Syndicate content

México

Las políticas de vivienda que cambian las vidas de los latinoamericanos

Luis Triveno's picture

También disponible en: English

Para mejorar el acceso a la vivienda en las zonas urbanas, desde los años ochenta varios países de América Latina han decidido apostar por los subsidios para la cuota inicial de la compra de una vivienda nueva. ¿Han funcionado? ¿Han llegado a las familias que más lo necesitan? ¿Podrán utilizarse para promover la renovación urbana que tanto necesitan nuestras ciudades?

Para responder estas preguntas e intercambiar experiencias, los funcionarios precisamente a cargo de diseñar e implementar políticas de vivienda en 8 países de América Latina (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, México, Paraguay y Perú) se reunieron recientemente en Washington DC con representantes del Banco Mundial, Cities Alliance, The Urban Institute y del Programa de Housing Finance de Wharton.

No existe una solución fácil para el problema de la deserción escolar

Rafael de Hoyos's picture

También disponible en: English

Adolecentes en la escuela. © Banco Mundial


Cuando me incorporé al Ministerio de Educación de México en 2008, uno de los primeros desafíos que enfrenté fue determinar políticas eficaces para reducir las tasas de deserción en la escuela secundaria superior (en los grados décimo, undécimo y duodécimo). Después de ocho años, y de realizar dos ensayos controlados aleatorios, numerosos talleres y varios estudios de diagnóstico, sigo sin tener una respuesta precisa.

¿Cómo gestionar el sector de las industrias extractivas? ¡Hay un libro para ello!

Håvard Halland's picture

También disponible en: English

© Cor Laffra
Foto: © Cor Laffra

Supongamos que usted es un ministro de Finanzas o un funcionario ministerial de un país donde recientemente se ha descubierto petróleo o minerales. ¿Qué medidas se deben tomar? O, si ya se está produciendo petróleo o minerales, ¿cómo se puede mejorar la gestión pública del sector de las industrias extractivas, que es un pilar de las economías nacionales en todo el mundo?

El proceso de planificación para el desarrollo de un sector complejo y poco conocido puede resultar abrumador. ¿Cómo se deberían determinar los objetivos en materia normativa del sector? ¿Qué principios económicos, contables y tributarios se deberían considerar? ¿Qué tipos de leyes y reglamentos necesitaría adoptar un Gobierno? ¿Qué funciones cumplirían diversos ministerios y organismos gubernamentales en la administración de estas leyes? ¿Cómo las consideraciones sociales, técnicas y ambientales encajan en este contexto? ¿Qué pasa con la inversión de los ingresos derivados de la explotación de los recursos, o el potencial de nuevos vínculos de la industria?

El contenido local en las industrias extractivas: Una herramienta para la diversificación económica y el desarrollo sostenible

Anita Marangoly George's picture

También diponible en: English


Cuando se les pregunta a los jóvenes de los países en desarrollo qué quieren para sus países, la respuesta suele ser “oportunidades”. La próxima generación quiere empleos y conocimiento; quieren estar conectados a la economía mundial.

Las industrias extractivas pueden fomentar este tipo de oportunidades mediante la inversión en actividades de capacitación técnica y transferencia de tecnología a los trabajadores y las empresas locales. Estas capacidades técnicas, que actualmente se exigen en el mercado mundial, proporcionan a los trabajadores los medios necesarios para que puedan ampliar sus horizontes y reducir el riesgo de desempleo.

Seis historias muestran que las energías renovables son la base de un futuro inocuo para el clima

Andy Shuai Liu's picture

También disponible en: English

El mundo fue testigo del gran impulso que ganaron las medidas contra el cambio climático en 2015, culminando con un acuerdo histórico en diciembre para reducir las emisiones de carbono y frenar el calentamiento global. También fue un año de transformación constante del sector energético. Se adoptó, por primera vez en la historia, un objetivo de desarrollo sostenible mundial exclusivo para la energía, destinado a garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.

Para convertir este objetivo en realidad, mitigando al mismo tiempo los efectos del cambio climático, una mayor cantidad de países intensifican su labor y avanzan en materia de energía solar, eólica, geotérmica y otras fuentes de energía renovable. A medida que nos adentramos en 2016, las siguientes historias provenientes de todo el mundo ilustran las acciones que se realizan para lograr  un futuro inocuo para el clima.

 
 World Bank Group
 

Desarrollar paisajes forestales con capacidad de adaptación al cambio climático

Paula Caballero's picture
Andrea Borgarello for World Bank/TerrAfrica

Esta semana y la próxima semana tendrá lugar en París un “partido de alto riesgo” entre la ciencia y la voluntad política.
 
La parte que corresponde a la ciencia es muy clara: se ha establecido que 2015 es el año más cálido que se haya registrado, llegando la temperatura a estar un grado por encima de los promedios preindustriales. El cambio climático ya afecta a los países. A esto se añade el fenómeno de El Niño, que causa estragos en muchas partes del mundo. Y el calor va a aumentar.
 
El análisis político es más complicado. Por un lado, si los planes nacionales -las contribuciones previstas determinadas a nivel nacional (INDC, por sus siglas en inglés)-, elaborados por los países para luchar contra el cambio climático se implementaran, incluyendo las acciones condicionadas por el financiamiento disponible, esto pondría probablemente al planeta en una trayectoria de unos 2,7 °C, que sería catastrófica para los sistemas económicos, sociales y naturales de los que dependemos. Es evidente que aún queda mucho por hacer. Por otra parte, es una señal de avances que es bienvenida. El hecho de que casi todos los países del mundo (Carbon Brief contabiliza 184 compromisos climáticos hasta la fecha) (i) hayan presentado sus INDC es un logro notable que muchos habrían considerado imposible hace apenas unos años. De modo que hay progresos, pero no son suficientemente rápidos.
 
París debe ser visto como un hito importante en un arduo viaje: una plataforma para generar una espiral siempre ascendente de metas en muchos campos de medidas relativas al clima.
 
Un área que promete innumerables beneficios para las personas y el planeta es el cambio en el uso del suelo, la agricultura y la silvicultura. En conjunto, estos sectores representan un 24 % de las emisiones mundiales, pero contribuyen con un porcentaje mucho mayor de emisiones en muchos países en desarrollo. Un análisis preliminar de las INDC muestra un fuerte compromiso de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la deforestación, la degradación forestal, el cambio del uso del suelo y la agricultura. Y hay pruebas de un mayor deseo de medidas de recuperación del paisaje en muchos de esos países.

Ciudades: La nueva frontera de la protección social

Keith Hansen's picture
Dominic Chavez/Banco Mundial


​Piense en esto: en el momento en que tomaba el desayuno esta mañana, la población urbana mundial aumentaba en unas 15 000 personas. Esta cifra se incrementará a 180 000 personas para el final del día y a 1,3 millones para el final de la semana. En un planeta con tanta cantidad de espacio, este ritmo de urbanización es como apiñar toda la humanidad en un país del tamaño de Francia.

En las ciudades vive la mayor parte de la población mundial, es donde se producirá cada vez más  crecimiento demográfico y donde pronto se encontrará la mayor parte de la pobreza.

Una mejor manera de construir – promoviendo infraestructuras sostenibles

Robert Montgomery's picture

A medida que los países se preparan para reunirse en la cumbre del G-20 en Turquía la próxima semana, las necesidades de crecimiento y de infraestructura a nivel mundial serán una de las principales preocupaciones de los tomadores de decisiones. Y con razón: la infraestructura – las carreteras, los puentes, los puertos, las plantas de energía, el suministro de agua - impulsan el crecimiento económico en muchos países, facilitando la manufactura, los servicios y el comercio. Pero no es sólo una cuestión de construir más. Para lograr un buen desarrollo en un planeta estresado por el cambio climático y la disminución de los recursos naturales, la infraestructura tiene que ser sostenible.

Hacia un modelo universal: 24 países y el “cómo” de la cobertura sanitaria universal

Daniel Cotlear's picture


La adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) durante las reuniones de la Asamblea General de las Naciones Unidas celebradas recientemente fue una noticia digna de festejo: el futuro al que aspiramos ahora incluye oficialmente la cobertura sanitaria universal, tal como se define en el ODS 3, meta 8. (i) Esa misma semana, también nos enteramos de que un grupo de economistas de 44 países había manifestado públicamente (i) que “la cobertura de salud universal tiene sentido desde el punto de vista económico”. Según parece, la marea ha cambiado en favor de brindar atención médica esencial a todo aquel que la necesita, sin generar dificultades financieras.

América Latina y Asia: los “tigres” aprenden de los “pumas” y viceversa

Danny Leipziger's picture

Hoy día realmente no es un buen momento para ser ministro de Economía o Finanzas. El panorama mundial en la actualidad no es muy alentador que digamos: precios de las materias primas que colapsan, escasa demanda en las economías de la OCDE y una pronunciada desaceleración en muchos mercados emergentes, flujos de capital impredecibles que afectan los tipos de cambio y una notable caída en el comercio mundial.
 
Este es el panorama que rodea a las Reuniones Anuales del FMI y BM que se celebran esta semana en Lima. Este frágil cuadro global abunda en diagnósticos de lo que aqueja a muchos países en desarrollo, pero es escaso en cuanto a soluciones políticas. En Lima, este será uno de los temas clave del debate de alto nivel que tendrá lugar sobre “Equilibrando el crecimiento sostenible y equidad social: lecciones de América Latina y Asia Oriental”.

Pages