Syndicate content

China

Los jóvenes pueden ser agentes de cambio para frenar la corrupción en América Latina

Ledda Macera's picture
En el mundo del desarrollo, se ve a menudo a los niños como víctimas impotentes de la pobreza, del hambre y de la desigualdad social, pero las investigaciones sugieren que con frecuencia los jóvenes pueden ser fuerzas poderosas para producir cambios. Desde la prevención de enfermedades y mejores hábitos higiénicos, la información que se les entrega a los niños en la escuela —y a través de las redes sociales y de otros medios— muchas veces se transfiere después a los padres, a los hogares e incluso a las comunidades, alentando con ello un cambio positivo desde la base. ¡Y, afortunadamente, parece que los expertos del desarrollo se están “contagiando”!
 
 © Curt Carnemark / Banco Mundial
Una alumna de escuela primaria en Mexico. Foto: © Curt Carnemark / Banco Mundial

La empresaria china Yang Lan pregunta cómo ayudar a los que no tienen

Donna Barne's picture

La pobreza puede estar disminuyendo, pero 1000 millones de personas todavía viven en la pobreza extrema. La desigualdad está creciendo en todas partes. ¿Qué está haciendo el Grupo Banco Mundial al respecto?

El presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, y el primer economista del Grupo Banco Mundial, Kaushik Basu, ofrecieron algunas respuestas durante la charla Generar prosperidad compartida en un mundo desigual con la empresaria china de medios de comunicación Yang Lan, que fue transmitida en vivo en el marco de la apertura de las Reuniones Anuales.

Izquierda: Joseph Jeune antes de recibir tratamiento para las infecciones de VIH, sida y tuberculosis en marzo de 2003. Derecha: Joseph Jeune después de recibir el mismo tratamiento en septiembre de 2003. (Foto: David Walton, Partners In Health).

Los economistas y sus números favorito a pedido

Michelle Pabalan's picture

Esto es para alguien que nunca no se ha sentido frustrado con los números, incluyéndome a mí.
 
Poco antes de entrar a la universidad, mis padres me preguntaron qué quería estudiar. Les respondí vagamente que “cualquier carrera que no tuviera matemáticas”. Incluso durante mis estudios de posgrado, opté a propósito por un área en la que el plan de estudios tuviera menos de esa materia. La ironía es que ahora trabajo en el Grupo del Banco Mundial, donde el “idioma” principal son los números. Pero hay buenas noticias, no solo para los principiantes como yo, sino para todos: las cifras pueden ser fascinantes, reveladoras e incluso entretenidas.
 
“Mi número favorito” es una serie en YouTube que muestra  cómo los dígitos pueden ser un aporte único al desarrollo mundial y a la humanidad. Los economistas del Grupo del Banco Mundial comparten sus experiencias acerca de sus números favoritos, reafirmando con su genialidad (y humor) que estos son cruciales en la vida cotidiana. Los videos exponen que los economistas no tienen que ver solo con números. Ellos añaden entusiasmo y perspectivas personales a los temas que son relevantes para el mundo. 
 
Los dos primeros capítulos fueron videos de Rachel Kyte, vicepresidenta y enviada especial para el Cambio Climático, y Kaushik Basu, primer economista y primer vicepresidente del Banco Mundial [Blogs relacionados].

Nos alegra presentar el más reciente capítulo de la serie, en el cual aparece el economista jefe para la región de Asia oriental y el Pacífico del Banco Mundial, Bert Hofman. Su número favorito es el 7, el objetivo indicativo de crecimiento del duodécimo Plan Quinquenal de China.  Una meta como esta permitiría un crecimiento más equilibrado y sostenible, lo cual es positivo tanto para China como para el mundo.

Los pobres, el Banco y los objetivos de desarrollo del milenio posteriores a 2015

José Cuesta's picture



Algo está cambiando

 
Hace 15 años, la comunidad internacional creó los objetivos de desarrollo del milenio, que incluyen la reducción de la pobreza extrema a la mitad, a través de un proceso que se llevó a cabo a puertas cerradas, principalmente en Nueva York. Pocos años antes, el Banco Mundial había elaborado de manera similar en la ciudad de Washington las directrices de la estrategia de reducción de la pobreza para los países pobres muy endeudados.
 
Afortunadamente, este enfoque ha cambiado.

Audaces medidas para las ciudades de China

Sri Mulyani Indrawati's picture
También disponible en: English | 中文

Foto cortesía de Li Wenyong

Se espera que en 2030 más de 300 millones de chinos se hayan mudado a las ciudades. Para entonces, el 70 % vivirá en entornos urbanos. Dado el tamaño de China, significa que 1 de cada 6 habitantes urbanos en todo el mundo será de este país. Los desafíos que conlleva ese cambio demográfico ya son visibles y bien conocidos, en China y más allá.

Cómo un estudiante en China descubre la gran reserva de datos de libre acceso

Dong Yang's picture

Por Dong Yang El autor es alumno de primer año de doctorado en la Universidad de la Academia de Ciencias de China. Su carrera es Administración Pública.

William Shakespeare escribió una vez que “existen mil Hamlets frente a los ojos de mil personas”. Del mismo modo, diferentes individuos interpretan de manera distinta las bases de datos. Algunos  creen que es un tipo de servicio personalizado,  unos piensan que es un servicio de valor agregado, mientras que otros lo ven como un servicio orientado hacia la búsqueda de soluciones. Para nosotros que somos estudiantes, las bases de datos son esenciales para nuestras tareas de investigación.

China y los mercados emergentes: Es como montar caballos salvajes

Otaviano Canuto's picture


Hace un mes, hablé de algunos riesgos importantes para un ligero repunte en la economía mundial en 2014. Esos riesgos, entre los cuales estaban las preocupaciones acerca de una desaceleración del crecimiento de China y los problemas del sistema bancario paralelo en este país, ya han pasado a primer plano, al aproximarse el comienzo del Año del caballo (i) el viernes pasado.
 
La percepción de que los riesgos son mayores para China ha agregado otra vulnerabilidad potencial, como demuestra una nueva ronda de flujos de capital procedente de mercados emergentes en las últimas semanas, parecida a la del verano último. (i) Si bien los rendimientos de los bonos a 10 años del Tesoro de Estados Unidos han bajado un poco desde diciembre, a pesar del inicio del retiro gradual de estímulos financieros de la Reserva Federal, las noticias del debilitamiento de la producción industrial china han acelerado el proceso continuo en curso de reducción de la exposición de las carteras mundiales a los mercados emergentes en general, en favor de las economías avanzadas. Los acontecimientos políticos y/o económicos idiosincráticos también fueron importantes en casos específicos (Turquía, Ucrania, Sudáfrica y Argentina), pero el hecho de que países con mercados con liquidez y condiciones menos fluidas (como México, Polonia y Malasia) además sufrieran alguna venta repentina de activos indica que un alcance mucho más amplio está en juego.

Se necesita un liderazgo pragmático en materia de energía, alejado de los combustibles fósiles y dirigido hacia las bajas emisiones de carbono

Rachel Kyte's picture

Beijing Smog. Ilya Haykinson/Flickr Creative CommonsAhora mismo, mientras lee esto, dondequiera que esté, nos encontramos en un terreno desconocido. Nuestra población de 7100 millones será de más de 9000 millones en 2050. Nuestras crecientes cifras y aspiraciones de una prosperidad compartida, vienen de la mano de una mayor demanda de energía para los hogares, las empresas, la industria y el transporte. Nuestra continua dependencia de los combustibles fósiles está generando contaminación y una cantidad peligrosamente alta de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI): el verano pasado, la concentración de CO2 en la atmósfera (i) superó los niveles observados en 3 millones de años. (i)
 
Si estuvo en Beijing la semana pasada, habrá sentido el impacto directamente en sus pulmones: apenas habían transcurrido 16 días del nuevo año y la ciudad se despertó con su primer “airpocalypse” (i) (apocalipsis del aire) de 2014, el último de una serie de jornadas con niveles peligrosamente altos de smog. El alcalde de Beijing anunció (i) ese mismo día medidas para reducir el uso del carbón en 2,6 millones de toneladas, prohibir los vehículos altamente contaminantes y disminuir la quema de carbón en el área metropolitana.

Estancada por largo tiempo, la economía mundial se pone en marcha de nuevo

Jim Yong Kim's picture


La economía mundial está saliendo finalmente de la crisis financiera. A nivel mundial, el crecimiento estimado fue de 2,4 % en 2013, y se espera que aumente a 3,2 % este año. Esto se debe en gran parte a un mejor desempeño de los países de ingreso alto. Se pronostica que las economías avanzadas registren un crecimiento récord de 1,3 % en el año que acaba de terminar, y que luego aumente a 2,2 % en 2014. Mientras tanto, es probable que los países en desarrollo crezcan 5,3 % este año, lo que representa un incremento del crecimiento estimado de 4,8 % en 2013.

La economía mundial puede ser vista como un avión bimotor que voló por cerca de seis años con un solo motor: el mundo en desarrollo. Finalmente, el otro motor –los países de ingreso alto– que estaba detenido se puso en marcha. Este cambio, que se detalla en el informe Perspectivas económicas mundiales 2014  del Banco Mundial, dado a conocer el martes pasado, significa que las naciones en desarrollo ya no son el impulsor principal de la economía mundial. Si bien es posible que hayan terminado los días de auge de mediados de la década de 2000, el crecimiento en el mundo emergente se mantiene muy por encima de los promedios históricos.
 
Los países de ingreso alto siguen enfrentando importantes desafíos, pero el panorama ha mejorado. Varias economías avanzadas aún tienen grandes déficits, pero algunas de ellas han adoptado estrategias a largo plazo para poder controlarlos sin impedir el crecimiento.

También hay un optimismo cauteloso en torno a la zona del euro, donde el crecimiento se recuperó a mediados de 2013, y probablemente se expanda un 1,1 % en 2014 tras dos años de recesión. Teniendo en cuenta las dificultades de Europa en los últimos seis años, incluso un crecimiento modesto transmite un mensaje de esperanza. En Estados Unidos, a pesar de un informe decepcionante sobre el empleo en diciembre, la gran mayoría de los datos económicos parecen sólidos, y esperamos que el crecimiento aumente de 1,8 % en 2013 a 2,8 % este año.


Pages