Syndicate content

América Latina y el Caribe

Aumentar los niveles de alfabetización de los jóvenes podría ayudar a satisfacer las crecientes aspiraciones

Zubedah Robinson's picture


En los próximos 15 años, en el mundo se necesitarán 600 millones de empleos para los jóvenes. La coalición denominada Soluciones para el Empleo de los Jóvenes, (i) que ofrece liderazgo y recursos para reducir el desempleo juvenil, concluyó que el crecimiento mundial será impulsado por los jóvenes en las próximas dos décadas.

En este Día Mundial de las Habilidades de la Juventud estamos examinando algunos de los desafíos relacionados con el empleo juvenil. Actualmente, unos 621 millones de jóvenes no van a la escuela, no trabajan o no participan en programas de capacitación. Peor aún, la tasa de desempleo juvenil es tres veces más alta que la tasa de desempleo de los adultos. Y entre aquellos que logran conseguir un trabajo, 1 de cada 4 jóvenes no puede encontrar un empleo en que obtengan un salario superior a ¡USD 1,25 al día!

Subsanar la brecha financiera entre mujeres y hombres

Jim Yong Kim's picture
También disponible en: English | 中文
 



Mao Zedong dijo en una ocasión que “las mujeres sostienen la mitad del cielo”. Si pensamos en nuestras madres, esposas, hijas, hermanas, tías y abuelas, sabemos que esas palabras son ciertas. Pero el impacto y la participación de la mujer en el mundo de los negocios aún no son suficientes en detrimento de todos.

El acceso a financiamiento es una de las principales razones de que esto sea verdad. Las empresas de propiedad de mujeres representan más del 30 % de los negocios formales y registrados en todo el mundo. Sin embargo, el 70 % de las pequeñas y medianas empresas en los países en desarrollo que son propiedad de mujeres son rechazadas por las instituciones financieras o no consiguen el capital que necesitan.

Reflexionando sobre la discapacidad

James Dooley Sullivan's picture



Tiemblo cada vez que pienso en la fuerza externa que se generó cuando choqué con el árbol y cómo esa fuerza recorrió mi tabla de snowboard y subió por mi pierna izquierda, que se quebró, y luego trepó a mi columna vertebral, que se partió por la mitad. Duró solo un segundo, pero nunca dejaré de pensar en esa presión. Ahora, tengo una nueva presión en la que debo meditar: una úlcera por presión. 

Imagínese que regresé de Jamaica y estoy ansioso por producir un film en que mostraré mis aventuras e ideas, y las vidas de las personas que conocí allá. Pero en vez de eso, estoy acostado reflexionando, reflexionando un largo tiempo sobre el tema de la presión.

Recorriendo Kingston

James Dooley Sullivan's picture

En diciembre pasado, James Dooley Sullivan empacó su silla de ruedas y viajó a Jamaica. Sullivan, un artista visual y editor de videos que trabaja en el Grupo Banco Mundial, quería ver de manera directa cómo es la vida de las personas con discapacidad en un país en desarrollo. Él comparte su experiencia y su propia historia en un video y una serie de blogs. Puedes acceder a otros blog de esta serie aquí: La vida en una silla de ruedas.
 

World Bank


Por suerte, cuando aterrizamos en Kingston, nos recibe la única camioneta de alquiler en toda Jamaica con una rampa para sillas de ruedas. En el vehículo hay espacio para mí, mi silla, mi colega Peter y todas las cámaras con las que documentaremos mis aventuras destinadas a averiguar cómo es el acceso para las personas con discapacidad en el mundo en desarrollo. Pero los amortiguadores no funcionan, y tengo que usar como protección el cojín del asiento mientras Dereck (nuestro chofer) trata de evadir los baches en el camino hacia el hotel.

Cada vez que me registro en una habitación de un hotel tengo que hacer una “evaluación” rápida del lugar. Aquí en Kingston, hay una alfombra gruesa y es difícil transitar sobre ella, mientras que la cama es espaciosa y tiene una altura adecuada. Mi nueva silla de 17 pulgadas de ancho entra justo en el baño, pero el lavabo tiene un bloque de granito que roza mis rodillas. Entre las ventajas, puedo mencionar que hay una ducha de mano que está a mi alcance, y entre las desventajas, puedo mencionar que el inodoro es muy bajo y que tendré que estar concentrado completamente cuando lo use.

Una versión renovada de los datos de salud, nutrición y población

Haruna Kashiwase's picture




Los datos sobre la cantidad y el bienestar de la población mundial se encuentran entre la información más consultada en la página de Datos de libre acceso del Banco Mundial.

Hoy, hemos dado a conocer una nueva versión del Portal de datos de salud, nutrición y población, (i) en que se muestran más de 250 indicadores (i) sobre temas, tales como financiamiento de la salud y personal sanitario; inmunización e incidencia del VIH y el sida, el paludismo y la tuberculosis, enfermedades no transmisibles y causas de muerte, y nutrición, agua potable y saneamiento y salud reproductiva. Además, se incluyen estimaciones y proyecciones de la población.
 
Lo invitamos a explorar los recursos mencionados anteriormente y le presentamos a continuación tres historias que se pueden extraer a partir de los datos:

1) En los países de ingreso bajo, solo la mitad de los partos son atendidos por personal de salud especializado.

La asistencia en el parto proporcionada por doctores, enfermeras y parteras capacitadas puede salvar las vidas de las madres y los niños. Aunque más del 70 % de los partos son atendidos por personal de salud especializado a nivel mundial, este promedio desciende al 51 % en los países de ingreso bajo. Las mujeres más pobres tienen menos probabilidades de dar a luz a sus bebés con la asistencia de personal sanitario especializado.

Inclusión financiera digital: qué medidas dan resultado y cuáles son los próximos pasos

Kristalina Georgieva's picture


Más de 1000 millones de mujeres en el mundo no tienen acceso a servicios financieros. Poseer una cuenta de transacciones es un primer paso para lograr la libertad financiera y para que las mujeres se hagan cargo de sus propias vidas.

Las mujeres representan un recurso poco utilizado en el ámbito del desarrollo. La falta de acceso impide a las mujeres tener igualdad de oportunidades en la sociedad. La inclusión financiera puede fomentar un enorme potencial en materia de desarrollo económico.

Desde las pistas de esquí a una vida en silla de ruedas

James Dooley Sullivan's picture

En diciembre pasado, James Dooley Sullivan empacó su silla de ruedas y viajó a Jamaica. Sullivan, un artista visual y editor de videos que trabaja en el Grupo Banco Mundial, quería ver de manera directa cómo es la vida de las personas con discapacidad en un país en desarrollo. Él comparte su experiencia y su propia historia en un video y una serie de blogs. Puedes acceder a otros blog de esta serie aquí: La vida en una silla de ruedas.

© World Bank

La historia de la vida en una silla de ruedas es bastante directa, solo se requiere una serie de verbos para explicarla.

Cada mañana me subo a mi silla para ir al baño. Tras hacerlo, regreso a mi silla y hago maniobras mientras me visto para ir al trabajo. Antes de irme tomo té, y luego uso la rampa que está en las afueras de mi casa para salir a la vereda.

Identificación del ecosistema de los emprendedores ecológicos en Marruecos

Rosa Lin's picture



Un equipo del Grupo Banco Mundial se propuso responder las siguientes preguntas: ¿quiénes son los emprendedores ecológicos en Marruecos y cuál es el entorno empresarial en que se desenvuelven? Los miembros del equipo descubrieron que:
  • Casi la mitad de las empresas de emprendedores ecológicos marroquíes encuestados son empresas autónomas.
  • El 84 % de los emprendedores encuestados utilizó financiamiento propio en las etapas iniciales.
  • El 54 % de los emprendedores señaló que la falta de acceso a la información del mercado es uno de los principales obstáculos para la actividad empresarial en Marruecos.

¡Mujeres en marcha! Dos décadas de inclusión de género en caminos rurales en Perú

Ramon Munoz-Raskin's picture

¿Mujeres que trabajan en mantenimiento de los caminos rurales? Hasta hace poco, la idea era bastante inaudita en muchos países. Pero en Perú no lo es. Desde 1995, el gobierno peruano y el Banco Mundial han estado trabajando de la mano para asegurar que las trabajadoras puedan desempeñar un papel activo en el mantenimiento rutinario de los caminos rurales. Esto es parte de un esfuerzo más amplio para reducir la brecha de género en las áreas rurales y para mejorar el acceso de las mujeres a oportunidades sociales y económicas.

Pages