Syndicate content

Asia meridional

Es mucho más que dinero: se deben medir todas las dimensiones de la pobreza

Dhiraj Sharma's picture

Tomemos dos hogares que tienen el mismo nivel de consumo (o ingreso) por persona, pero que presentan diferencias en los siguientes aspectos. Todos los niños de la primera familia van a la escuela, mientras que los niños del segundo hogar trabajan para ayudar a su familia. La primera familia obtiene agua potable de un grifo conectado a la red de distribución pública, en cambio la segunda saca agua de un arroyo cercano. La vivienda de la primera familia se ilumina con electricidad en la noche, mientras que la casa de la segunda permanece a oscuras. Una persona novata reconocería fácilmente cuál de estos dos hogares está en mejor situación económica. Sin embargo, los indicadores tradicionales del bienestar familiar pondrían a ambos hogares a la par porque dicho bienestar se ha medido clásicamente usando el nivel de consumo (o del ingreso).

Mejorar el acceso a la educación superior de las mujeres afganas

Muzhgan Aslami's picture
También disponible en: English | Français| پښتو| دری
Estudiantes en una clase en la Universidad de Medicina de Kabul.
Foto: Rumi Consultancy/Banco Mundial

Como defensora de los derechos de las mujeres que ha dedicado los últimos seis años de su vida a empoderar a las mujeres, algo crucial para mí es garantizar que ellas puedan acceder a la educación.

Esto es lo que me motiva en mi trabajo con el Programa de Desarrollo de la Educación Superior (HEDP, por sus siglas en inglés) (i) en el Ministerio de Educación Superior, (página en árabe) el principal organismo responsable de proporcionar y regular la educación superior en Afganistán.

Cuando me uní al ministerio como especialista en cuestiones de género en 2016, me centré en asegurar que las estudiantes no enfrentaran los mismos desafíos que experimenté como estudiante en la Universidad de Kabul.

Guía en línea para los Indicadores del Desarrollo Mundial: una nueva manera de encontrar datos sobre el desarrollo

World Bank Data Team's picture

Los Indicadores del Desarrollo Mundial (WDI) son la principal colección de estadísticas internacionales sobre desarrollo que el Banco Mundial recopila de fuentes reconocidas oficialmente e incluyen estimaciones a nivel nacional, regional y mundial. Proporcionan acceso a casi 1600 indicadores para 217 economías, y algunas de las series cronológicas se remontan a más de 50 años. En la base de datos, los usuarios —analistas, encargados de formular políticas, académicos y todas las personas interesadas en la situación del mundo— pueden encontrar información relacionada con todos los aspectos del desarrollo, tanto actuales como históricos.

Hasta el año pasado el informe anual (i) de los Indicadores del Desarrollo Mundial estaba disponible en una versión impresa o en formato PDF. Este año, los usuarios tienen a su disposición un sitio web de los Indicadores del Desarrollo Mundial, (i) donde pueden ver nuestros datos y además información acerca de la cobertura y la organización de estos, así como de las metodologías usadas. El sitio web constituye una guía útil y de fácil acceso para usar la base de datos y su objetivo es ofrecer a los usuarios una manera más simple de encontrar los indicadores disponibles, saber cómo son recopilados y hacer visualizaciones para analizar las tendencias de desarrollo.

¿Qué puede hacer usted en el nuevo sitio web de los Indicadores del Desarrollo Mundial?

1. Explorar los indicadores disponibles por tema

En los WDI, los indicadores se organizan en función de seis áreas temáticas: Pobreza y desigualdad, Población, Medio ambiente, Economía, Estados y mercados, y Vínculos mundiales. Cada página temática proporciona un panorama de los tipos de datos disponibles, una lista de los indicadores destacados e información acerca de las metodologías más utilizadas y los desafíos actuales en el ámbito de los datos.

Mi autobús es tu autobús: cómo el esquema desagregado de provisión de flota puede apoyar los programas de modernización de autobuses

Leonardo Canon Rubiano's picture
Esta página en: English
Foto: Leonardo Canon Rubiano/Banco Mundial

El Banco Mundial se encuentra apoyando al Gobierno de Sri Lanka en su proyecto de modernización del sistema de autobuses urbanos en la capital, Colombo. Con ellos hemos hablado sobre las estructuras de gobernanza presente en muchas ciudades con redes de autobuses públicos de alta calidad: el sector público es responsable del desarrollo de la infraestructura, la planificación de redes y servicios, así como la regulación y el monitoreo de las operaciones, mientras que empresas operadoras de autobuses se enfocan en la prestación del servicio acorde con lo estipulado en contratos enfocados en calidad del servicio.

Si analizamos específicamente el cómo y el quién de las operaciones del servicio de autobús, los modelos varían, pero generalmente encuentro dos categorías amplias:

La identificación como elemento central para el desarrollo: ¿qué pueden aprender otros países del Perú?

Samia Melhem's picture
© World Bank
Juan y sus hermanas muestran orgullosos sus identificaciones. © Daniel Silva Yoshisato/Banco Mundial

El Perú ha puesto tanto énfasis en la importancia de la identificación que ha creado un museo dedicado al tema. El “Museo de la Identificación” ubicado en Lima muestra a los visitantes la importancia de la identidad en la historia del país. De hecho, los incas, siglos antes de que llegaran los europeos, hacían un seguimiento de la población mediante el uso del "quipu", un sistema de contabilidad basado en cuerdas, en las que cada nudo denotaba un pueblo o comunidad.
 
El país ha priorizado la identificación, y la singularidad de cada persona, desde mucho antes de que los Objetivos de Desarrollo Sostenible hicieran de la “identidad jurídica para todos, en particular mediante el registro de nacimientos”, una prioridad mundial (meta 9 del ODS 16).

Día Internacional de la Juventud: cinco jóvenes inspiradores que deberías seguir en las redes sociales

Bassam Sebti's picture
© Dominic Chavez/Corporación Financiera Internacional

Los jóvenes son el motor del cambio. Empoderarlos y proporcionarles las oportunidades adecuadas puede dar origen a un conjunto infinito de posibilidades. Pero ¿qué pasa cuando los jóvenes menores de 25 años —que representan el 42 % de la población mundial— no tienen espacios seguros donde progresar?

Según las Naciones Unidas, 1 de cada 10 niños en el mundo vive en zonas de conflicto y 24 millones no van a la escuela. La inestabilidad política, los desafíos del mercado de trabajo y el limitado espacio para la participación cívica y política han llevado a un mayor aislamiento de los jóvenes.
 
Es por este motivo que el tema de este año del Día Internacional de la Juventud, establecido por las Naciones Unidas, pone énfasis en los “espacios seguros para los jóvenes”. Estos son espacios en que la juventud puede expresar sus opiniones, participar en deportes y otras actividades recreativas, interactuar virtualmente con cualquier persona en el mundo y encontrar un refugio, en particular los jóvenes más vulnerables.

Artistas desentrañan historias sobre el desplazamiento en exposición realizada en el Banco Mundial

Juliana J Biondo's picture
Installation shot of Unpacked, a mixed media sculpture by Mohammad Hafez and Ahmed Badr. © Bassam Sebti/World Bank
Fotografía de la obra Unpacked, una escultura de técnica mixta de Mohammad Hafez y Ahmed Badr. © Bassam Sebti/Banco Mundial

El Grupo Banco Mundial aumenta el apoyo (i) a los refugiados, los desplazados y las comunidades que los acogen, y en este contexto el Programa de Arte del Banco Mundial organizó la exposición de arte multidimensional titulada Uprooted: The Resilience of Refugees, Displaced People and Host Communities (Desarraigados: La resiliencia de los refugiados, los desplazados y las comunidades de acogida) para aportar una perspectiva única. En esta exhibición se presentaron obras de artistas afectados por la crisis de refugiados, o de artistas que han sido refugiados.

Artist Marina Jaber from Iraq. © Bassam Sebti/World Bank
Artist Marina Jaber from Iraq. 

En la exposición Uprooted, que incluyó obras de arte visual (i) y actuaciones musicales, (i) participaron más de 30 artistas de Bangladesh, Pakistán, Colombia, Líbano, Iraq, Siria, Jordania, la República Centroafricana, Burundi y Guinea. Las obras de los artistas cuestionaron el impacto de la transitoriedad en las vidas de las personas y en las comunidades.

Una piedra angular de la exposición fue la construcción de una caseta para evocar los albergues que se encuentran en lugares como el campamento de refugiados de Azraq en Jordania. Todos los costados de la caseta fueron adornados con murales pintados por los siguientes artistas: Suhaib Attar de Jordania e hijo de padres refugiados palestinos; Marina Jaber de Iraq, un país con millones de desplazados internos; Diala Brisly, una refugiada de Siria, y Didier Kassai de la República Centroafricana, un país en el cual la violencia y la guerra han obligado a cientos de miles de personas a desplazarse.

La eliminación del riesgo y las remesas: se refuta el mito de las “transacciones subyacentes”

Marco Nicoli's picture
También disponible en: English | Français

Este sábado, 16 de junio, celebramos el Día International de las Remesas Familiares para reconocer “la importante contribución financiera de los trabajadores migrantes al bienestar de sus familias en sus lugares de origen y al desarrollo sostenible de sus países”.

Por ello, es el momento perfecto para hablar sobre una tendencia que enfrentan los proveedores de servicios de remesas de los cuales dependen los migrantes para enviar su dinero a través de las fronteras y a sus países de origen. 

En los últimos años, los servicios de remesas internacionales han estado sometidos a un fenómeno denominado “eliminación del riesgo”. Los bancos creen que las reglamentaciones y las prácticas de observancia para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo han hecho que la prestación de servicios a los operadores de transferencias de dinero sea demasiado riesgosa en términos legales y desde el punto de vista de la reputación. Los bancos consideran que las ganancias obtenidas a partir de los servicios a dichos operadores no son suficientes para justificar el nivel de esfuerzo necesario para gestionar estos mayores riesgos.

“La pieza faltante”: una educación que integra a las personas con discapacidad

Charlotte McClain-Nhlapo's picture
También disponible en: English | Français
Un niño con el síndrome de Down mira su teléfono inteligente.
Foto: Thitiwat Samitinantana/Shutterstock.

En 2015, el mundo se comprometió a lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4 para “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”. El ODS 4, además de una meta inspiradora, es un aspecto esencial para el bienestar de nuestras sociedades y economías, y para la calidad de vida de todas las personas.

Hoy, 65 millones de niños en edad escolar no van a la escuela, y cerca de la mitad de ellos son niños con discapacidades. Incluso los niños discapacitados que se matriculan tienen menos probabilidades de finalizar la escuela que otros niños. Según algunos cálculos, menos del 5 % de los niños con discapacidad se graduarán. Esto ha causado que solo el 3 % de adultos con discapacidades esté alfabetizado, y de manera increíble que solamente el 1 % de mujeres discapacitadas sepa leer y escribir.

La exclusión de los niños discapacitados se agrava por la percepción dominante de que la discapacidad es una desventaja, y las creencias que la escuela les sirve a los estudiantes con discapacidades para socializar y no para aprender. Negar a los niños discapacitados el derecho a la educación refuerza las actitudes y presunciones comúnmente sostenidas de que ellos tienen menos capacidad, colocándolos en una situación aún más desventajosa.

En cifras: la importancia de los manglares en la protección de las zonas costeras

Michael W. Beck's picture
© Ursula Meissner/The Nature Conservancy
© Ursula Meissner/The Nature Conservancy

La temporada de huracanes en el Atlántico norte comienza oficialmente el 1 de junio, y se pronostica que las tormentas serán de nuevo peores que los promedios anteriores. Esto sería malo, ya que 2017 fue el año más costoso en la historia en términos de los daños causados por las tormentas en las zonas costeras. Las comunidades y los países en todo el Caribe y el sureste de Estados Unidos fueron los más afectados. Para reducir estos riesgos, es esencial tener soluciones en materia de resiliencia.

Existe cada vez más evidencia, aunque en gran medida anecdótica, que los manglares y otros hábitats costeros pueden cumplir una función importante en la defensa de los litorales. Sin embargo, ha sido difícil convencer a la mayoría de los Gobiernos y las empresas (p. ej., compañías aseguradoras, hoteles) para que inviertan en estas defensas naturales dada la carencia de evaluaciones rigurosas acerca de estos beneficios.


Pages