Syndicate content

Pakistán

La tecnología ayuda a combatir la corrupción

Jim Yong Kim's picture

World Bank Group President Jim Yong Kim and Philippines President Benigno S. Aquino III on July 15, 2014. © Dominic Chavez/World Bank

El buen gobierno es fundamental para todos los países del mundo hoy en día. Cuando no existe, muchos Gobiernos no están en condiciones de entregar servicios públicos con eficacia; la salud y la educación son a menudo de baja calidad; la corrupción persiste por igual en los países ricos y pobres, frenando las oportunidades y el crecimiento. Será difícil reducir la pobreza extrema —y mucho más, terminarla— si no se aborda la importancia que tiene el buen gobierno.

“Sin alimentos no habrá paz”

José Cuesta's picture
Pérdida y desperdicio global de alimentos por región  a. Porcentaje de pérdida total

Se ha hablado mucho sobre los disturbios por la falta de alimentos ocurridos en 2007 luego de las alzas en los precios mundiales de los alimentos. El interés generado por estos hechos está completamente justificado dado que hubo  muertos y lesionados. Además, es muy probable que en el futuro cercano ocurran más sucesos de esta naturaleza, si los precios de los alimentos siguen siendo tan elevados e inestables en el mundo. No se puede esperar que estos desórdenes dejen de pasar cuando se vive en un entorno en que las condiciones meteorológicas son cada vez más impredecibles, en que los Gobiernos para enfrentar las dificultades y presiones  toman fácilmente medidas de políticas comerciales inducidas por el pánico y en que continúan sucediendo desastres humanitarios relacionados con los alimentos.

En la actualidad, las crisis causadas por los precios de los alimentos han provocado una y otra vez una gran inestabilidad sociopolítica de carácter espontáneo, por lo general en las ciudades. Sin embargo, no todos los episodios violentos han surgido repentinamente y se sabe, por ejemplo, que la creciente competencia a largo plazo por la tierra y el agua también genera conflictos. Cuando se suman la pobreza y las disparidades generalizadas, las reivindicaciones básicas y la falta de redes de protección social adecuadas, el resultado es una combinación donde la inseguridad alimentaria y el conflicto estarán estrechamente relacionados. Ciertamente, la lista de estos tipos de eventos violentos es muy extensa y la última edición de mayo de Alerta sobre precios de los alimentos muestra ejemplos ocurridos en Argentina, Camerún, Pakistán, Somalia, Sudán y Túnez.

1 de cada 3: ¿Qué hace falta para que usted se enfade?

Marina Galvani's picture

Circunstancia © Hanifa AlizadaLa exposición “1 de cada 3” se inspiró en la obra de una joven fotógrafa afgana, Hanifa Alizada, (i) y elegí su foto “Circunstancia” para este blog, ya que transmite la marcha dolorosa en la que todos estamos presentes para luchar contra este increíble nivel de violencia que sufren las mujeres y niñas en el mundo. La exhibición destaca que esta epidemia realmente no distingue ninguna clase socioeconómica. No reconoce origen étnico, raza, religión, o nivel educativo. El flagelo de la violencia de género trasciende las fronteras internacionales.
Nuevas investigaciones de la Organización Mundial de la Salud concluyen que un 35 % de las mujeres a nivel mundial —1 de cada 3— son sometidas a maltratos durante su vida, en su mayoría por sus maridos o parejas, y estos actos de violencia se traducen en un enorme costo personal y económico.

Acontecimientos terribles, como una violación en grupo en un autobús, son destacados en los titulares de los medios de comunicación, pero en realidad no hay lugar más inseguro para una mujer que su propio hogar. Solo las estimaciones de la pérdida de productividad oscilan entre el 1,5 % y el 2 % del producto interno bruto (PIB), lo que equivale al gasto en educación primaria de la mayoría de los países en desarrollo.
 
Con “1 de cada 3”, el Programa de Arte del Grupo del Banco Mundial busca incentivarla(o) a participar y actuar para combatir la violencia de género.
 
Esta exposición reúne datos concretos a través de unas 80 obras de arte poderosas y con distintas tonalidades, que exploran las diversas formas en que la violencia afecta las vidas de las mujeres y niñas en todo el mundo.
 
Estos trabajos transmiten el impacto de la violencia doméstica tal como la experimentan o presencian los niños, como en las pinturas de Laben John (i) de Papua Nueva Guinea, y de la violencia sexual y de género como arma de guerra, que queda en evidencia en la escultura de Freddy Tsimba de la República Democrática del Congo.
 
El artista Nasheen Saeed de Pakistán representa el abandono total que sufren tantas niñas en sus propias familias, simplemente porque son niñas.

Tres puntos ciegos de la igualdad de género: Empleo, educación y violencia

Jim Yong Kim's picture

Woman in Nepal

En esta celebración del Día Internacional de la Mujer, las mujeres y las niñas están en una mejor situación que apenas hace unos decenios. La misma cantidad de niños y niñas asiste a la escuela en muchos países. Las mujeres viven más y son más sanas que antes.

Pero incluso con el progreso constante que hemos observado en las últimas décadas, uno de nuestros mayores desafíos de hoy es evitar caer en la autocomplacencia. No podemos quedarnos tranquilos; todavía no.

El caso de la violación de Nueva Delhi, un año después

Maria Correia's picture
Este blog está también disponible en: Inglés

El 16 de diciembre de 2012 será recordado en el futuro inmediato como el día en que seis hombres violaron salvajemente a una estudiante de 23 años en un autobús en Nueva Delhi. La joven murió a causa de las lesiones 13 días después. El acontecimiento conmocionó al país y provocó revueltas sin precedentes en la capital de India y en toda la nación. Llamó la atención internacional y nos recordó que la violencia contra la mujer sigue siendo la principal causa de mortalidad femenina en todo el mundo.
 
Hoy, durante el primer aniversario de lo que se denomina simplemente la “violación de Nueva Delhi”, nos vemos obligados a hacer una pausa y reflexionar. En septiembre, cuatro hombres fueron condenados a muerte por el delito pero ¿esto cerró la causa? Más allá de las protestas y los pedidos públicos, ¿ha habido un cambio significativo en India?

Malala: Una luchadora incansable por la educación de las niñas

Ravi Kumar's picture
Jim Yong Kim, presidente del Grupo del Banco Mundial, con Malala Yousafzai, el 11 de octobre 2013.
 

Hace un año y dos días, una adolescente iba en un autobús escolar en el norte de Pakistán. De pronto, un pistolero talibán subió al vehículo. Le disparó. Ella casi murió.

¿Pueden nuestros padres recopilar datos confiables y actualizados sobre precios?

Nada Hamadeh's picture

Durante los últimos años, ha aumentado de manera constante el interés en los datos de alta frecuencia sobre precios. Importantes acontecimientos económicos recientes –como la crisis de los alimentos y el aumento del precio de la energía– han incrementado la necesidad de contar con datos actualizados de alta frecuencia y de libre acceso para todos los usuarios. Los métodos estándar de encuestas  están rezagados respecto del cumplimiento de esta demanda, debido al alto costo de la recopilación de datos subnacionales detallados, la demora en la publicación de los resultados y las limitaciones a la publicación de tales datos. Por ejemplo, aunque los índices nacionales de precios al consumidor (IPC) se publican una vez al mes en la mayoría de los países, las oficinas nacionales de estadística no dan a conocer los datos subyacentes.

 
Crowd sourced price data

Discurso de Malala da esperanza a niñas de todo el mundo

Mehreen Arshad Sheikh's picture

“Tomemos nuestros libros y nuestros bolígrafos. Son nuestras armas más poderosas”, dijo Malala Yousafzai, la niña paquistaní de 16 años que recibió varios disparos en la cabeza cuando regresaba de la escuela en el valle de Swat en Pakistán en octubre pasado.

La enseñanza de Malala: Educación de las niñas vale la pena

Sri Mulyani Indrawati's picture

Cuando el otoño pasado oí la noticia de que Malala Yousafzai de Pakistán, una niña de 15 años, había recibido varios disparos simplemente por defender su derecho a educarse, quedé horrorizada.

También me recordó cuán afortunada era.

Cuando me ofrecieron una excepcional beca para estudiar en el extranjero, no era aceptable para mí, como joven indonesia  casada, vivir separada de mi marido. Mi madre me dio dos opciones: él me acompañaría, lo que significaba renunciar a su empleo, o yo tendría que rechazar el ofrecimiento.

¡La juventud tiene las respuestas!

Mary Ongwen's picture

A woman walks down a busy street in Nepal

Bastó una invitación para abrir las compuertas. Más de 1.200 jóvenes de Asia meridional (i) respondieron a nuestro llamado y compartieron ideas sobre cómo poner fin a la violencia de género en la región. Los jueces tuvieron la difícil tarea de escoger a los 10 ganadores (i) de entre alrededor de 60 finalistas, pero llegaron muchas más fabulosas soluciones. Aquí están algunas de mis favoritas que no fueron seleccionadas.


Pages