Syndicate content

Mundo

Atención quirúrgica: un servicio que se subvalora en los sistemas de salud

Emi Suzuki's picture

Unos 5000 millones de personas —dos tercios de la población mundial— carecen de acceso seguro y asequible a servicios de cirugía, anestesia y obstetricia, aunque en un tercio de la carga mundial de morbilidad se necesita tomar decisiones o aplicar tratamiento quirúrgico o anestésico. Los servicios de cirugía y anestesia son un elemento importante en los tratamientos de los enfermos. A pesar de la enorme carga de morbilidad, se suele pasar por alto la atención quirúrgica, anestésica y obstétrica segura y asequible. (i)
 
¿Por qué ocurre esto? Puede ser porque la cirugía y la anestesia no son servicios patológicos. (i) Son modalidades de tratamiento que abordan una amplia gama de enfermedades humanas, tales como infecciones y afecciones y lesiones no transmisibles, maternas, infantiles, geriátricas y traumáticas, y los organismos de desarrollo internacional han puesto énfasis en programas verticales centrados en una sola enfermedad.
 
Antes de 2015, prácticamente no existían datos mundiales sobre procedimientos quirúrgicos, anestésicos y obstétricos. Sobre la base de la noción que “no  se puede gestionar lo que no se mide”, la Comisión Lancet sobre la Cirugía Global (i) desarrolló seis indicadores sobre cirugía, obstetricia y anestesia (abordados en este blog) (i) y recopiló información sobre ellos. El análisis de estos datos muestra grandes brechas en estas áreas en los países de acuerdo con el grupo de ingreso.

En los países de ingreso alto hay 70 veces más trabajadores quirúrgicos por cada 100 000 personas que en los países de ingreso bajo.

La fuerza laboral de “especialistas quirúrgicos” (cirugía, anestesia y obstetricia) es extremadamente pequeña en los países de ingreso bajo (1 especialista por cada 100 000 habitantes) y en los países de ingreso mediano bajo (10 por cada 100 000 habitantes), mientras que hay 69 por cada 100 000 habitantes en los países de ingreso alto. Las diferencias existentes entre los países de ingreso alto y los países de ingreso bajo y de ingreso mediano son aún mayores en la densidad de especialistas quirúrgicos que en la densidad de médicos. (i)
 

Críticas injustas al informe Doing Business

Shanta Devarajan's picture
También disponible en: English | Français  | 中文 

Si bien acepto con beneplácito las críticas y los comentarios sobre el informe Doing Business (DB) —o también cualquier producto de datos e investigación del Banco Mundial— considero que las recientes entradas de blog de Justin Sandefur y Divyanshi Wadhwa sobre DB relativas a Chile (i) e India (i) no son esclarecedoras ni útiles.

En 2013, en una evaluación externa (PDF, en inglés) de DB se recomendó, por ejemplo, que se ampliara el conjunto de indicadores para exponer mejor los desafíos que encaran los empresarios, y para que DB se convirtiera en un instrumento integral de comparación para la regulación de la actividad empresarial. En concreto, que se introdujeran o modificaran significativamente los indicadores que ponen en evidencia las diferencias de género, la confiabilidad de la electricidad, y el "comercio transfronterizo". Estos cambios se aprobaron después de amplias consultas con académicos, funcionarios de los países, y el personal, la administración y los miembros del Directorio Ejecutivo del Banco. Debido a estos cambios significativos de metodología, desalentamos la realización de comparaciones de clasificaciones con el año de la introducción de los cambios porque ello equivaldría a comparar manzanas con naranjas. Incluso si se quisiera comparar el mismo conjunto de indicadores en el período de dos años, sencillamente no existen los datos para hacerlo. Por ejemplo, antes de 2015, el conjunto de indicadores del "comercio transfronterizo" de DB también midió el volumen de documentación necesaria para cumplir con los controles fronterizos. Esto ya no es parte del conjunto de indicadores y, por lo tanto, ya no se recopilan los datos pertinentes.

Por qué la tecnología alterará y transformará el sector agrícola de África... para mejor

Simeon Ehui's picture
© Dasan Bobo/World Bank
© Dasan Bobo/Banco Mundial

La agricultura es crucial para alcanzar algunos de los objetivos más importantes de desarrollo de África. El sector es motor de la creación de empleo: Hoy en día, la actividad agropecuaria representa por sí sola cerca del 60 % del total del empleo en África al sur del Sahara, mientras que la proporción de puestos de trabajo de todo el sistema alimentario posiblemente sea mucho mayor. En Etiopía, Malawi, Mozambique, Tanzanía, Uganda y Zambia, se prevé que entre 2010 y 2025 el sistema alimentario sumará más empleos que el resto de la economía. La agricultura impulsa también el crecimiento inclusivo y sostenible, y constituye la base de un sistema alimentario que proporciona alimentos nutritivos, seguros y accesibles.

La riqueza mundial creció un 66 % entre 1995 y 2014

Tariq Khokhar's picture

La riqueza mundial creció aproximadamente un 66 % entre 1995 y 2014 (de USD 690 billones a USD 1140 billones en dólares estadounidenses constantes de 2014 a precios de mercado). La proporción de la riqueza mundial de los países de ingresos medianos está creciendo: pasó del 19 % al 28 % entre 1995 y 2014, mientras que la proporción de la riqueza mundial de los países de ingreso alto de la OCDE disminuyó del 75 % al 65 %.  Leer más > 

 

Los podcast y las redes sociales, vías para prevenir la violencia de pareja en los campamentos de refugiados somalíes en Etiopía

Anne Bennett's picture
Cette page en : English
Vista aérea del campamento de refugiados de Dollo Ado en Etiopía, donde según estimaciones viven 212 000 personas que han sido desplazadas como consecuencia de la guerra y la sequía.
© Samuel Tewolde.

El 30 % de las mujeres (i) en el mundo ha sufrido violencia física o sexual cometida por su pareja durante su vida. El predominio de la violencia contra la pareja es probablemente mayor durante las crisis humanitarias, (i) cuando las mujeres y las niñas, los hombres y los niños, son más vulnerables a la violencia en la familia y la comunidad, y en las situaciones de desplazamiento. De hecho, un creciente acervo de pruebas (i) indica que la violencia de pareja es la forma más común de violencia en situaciones humanitarias, pero que suele recibir menos atención que la violencia sexual infligida por terceros durante conflictos o crisis humanitarias.

La evidencia (i) apunta a una serie de factores que contribuyen al aumento de la violencia, en particular dentro de la familia, entre ellos el trauma del desplazamiento, la perturbación de las normas de género, las tensiones adicionales debido a la pérdida de medios de subsistencia y el aislamiento de los sistemas de apoyo comunitario y familiar. En análisis recientes de dichos datos (i) se señala que son escasas las pruebas sobre las intervenciones eficaces para prevenir la violencia de pareja en el contexto humanitario y se enfatiza la necesidad de desarrollar y evaluar intervenciones de este tipo para estos entornos.

Iniciativas privadas en proyectos de infraestructura: un desafío para encontrar el equilibrio entre incentivos y competencia

Philippe Neves's picture


Photo: kupicoo/ iStock

Un desafío clave a la hora de elaborar una política sobre gestión de “IPs” – iniciativas privadas (también llamadas propuestas no solicitadas o “unsolicited proposals” en inglés) en proyectos de infraestructura es lograr un equilibrio entre el hecho de generar interés de empresas privadas para someter IPs y el de crear un entorno que permita generar una tensión competitiva atrayendo a más postores. En un blog anterior, advertimos que las IPs deben utilizarse con cautela como una excepción a la regla general según la cual los proyectos de infraestructura deberían ser iniciativas del sector público, y sostuvimos que contar con una política adecuada para la gestión de las IPs puede ayudar a garantizar la transparencia y la previsibilidad, y a proteger el interés público.
 
Ciertamente, un Gobierno que decida considerar IPs y elabore una política para su gestión esperará recibir propuestas que cumplan los requisitos establecidos. Al mismo tiempo, el Gobierno debe asegurarse de que el proyecto represente un precio justo de mercado y optimice los recursos públicos. Pero, ¿qué incentivo tiene el sector privado para presentar una iniciativa privada si el Gobierno la toma y somete a un proceso de adquisición competitiva? ¿Qué puede hacer un Gobierno para que las IPs despierten el interés del sector privado y, al mismo tiempo, atraigan suficientes oferentes?

25 años de crecimiento en las ciudades más grandes del mundo

Tariq Khokhar's picture

Para 2030, dos tercios del mundo vivirán en ciudades. Las 12 zonas urbanas más grandes del planeta albergan a más de 15 millones de personas y, en los últimos 25 años, ciudades como Nueva Delhi, Shanghai y Beijing han triplicado su población.

Gráfico: Desarrollo económico y la composición de la riqueza

Tariq Khokhar's picture

La composición de la riqueza cambia fundamentalmente con el desarrollo económico. El capital natural — energía, minerales, tierras y bosques— es el componente predominante de la riqueza en los países de ingreso bajo. Su valor ha aumentado pero su participación en la riqueza total disminuye a medida que las economías se desarrollan. Por el contrario, la participación del capital humano — los ingresos a lo largo de la vida de una persona—, aumenta a medida que las economías se desarrollan. En general, el capital humano representa dos tercios de la riqueza mundial. Leer más >

 

Por qué los inversionistas deben correr el riesgo en los países más frágiles del mundo

Stephanie von Friedeburg's picture
Microfinance in DRC. © Anna Koblanck/IFC
Servicio de microfinanzas en la República Democrática del Congo. © Anna Koblanck/IFC.


La fragilidad, el conflicto y la violencia afectan a más de 2000 millones de personas en todo el mundo. Y aunque la pobreza en conjunto está disminuyendo, ese no es el caso en los países afectados por conflictos. (i)

Estos países, asolados por una inestabilidad política y económica casi constante, son los que a menudo necesitan más la inversión privada. Sin embargo, son también los lugares en los que pocos inversionistas privados están interesados. Los riesgos parecen ser mayores que las recompensas.

Presentan nuevo conjunto de datos mundiales más amplio sobre calidad de la educación

Harry A. Patrinos's picture
También disponible en: English

El mundo enfrenta una crisis del aprendizaje, particularmente los países de ingreso mediano e ingreso bajo, y aunque abundan las teorías sobre cómo abordarla, una cosa queda clara: los encargados de formular políticas y los especialistas necesitan más y mejor información para responder adecuadamente a los desafíos que se avecinan.​

Varios exámenes de rendimiento escolar estandarizados internacionales, como PISA y TIMSS, proporcionan datos clave, pero estos son limitados porque suelen excluir a los países en desarrollo y solo se remontan a mediados de la década de 1990.

Nuestro nuevo documento de trabajo, A Global Dataset on Education Quality (1965-2015) (Conjunto de datos mundiales sobre calidad de la educación), (PDF, en inglés) aborda ese vacío de información. En el documento presentamos datos más nuevos y completos comparables a nivel mundial sobre la calidad de la educación, con puntajes de aprendizaje armonizados para 163 países y regiones que cubren más del 90 % de la población mundial. Este nuevo conjunto de datos del Banco Mundial abarca un periodo de tiempo más extenso e incluye más países, en particular de ingreso bajo, que cualquier otro esfuerzo anterior de recopilación de información educacional a un nivel tan detallado.

Países/zonas cubiertas por el conjunto de datos

Países/zonas cubiertas por el conjunto de datos.
Países/zonas cubiertas por el conjunto de datos.

Pages