Syndicate content

Asia oriental y el Pacífico

Cinco razones por las que la juventud debería optar por la agricultura

Andy Shuai Liu's picture
¿Qué tipo de carrera aspiras a tener? ¿Quieres ser un artista, un empresario o una persona encargada de formular políticas?
 
¿O alguna vez has deseado trabajar en la agricultura? No me sorprendería que dijeras que no.
 

Tasas de mortalidad infantil han descendido en un 49 % desde 1990

Emi Suzuki's picture

Las tasas de mortalidad de menores de 5 años han descendido en un 49 % desde 1990, según nuevas estimaciones de la mortalidad infantil (i) y un comunicado dado a conocer hoy. Esta información también se encuentra en el informe Niveles y tendencias en la mortalidad infantil 2014 (i) del Grupo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre Estimaciones de la Mortalidad Infantil (IGME, por sus siglas en inglés). (i) En otras palabras, unos 17 000 niños menores de 5 años menos murieron cada día en 2013 que en 1990.
 
Estas tasas han disminuido a un ritmo más rápido que en cualquier otro momento de la historia durante las últimas dos décadas. En el periodo 1990-95, se registró una reducción de 1,2 % anual en tanto que en el lapso 2005-2013, este porcentaje llegó a 4 %.

Más niños llegan a su quinto cumpleaños
Las  mejoras más notables en la supervivencia infantil desde 1990 se deben a una mejor calidad de la atención de salud y servicios más asequibles, así como también a la expansión de los programas sanitarios dirigidos a los recién nacidos y a los niños más vulnerables.
 
La disminución de un 49 % —de 90 muertes por cada 1000 nacidos vivos en 1990 a 46 muertes en 2013— significa que un bebé nacido hoy en día tiene muchísimas más posibilidades de cumplir 5 años de edad en comparación con uno nacido en 1990.

Se necesitan más avances para conseguir el objetivo de desarrollo del milenio 4
Cuatro de las seis regiones del Grupo del Banco Mundial están en vías de lograr el objetivo de desarrollo del milenio 4 (ODM 4), que consiste en reducir en dos tercios la mortalidad de los niños menores de 5 años a más tardar en 2015. África al sur del Sahara y Asia meridional son dos regiones donde las tasas de disminución siguen siendo insuficientes para alcanzar esta meta a nivel mundial. En 2013, el índice más elevado se registraba en África al sur del Sahara, donde se produjeron 92 muertes por cada 1000 nacidos vivos o 1 de cada 11 niños murió antes de cumplir 5 años.

Chart 1

No es el “Cómo”; sino el “Por Qué”

Shanta Devarajan's picture
También disponible en: English
 

Casi no pasa una semana sin que escuche la frase: “no es el qué; sino el cómo”.  En el caso de la reforma de los subsidios a la energía en Oriente Medio y Norte de África (MENA), por ejemplo, la discusión no se ha centrado en si se deben reformar los subsidios (todos están de acuerdo en que los subsidios tienen que ser cambiados), sino en cómo se debe realizar tal reforma. Similares son las observaciones respecto a las regulaciones empresarialesla educaciónla agricultura o la salud.  Confieso que yo mismo he escrito cosas parecidas. Y hay numerosas propuestas semejantes en este blog.  

 Se necesitan reformas porque lo que existe en estos momentos es una política o un arreglo institucional que ha llegado a ser contraproducente. Pero antes de sugerir cómo cambiar esta situación, debemos preguntarnos por qué existe en absoluto esa política, por qué ha durado tanto tiempo y por qué no ha sido modificada. Sabemos, que estas políticas no surgieron por accidente, ni tampoco han permanecido porque alguien olvidó cambiarlas. Y es poco probable que sean modificadas solo porque un responsable de formular políticas lea un libro, artículo o una publicación en un blog titulada “Cómo reformar…”.

No es el “Cómo”; sino el “Por Qué”

Shanta Devarajan's picture

Casi no pasa una semana sin que escuche la frase: “no es el qué; sino el cómo”.  En el caso de la reforma de los subsidios a la energía en Oriente Medio y Norte de África (MENA), por ejemplo, la discusión no se ha centrado en si se deben reformar los subsidios (todos están de acuerdo en que los subsidios tienen que ser cambiados), sino en cómo se debe realizar tal reforma. Similares son las observaciones respecto a las regulaciones empresariales, la educación, la agricultura o la salud.  Confieso que yo mismo he escrito cosas  parecidas. Y hay numerosas propuestas semejantes en este blog.  

 Se necesitan reformas porque lo que existe en estos momentos es una política o un arreglo institucional que ha llegado a ser contraproducente. Pero antes de sugerir cómo cambiar esta situación, debemos preguntarnos por qué existe en absoluto esa política, por qué ha durado tanto tiempo y por qué no ha sido modificada. Sabemos, que estas políticas no surgieron por accidente, ni tampoco han permanecido porque alguien olvidó cambiarlas. Y es poco probable que sean modificadas solo porque un responsable de formular políticas lea un libro, artículo o una publicación en un blog titulada “Cómo reformar…”.

El Financiamiento Climático – Lecciones de Vanguardia

Thomas Kerr's picture


El cambio climático presenta riesgos graves y cada vez más palpables en el sistema económico mundial, según una serie de estudios recientes que muestran el impacto que el cambio climático ya está teniendo en los medios de vida y el sector empresarial. Por ejemplo, el clima extremo, que puede ser exacerbada por el cambio climático, ha causado pérdidas económicas de 2,6 mil millones de dólares entre 1980 y 2012.
Hacer frente a estos riesgos constituye un imperativo económico y social. Al mismo tiempo, presenta oportunidades. Las inversiones climáticamente inteligentes, por ejemplo en infraestructuras limpias y eficientes, en la energía limpia, la agricultura resiliente, y los recursos hídricos, ofrecen rentabilidades estables y atractivas para los inversionistas y las comunidades, siempre que las condiciones sean adecuadas.
A finales de agosto estuve en Lima para la Semana del Financiamiento Climático, organizada por el Gobierno peruano, donde encontré muchas razones para ser optimista de que podemos convertir el desafío del cambio climático en una oportunidad económica. Este artículo comparte algunos temas clave que me llevé del evento.

Los economistas y sus números favorito a pedido

Michelle Pabalan's picture

Esto es para alguien que nunca no se ha sentido frustrado con los números, incluyéndome a mí.
 
Poco antes de entrar a la universidad, mis padres me preguntaron qué quería estudiar. Les respondí vagamente que “cualquier carrera que no tuviera matemáticas”. Incluso durante mis estudios de posgrado, opté a propósito por un área en la que el plan de estudios tuviera menos de esa materia. La ironía es que ahora trabajo en el Grupo del Banco Mundial, donde el “idioma” principal son los números. Pero hay buenas noticias, no solo para los principiantes como yo, sino para todos: las cifras pueden ser fascinantes, reveladoras e incluso entretenidas.
 
“Mi número favorito” es una serie en YouTube que muestra  cómo los dígitos pueden ser un aporte único al desarrollo mundial y a la humanidad. Los economistas del Grupo del Banco Mundial comparten sus experiencias acerca de sus números favoritos, reafirmando con su genialidad (y humor) que estos son cruciales en la vida cotidiana. Los videos exponen que los economistas no tienen que ver solo con números. Ellos añaden entusiasmo y perspectivas personales a los temas que son relevantes para el mundo. 
 
Los dos primeros capítulos fueron videos de Rachel Kyte, vicepresidenta y enviada especial para el Cambio Climático, y Kaushik Basu, primer economista y primer vicepresidente del Banco Mundial [Blogs relacionados].

Nos alegra presentar el más reciente capítulo de la serie, en el cual aparece el economista jefe para la región de Asia oriental y el Pacífico del Banco Mundial, Bert Hofman. Su número favorito es el 7, el objetivo indicativo de crecimiento del duodécimo Plan Quinquenal de China.  Una meta como esta permitiría un crecimiento más equilibrado y sostenible, lo cual es positivo tanto para China como para el mundo.

Mindanao, Filipinas: Formar a las personas que construirán la nación

Hana Kabagani's picture
Disponible también en: English


Noranna en el trabajo: Como una verdadera mora ha sido una de los muchos testigos de las luchas. De niña, vio cómo el conflicto afectó las vidas de la gente en su comunidad en Maguindanao, provocando la falta de servicios sociales, el lento avance del desarrollo y el desplazamiento de las familias. 

En Mindanao, al sur de Filipinas, la búsqueda de una paz duradera que se ha prolongado por décadas ha sido obstaculizada por muchos desafíos y calamidades naturales. Esto ha llevado a una situación en la que los profesionales jóvenes tienen que aprender un tipo de trabajo de desarrollo que abarca los efectos de varios conflictos. 

Los océanos necesitan coaliciones de trabajo

Rachel Kyte's picture
Los océanos nos necesitan

​¿Qué pasa con los océanos? En los eventos a favor de los mares parece que están participando más personas de diversos sectores. No importa si ellas representan a Gobiernos, empresas pesqueras, fundaciones privadas o grupos conservacionistas, todas están unidas por una sola causa: la necesidad de tomar medidas serias e inmediatas.

¿Cuáles son las Fuentes de la Corrupción?

Augusto Lopez-Claros's picture

En un blog anterior analizamos los factores que han llevado el tema de la corrupción al centro del debate de políticas acertadas sobre gestión económica. Una pregunta relacionada se refiere a las fuentes de la corrupción: ¿de dónde proviene y qué factores la han impulsado y transformado en un obstáculo tan poderoso para el desarrollo económico sostenible? Los economistas parecen estar de acuerdo en que una importante fuente de corrupción se origina en la función distributiva del Estado. Para bien o para mal, el papel del Estado en la economía ha aumentado en gran medida durante el siglo pasado. En 1913, las 13 economías más grandes del mundo, que representaban la mayor parte de la producción económica mundial, tenían un coeficiente medio de gasto en relación con el producto interno bruto (PIB) de alrededor del 12%. En 1990, este coeficiente había subido al 43%, si bien muchos países superaban ampliamente el 50%. Este incremento estaba asociado a la proliferación de beneficios estatales y a diversas formas en que el Estado impone costos a la sociedad. Aunque un Estado más grande no tiene por qué tener  correlación  con mayores niveles de corrupción —los países nórdicos ilustran esto— se da el caso de que cuanto más grande es el número de interacciones entre funcionarios y ciudadanos particulares, tanto mayor es la cantidad de oportunidades en las que los últimos pueden tener la intención de pagar para recibir beneficios a los que no tienen derecho, o evitar responsabilidades o costos a los que están obligados.


Pages