Syndicate content

Add new comment

¡La juventud tiene las respuestas!

Mary Ongwen's picture
Also available in: English | العربية | Français

A woman walks down a busy street in Nepal

Bastó una invitación para abrir las compuertas. Más de 1.200 jóvenes de Asia meridional (i) respondieron a nuestro llamado y compartieron ideas sobre cómo poner fin a la violencia de género en la región. Los jueces tuvieron la difícil tarea de escoger a los 10 ganadores (i) de entre alrededor de 60 finalistas, pero llegaron muchas más fabulosas soluciones. Aquí están algunas de mis favoritas que no fueron seleccionadas.


 
Para algunos, 140 caracteres no fueron suficientes. Sabían qué se debe hacer y nos hablaron en profundidad de eso.
 
Existe una gran necesidad de crear conciencia y de educar a los hombres de nuestra sociedad. Debe provenir de la base; a ellos se les debe enseñar desde el principio que las mujeres merecen respeto, de modo que crezcan para ser mejores padres, hijos o maridos.
— Pallak Arora, India.
 
Aunque la competencia estaba limitada a jóvenes de entre 18 y 25 años de Asia meridional, recibimos también respuestas de personas mayores y de otros países.
 
“Respetar a las mujeres” debería estar impreso en todos los artículos domésticos, desde la bolsa de leche, el paquete de cigarrillos, la caja de fósforos, la crema dental, el agua mineral hasta los condones.
— Rajib Roy, 46 años, India.
 
Para que las leyes contra la violencia tengan rápido impacto, eduquen a las mujeres con el fin de que sean fuertes económica y socialmente; que tengan buena salud; que estén conscientes de sus derechos.
— Naresh Priyadarshi, 43 años, India.
 
Me inspiró el entusiasmo con el que los participantes abordaron el tema del fin de la violencia de género. Las propuestas ofrecieron un papel para cada individuo en la sociedad, con temas similares en los siete países. Muchos de los mensajes les pidieron a los padres que inculcaran los valores correctos en los niños a una edad en que son fáciles de impresionar y a los Gobiernos que mejoraran el sistema educativo para proporcionar igualdad de derechos a niños y niñas. A los hombres se les pidió respetar a las mujeres.
 
 Las mujeres son tu madre, hermana, esposa, pariente, y, por último, son humanas como tú. Si quieres que otros las respeten, respétalas tú, y ayúdalas a desarrollarse.
— Anónimo, Afganistán.
 
Se animó a las mujeres a que fortalezcan sus voces y que tomen conciencia de sus derechos a la educación, la igualdad y un trato justo.
 
La mejor opción aplicable es dejar que las mujeres de Asia meridional se valgan por sí mismas y crear oportunidades de negocios. Solamente se necesitan conocimientos sobre el mercado.
— Zabihullah Buda, Afganistán.
 
Se instó a los Gobiernos a proteger a sus ciudadanos contra la injusticia social, castigar a los transgresores de la ley y crear empleos para los jóvenes.
 
La correcta puesta en práctica de la ley y de los derechos humanos por parte de los Gobiernos puede proteger a las mujeres y reducir la violencia de género.
— Md. Saiful Islam, Bangladesh.
 
Se llamó a las organizaciones no gubernamentales y a la sociedad civil a que proporcionen ambientes seguros para las víctimas y que organicen campañas de concienciación.
 
Protagonistas del cambio, vayan puerta a puerta y cerciórense de que las mujeres y los niños están seguros y viviendo una vida sana y sin violencia de género.
— Jahanzaid Javed, Pakistán.
 
Muchos de los participantes también citaron el papel de la industria del entretenimiento al retratar a las mujeres y su valor, lo que afecta la visión sobre ellas en la sociedad.
 
El retrato de las mujeres en los medios y el lenguaje para referirse a ellas no deberían tener un carácter sexista que degrade a las mujeres.
— Mittal Chauhan, India.
 
La existencia de buenos modelos en la sociedad dejaría una impresión positiva.
 
Si existieran suficientes funcionarios civiles, políticos, deportistas, estrellas de cine y otras celebridades importantes que condenaran públicamente la violencia de género…
— Nadhiya Najab, Sri Lanka.
 
Las brillantes ideas que presentaron los jóvenes participantes muestran el poder de la nueva generación para ayudar a que no exista violencia de género en Asia meridional.
 
Los mensajes ganadores serán exhibidos durante una mesa redonda sobre violencia de género (i) el 18 de abril, con ocasión de las Reuniones de Primavera del Banco Mundial.