Syndicate content

Enero 2012

Colombia: desplazadas tejen su futuro con simples máquinas de coser

Ana Revenga's picture

Also available in English

Mujeres desplazadas en Colombia

Imagínate que un día tienes que salir de tu hogar sólo con lo que llevas puesto. Ya no tienes casa, tierra, bienes, trabajo, amigos. Y no puedes regresar. Lo único que te queda es tu voluntad de sobrevivir y proteger a tu familia. Llegas a una nueva ciudad a empezar de cero. Se te cae el mundo encima. Te das cuenta que has perdido doblemente: ya perdías como mujer, y ahora pierdes como desplazada.

Esta es la experiencia que viven millones de mujeres desplazadas en Colombia, algunas de las cuales conocimos en la Fundación para el Desarrollo y el Progreso (FUNDESPRO) en Bogotá. La organización trabaja con el gobierno nacional en asistir a víctimas, especialmente mujeres, del conflicto civil colombiano –una iniciativa que, como muchas similares en el resto del país, el Banco Mundial respalda a través del Programa de Paz y Desarrollo.

Haití: La atención a la salud materna e infantil sigue en pañales

Marie Chantal Messier's picture

Also available in English 

Foto: Anne Poulsen

La historia de Nelta no es inusual en el Haití de hoy. Hace unos meses, ella dio a luz a su segundo hijo, Jasmine, en su modesto hogar ubicado en Jacmel, 50 km al sur de Puerto Príncipe.

De manera inesperada, sus contracciones comenzaron a los siete meses de embarazo, pero vivía muy lejos de la clínica como para poder llegar a tiempo para el parto. Jasmine nació de manera prematura y con bajo peso.

Haití: signos palpables de progreso, dos años después del terremoto

James Martone's picture

Disponible en: English, Português

Milome Brilliere Elementary now has walls and a roof after the old school totally collapsed in the 2010 quake

Hace doce meses, la escuela primaria Milome Brilliere en Puerto Príncipe seguía operando desde una estructura precaria hecha de lona y maderas viejas. Cuando estuvimos de visita hace unas semanas —parte de una misión para registrar el progreso alcanzado en la reconstrucción de Haití— se habían levantado nuevas paredes de cemento y finalmente contaba con un techo permanente.

Clémont Renold, un padre desempleado de tres hijos, se nos acercó y dijo: "Es un gran alivio", en alusión a la nueva escuela y del esfuerzo internacional por mejorar el sistema educativo de Haití.