Syndicate content

Enero 2014

¿Por Qué Hoy la Corrupción no es Tanto un Tabú Como Hace un Cuarto de Siglo?

Augusto Lopez-Claros's picture

A aquellos de nosotros que nos han interesado los actos de corrupción durante la mayor parte de nuestras carreras, no nos cabe duda que en algún momento a fines de los años ochenta y principios de los noventa cambió la manera de pensar dentro de la comunidad del desarrollo respecto a la importancia de la corrupción en el proceso de desarrollo. Este cambio fue vacilante al comienzo; durante un tiempo la continua reticencia a enfrentar un tema que se considera tiene una gran dimensión política coexistió con crecientes alusiones a la importancia del “buen gobierno” para fomentar un desarrollo exitoso.

¿Cuáles fueron los factores que contribuyeron a esta evolución? Uno que me viene rápido a la mente esta vinculado con la caída del muro de Berlín y el consiguiente colapso de la planificación centralizada como una alternativa supuestamente viable al libre mercado. Fue obvio que deficiencias institucionales generalizadas, incluyendo una perniciosa combinación de autoritarismo (esto es, falta de rendición de cuentas) y de corrupción, condujeron al desplome de este tipo de planificación más que la adopción de políticas monetarias inadecuadas.

La desigualdad no es un caso perdido, pero se necesita un plan

Jim Yong Kim's picture

Davos, Suiza.  Cuando hablamos de temas particularmente difíciles en el Grupo del Banco Mundial, siempre le hago a mi equipo una pregunta simple: ¿cuál es el plan?

Si tienen un plan, la siguiente consulta que hago es si este es lo suficientemente serio como para estar acorde con la magnitud del problema. Aquí, en el Foro Económico Mundial en Davos, (i) entre los principales temas que debemos abordar es uno extraordinariamente complejo: ¿cómo podemos reducir la creciente disparidad en los ingresos en todo el mundo? Esta ha adquirido enormes proporciones, pero mi pregunta para el personal del Banco Mundial y la gente aquí en Davos es la misma: ¿cuál es el plan para disminuir la desigualdad en los ingresos (i) a nivel mundial?

Se necesita un liderazgo pragmático en materia de energía, alejado de los combustibles fósiles y dirigido hacia las bajas emisiones de carbono

Rachel Kyte's picture

Beijing Smog. Ilya Haykinson/Flickr Creative CommonsAhora mismo, mientras lee esto, dondequiera que esté, nos encontramos en un terreno desconocido. Nuestra población de 7100 millones será de más de 9000 millones en 2050. Nuestras crecientes cifras y aspiraciones de una prosperidad compartida, vienen de la mano de una mayor demanda de energía para los hogares, las empresas, la industria y el transporte. Nuestra continua dependencia de los combustibles fósiles está generando contaminación y una cantidad peligrosamente alta de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI): el verano pasado, la concentración de CO2 en la atmósfera (i) superó los niveles observados en 3 millones de años. (i)
 
Si estuvo en Beijing la semana pasada, habrá sentido el impacto directamente en sus pulmones: apenas habían transcurrido 16 días del nuevo año y la ciudad se despertó con su primer “airpocalypse” (i) (apocalipsis del aire) de 2014, el último de una serie de jornadas con niveles peligrosamente altos de smog. El alcalde de Beijing anunció (i) ese mismo día medidas para reducir el uso del carbón en 2,6 millones de toneladas, prohibir los vehículos altamente contaminantes y disminuir la quema de carbón en el área metropolitana.

Para enfrentar sida y pobreza es vital empoderar a mujeres y niñas

Jeni Klugman's picture

Este blog está también disponible en: Inglés

“No puedes comer un dulce con el envoltorio”, les dijeron jóvenes sudafricanos a los investigadores de un reciente estudio del Banco Mundial, (i) explicando por qué se niegan a usar condones a pesar del alto y conocido riesgo de contraer el VIH. A menudo los hombres no consideran a los preservativos como algo varonil, y las mujeres no se sienten capaces de insistir.
 
¿Qué significa esto? Una encuesta Gallup de 2011 realizada en 19 países de África al sur del Sahara, (i) región donde viven más de dos tercios de la población del mundo infectada con el VIH, descubrió que la mayoría de los adultos sabe cómo prevenir la propagación del virus. Pero, aunque el 72% estuvo de acuerdo que las personas siempre deben utilizar condones cuando tienen relaciones sexuales, solo el 40% dijo que alguna vez los había usado.

Tras los activos robados de Túnez: El balance de los últimos tres años

Jean Pierre Brun's picture
Este blog está también disponible en: Inglés

El 14 de enero de 2011, el presidente de Túnez, Zine El Abidine Ben Ali, huyó a Arabia Saudita tras el levantamiento popular contra su régimen que lo mantuvo en el poder durante 24 años. Se trató del primer jefe de Estado que fue derribado de su cargo durante la Primavera Árabe, el movimiento de descontento social contra las autocracias de larga data en la región. Después de su salida forzada, el Gobierno tunecino interino acusó al expresidente de lavado de dinero y tráfico de drogas, y envió solicitudes internacionales para lograr su detención y el congelamiento de los activos que supuestamente robó. En 2011, Ben Ali fue condenado en ausencia a cadena perpetua por incitar a la violencia y el asesinato, y también fue declarado culpable (junto con su esposa) de robo a gran escala.

Han pasado tres años, pero los esfuerzos por descubrir sus activos continúan y no han dado frutos de manera completa, planteando la inquietud si las medidas adoptadas contra la impunidad tienen un impacto real. ¿Significa esto que las autoridades tunecinas y la comunidad internacional han fracasado en su búsqueda de justicia?

Estancada por largo tiempo, la economía mundial se pone en marcha de nuevo

Jim Yong Kim's picture


La economía mundial está saliendo finalmente de la crisis financiera. A nivel mundial, el crecimiento estimado fue de 2,4 % en 2013, y se espera que aumente a 3,2 % este año. Esto se debe en gran parte a un mejor desempeño de los países de ingreso alto. Se pronostica que las economías avanzadas registren un crecimiento récord de 1,3 % en el año que acaba de terminar, y que luego aumente a 2,2 % en 2014. Mientras tanto, es probable que los países en desarrollo crezcan 5,3 % este año, lo que representa un incremento del crecimiento estimado de 4,8 % en 2013.

La economía mundial puede ser vista como un avión bimotor que voló por cerca de seis años con un solo motor: el mundo en desarrollo. Finalmente, el otro motor –los países de ingreso alto– que estaba detenido se puso en marcha. Este cambio, que se detalla en el informe Perspectivas económicas mundiales 2014  del Banco Mundial, dado a conocer el martes pasado, significa que las naciones en desarrollo ya no son el impulsor principal de la economía mundial. Si bien es posible que hayan terminado los días de auge de mediados de la década de 2000, el crecimiento en el mundo emergente se mantiene muy por encima de los promedios históricos.
 
Los países de ingreso alto siguen enfrentando importantes desafíos, pero el panorama ha mejorado. Varias economías avanzadas aún tienen grandes déficits, pero algunas de ellas han adoptado estrategias a largo plazo para poder controlarlos sin impedir el crecimiento.

También hay un optimismo cauteloso en torno a la zona del euro, donde el crecimiento se recuperó a mediados de 2013, y probablemente se expanda un 1,1 % en 2014 tras dos años de recesión. Teniendo en cuenta las dificultades de Europa en los últimos seis años, incluso un crecimiento modesto transmite un mensaje de esperanza. En Estados Unidos, a pesar de un informe decepcionante sobre el empleo en diciembre, la gran mayoría de los datos económicos parecen sólidos, y esperamos que el crecimiento aumente de 1,8 % en 2013 a 2,8 % este año.

Transformando el transporte para ciudades más prósperas e inclusivas

Jose Luis Irigoyen's picture
Este blog está también disponible en: Inglés

Los líderes del transporte, desarrollo y, por primera vez, del sector empresarial se reunirán esta semana en Transforming Transportation (Transformar el Transporte) en la ciudad de Washington.
 
Las ciudades son los motores del crecimiento económico en el mundo. Sin embargo, muchas deben recorrer un largo camino cuando se trata de garantizar a los ciudadanos el acceso seguro y asequible a sus puestos de trabajo, educación y salud, en parte porque sus sistemas de transporte son inadecuados e insostenibles. Esta debilidad es visible en las barriadas llenas de gente y en los penosos desplazamientos en las ciudades que no proporcionan opciones económicas de transporte.

Las consecuencias del envejecimiento de 500 millones de latinoamericanos

Michele Gragnolati's picture

Las consecuencias del envejecimiento de la población de América Latina

En América Latina el número de aquellos en edad de trabajar es más numeroso que nunca: un 65% de una población estimada en 500 millones de personas.

​​En este video, Michele Gragnolati, experto en desarrollo humano del Banco Mundial, advierte que la mejor manera de aprovechar este abundante capital humano es generar empleos de calidad, y ahorrar, para que así la región pueda hacer frente al inevitable envejecimiento de su población.

Lecciones que aprendí construyendo viviendas compartidas en Puerto Prí­ncipe

Lora Vicariot's picture

Delmas 32 es una maraña de estrechos callejones, caracterizada por viviendas descuidadas y estructuras precarias. Lenta pero inexorablemente, esta comunidad ha estado tratando de abrirse camino tras el terremoto de 2010; pilas de arena, escombros, ladrillos y barras de acero apuntando al cielo son un recordatorio constante del trabajo pendiente.

Cómo dar empleo a 865 millones de mujeres

Nasim Novin's picture


Me reuní con mi amiga Asma'a una noche en un conocido café de El Cairo con vistas al Nilo. Como muchas jóvenes egipcias que conocí ese verano, Asma'a era inteligente, emprendedora, y estaba desempleada. Desde que se obtuvo un título en Derecho, había postulado en vano a un sinnúmero de trabajos, pero no había renunciada a encontrar un empleo en la carrera que estudió. Estaba particularmente molesta esa noche porque sus padres le habían prohibido aceptar un trabajo de camarera, ya que consideraban que era moralmente inapropiado. Sintiéndose cada vez más desesperada, Asma'a dijo que estaría dispuesta a aceptar cualquier empleo solo para poder trabajar.


Pages