadores locales con niveles de educación comparable al ciudadano promedio de cada uno de sus países y sin experiencia previa en realizar observaciones de aula.  Los observadores también tienen altos niveles de confiabilidad interna en el aula. Resultados de 845 escuelas en Pakistán muestran que parejas de observadores 97% del tiempo estuvieron a no más de 1 punto respecto de los puntajes del otro y 87% del tiempo, estuvieron a menos de medio punto. Finalmente, existe una asociación entre docentes que muestran prácticas efectivas, medidas por Teach, y estudiantes que logran mejores resultados de aprendizaje. Para aprender más sobre ello, vea este artículo– Measuring Teaching Practices at Scale (en inglés). 
 
Teach tiene un diseño centrado en el usuario e incluye un conjunto de recursos complementarios que ayudan a los usuarios a utilizar Teach en contextos nuevos. Un detallado  manual de capacitación, programas de limpieza de datos automatizado y análisis, y una plantilla de informe son algunos de los productos incluidos en este paquete de recursos. Este resumen entrega detalles adicionales sobre el cronograma, los costos, y el proceso de implementación de Teach.
 
Teach está destinado a ser utilizado como un instrumento de diagnóstico y para desarrollo profesional. Como un instrumento de diagnóstico, Teach ayuda a los gobiernos a supervisar la efectividad de sus políticas públicas para mejorar las prácticas docentes. Como instrumento de desarrollo profesional, Teach puede ayudar a identificar las fortalezas y debilidades de los docentes.
 
Teniendo en cuenta las necesidades de contextos de bajos y medianos ingresos, nuestra visión es revolucionar cómo los sistemas educacionales supervisan y mejoran la calidad de enseñanza. Revíselo y cuéntenos qué le parece. Si tiene preguntas sobre Teach o ideas para colaborar, contáctenos a [email protected].
 
Los invitamos a participar el 31 de enero a las 10:00 AM EST para el lanzamiento de La Plataforma Global para Docentes Exitosos, que incluye el documento estratégico “Docentes Exitosos, Estudiantes Exitosos” sobre cómo garantizar que en todas las salas de clase haya maestros competentes, capacitados y motivados y el lanzamiento de Teach. Regístrese aquí si está interesado en venir en persona. Si no está basado en Washington, DC, el evento se transmitirá en vivo con traducción simultánea aquí.