Syndicate content

Mundo

Enriquezca su experiencia de las Reuniones de Primavera de 2018

Bassam Sebti's picture


Solo faltan unos pocos días para la celebración de las Reuniones de Primavera de 2018, y ya es tiempo de organizarse para ellas. Los principales oradores son representantes de instituciones de primer nivel como LinkedIn, la Universidad de Oxford, Financial Times, Brookings Institution, además de Bill Gates y Jeff Weiner, que son personas influyentes.
 
Conéctese, participe y mire para sacar pleno provecho de todo lo que #WBGMeetings tiene para ofrecer.

Acoso sexual: ¿ Dónde nos encontramos en la protección jurídica de las mujeres?

Paula Tavares's picture
Women abused in her home holding her hand up. Stop sexual harassment against women. Violence and abuse in family relations. © Fure/Shutterstock.com
 © Fure/Shutterstock.com


El movimiento #YoTambién está transformando la manera en que percibimos y que esperamos, se aborde el acoso sexual.

Durante mucho tiempo las mujeres han sufrido este tipo de violencia que tiene consecuencias negativas en su voz y agencia, así como su capacidad de participar plenamente en la economía y la sociedad. Existen numerosas pruebas del costo que representa el acoso sexual para las empresas, ya sea en acuerdos legales, pérdidas de tiempo de trabajo y pérdidas comerciales. Pero el acoso sexual también tiene efectos negativos en las oportunidades económicas de las mujeres (i). Por ejemplo, si no hay recursos disponibles para protegerlas, en lugar de denunciar el problema, las mujeres que enfrentan acoso sexual en su trabajo a menudo dicen (i) que no tienen más salida que renunciar (i). Esto puede significar tener que volver a empezar, y perder aumentos salariales, oportunidades de crecimiento profesional (i) y potencial de generar ingresos. Estudios indican que el acoso sexual afecta negativamente el éxito y la satisfacción profesional de las mujeres. Sin embargo, muchos países aún no ofrecen a las mujeres una protección legal adecuada contra esta forma generalizada de desigualdad de género.

Gráfico: ¿Por qué existen restricciones que impiden a las mujeres trabajar?

Tariq Khokhar's picture

Las economías crecen más rápido cuando las mujeres trabajan, pero en todas las regiones del mundo existen barreras que impiden a las mujeres tener acceso al empleo. En el informe Mujer, Empresa y el Derecho 2018 se analizan 189 economías y se constata que, en 104 economías, las mujeres enfrentan algún tipo de restricción que les impide trabajar. En el 30 % de las economías existen barreras que prohíben a las mujeres trabajar en empleos considerados peligrosos, arduos o moralmente inapropiados; en el 40 % se impide a las mujeres trabajar en determinados sectores, y en el 15 % hay barreras que no permiten a las mujeres trabajar de noche. Más

 

Hacia una economía más inclusiva y conectada

Jim Yong Kim's picture
La llegada de Internet de banda ancha se establece en los servicios de asistencia médica en Tonga. © Tom Perry/Banco Mundial
La llegada de Internet de banda ancha se establece en los servicios de asistencia médica en Tonga. © Tom Perry/Banco Mundial

Si bien algunos estudios (PDF, en inglés) pronostican que la automatización eliminará empleos a un ritmo vertiginoso, las tecnologías disruptivas pueden también generar nuevos tipos de trabajo. En nuestro documento provisional del próximo Informe sobre el desarrollo mundial 2019, titulado The Changing Nature of Work (La naturaleza cambiante del trabajo), (PDF, en inglés) se señala que en el siglo pasado los robots han creado más trabajos que los que se han eliminado. La capacidad de la tecnología de producir cambios exponenciales en la forma en que vivimos, trabajamos y nos organizamos nos hace preguntarnos constantemente en el Grupo Banco Mundial: ¿cómo podemos adaptar las habilidades y los conocimientos actuales con los empleos del futuro?
 
Una respuesta es aprovechando la revolución de los datos para apoyar nuevas vías hacia el desarrollo. Alrededor de 2,5 trillones de bytes de datos se generan todos los días en los teléfonos móviles, sensores, plataformas digitales y otras fuentes. Cuando los datos se usan para ayudar a las personas a adaptarse a la economía que se apoya en la tecnología, esto puede contribuir de manera muy significativa al objetivo de poner fin a la pobreza extrema y la desigualdad. Las empresas tecnológicas, por muy bien intencionadas que sean, no pueden hacer esto por sí solas.

¿Cuántas empresas están dirigidas por mujeres, y por qué esto importa?

Masako Hiraga's picture

¡Feliz Día Internacional de la Mujer! Este es un año importante para celebrar, ya que —desde el ámbito político mundial a los Premios Óscar el fin de semana pasado— los temas de la igualdad de género y la inclusión están muy presentes en los programas de los países.

Pero, además de las películas y los asuntos públicos, cada día vemos los efectos de la igualdad de género en la forma en que vivimos y trabajamos. Un área para la cual tenemos datos se relaciona con las empresas: ¿qué proporción de las compañías tiene una directora ejecutiva o una gerenta de alto nivel?

Para construir un futuro mejor, se debe invertir en las mujeres y las niñas

Jim Yong Kim's picture


Arne Hoel

Al celebrar el Día Internacional de la Mujer 2018, podemos observar que nunca ha habido un momento más crítico para invertir en la gente, en particular en las mujeres y las niñas.

Las habilidades, el conocimiento general y los conocimientos técnicos —denominados en conjunto capital humano— representan una gran parte de la riqueza mundial, mayor que el capital producido, como las fábricas o industrias, o los recursos naturales.

Sin embargo, el capital humano no se encuentra distribuido de manera equitativa en el mundo, y a medida que los países se desarrollan este representa una porción mayor de la riqueza. ¿Cómo y cuándo los países en desarrollo pueden desarrollar su capital humano y prepararse para un futuro más exigente desde el punto de vista tecnológico?

La respuesta es que deben invertir mucho más en los pilares del capital humano, es decir en nutrición, salud, educación, protección social y empleos. Y los mayores beneficios provendrán de educar y apoyar a las niñas, empoderar a las mujeres, y asegurar que las redes de protección social aumentan su capacidad de resiliencia.

Según estimaciones de UNESCO, 130 millones de niñas de entre 6 y 17 años no están escolarizadas, y 15 millones de niñas en edad de asistir a la escuela primaria —la mitad de ellas en África al sur del Sahara— nunca entrarán a una sala de clase. La participación de las mujeres en el mercado laboral internacional es aproximadamente 27 puntos porcentuales menor que la de los hombres, y este indicador disminuyó del 52 % en 1990 al 49 % en 2016.

¿Qué pasaría si solucionamos esto? La adopción de medidas para fomentar la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo y en la propiedad de empresas, y para mejorar su productividad podría agregar miles de millones de dólares a la economía mundial.

¿La tecnología de cadena de bloques puede ayudar a poner fin a la desigualdad de género?

Alicia Hammond's picture
También disponible en: English | Français  | العربية 
 


La tecnología de cadena de bloques (blockchain) genera mucha atención, debido en gran medida al apogeo (y el descenso y el ascenso...) de las monedas digitales que tienen una gran repercusión mediática. Más allá de esta amplia visibilidad, los expertos en desarrollo y los innovadores analizan si la tecnología detrás de las criptomonedas se puede aprovechar para promover la igualdad de género.
 
La cadena de bloques es una tecnología de registros compartidos (i) que facilita las transacciones entre iguales sin usar un intermediario. (La tecnología es notoriamente difícil de seguir, pero este breve video (i) y esta charla (i) pueden ser muy útiles, si tiene un poco de tiempo para verlos). En pocas palabras, el sistema se mantiene gracias a la colaboración, los códigos y, a veces, la competencia. Para explicar el concepto, muchos expertos usan como ejemplo la aplicación Google Docs, (i) en la cual numerosos usuarios acceden al mismo documento simultáneamente y todos pueden ver los cambios que hacen los otros. Esta característica podría servir para validar registros y procesar transacciones financieras en ausencia de instituciones sólidas.

¿Qué datos usan realmente las autoridades decisorias, y por qué?

Sharon Felzer's picture

Cuando se trata de revoluciones, sin duda la revolución de los datos ha sido menos sangrienta que, por ejemplo, las ocurridas en los siglos XVIII y XIX. ¿Pero, ha sido igualmente transformadora? La respuesta tendrán que darla los historiadores.

En 2017, AidData, un laboratorio de investigación e innovación del College of William & Mary en Estados Unidos, emprendió la tarea de identificar qué datos usan las autoridades decisorias de los países de ingreso bajo y de ingreso mediano, la procedencia de los datos, las razones para utilizarlos, y cuáles son los datos más útiles.

¿Qué lecciones puede sacar el Banco Mundial del estudio de AidData?, y ¿los datos de nuestro propio Programa de encuestas de opinión en los países, (i) concuerdan con los resultados obtenidos por AidData?
 

Informe Decoding Data Use: encuesta a 3500 líderes de 126 países de ingreso bajo e ingreso mediano

En 2017, casi 3500 líderes respondieron la Listening To Leaders Survey (LTL), encuesta realizada por AidData cuyo objetivo era ayudar a revelar cómo, cuándo y por qué esas personas utilizaban información procedente de diversas fuentes.

Estos datos de gran riqueza se presentan en el informe Decoding Data Use: How do Leaders Source data and Use It To Accelerate Development (Decodificando el uso de datos: La manera en que los líderes obtienen datos y los utilizan para acelerar el desarrollo) (i) y pueden ayudar a cualquier institución a apuntar a audiencias importantes. Por ejemplo, ¿qué datos están utilizando con más frecuencia las organizaciones de la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales, y con qué fin? ¿Y las entidades gubernamentales, los asociados en la tarea del desarrollo, y el sector privado? ¿Existen diferencias de una región a otra?
 
A continuación presentamos algunos de los principales resultados de este análisis:

  • Los responsables de las políticas consultan información procedente del Banco Mundial más que de cualquier otra organización extranjera o internacional.
  • Si se desea que los líderes de opinión de los países clientes se enteren de los datos y los conocimientos que ofrece el Banco, hay que señalárselos. Si se pretende que encuentren esos datos y conocimientos mediante búsquedas en internet, el resultado puede ser decepcionante.
  • Es más probable que los líderes de opinión consideren útiles los conocimientos y la información si esos datos los ayudan a comprender mejor ciertas cuestiones de política complejas y les permitirán formular estrategias para abordar esas cuestiones.
  • Hay que asegurarse de que los conocimientos y la información reflejen el contexto (es decir, que sean inclusivos).
  • Para asegurarse de obtener valor de los conocimientos y los datos, es preciso centrar la atención en las recomendaciones sobre políticas.

Comparemos ahora los resultados de AidData con los datos de la Encuesta de opinión en los países (i) del Banco.


Usar los macrodatos y el internet de las cosas para ayudar a poner fin a la pobreza

Jim Yong Kim's picture
También disponible en: English


La mayoría de nosotros ha sido bombardeado con visiones fantásticas del futuro, según las cuales no necesitaremos caminos, las máquinas se ocuparán de todas nuestras necesidades y un doctor podrá reemplazar el corazón humano por uno creado con una impresora 3D.

Ese tiempo se avecina. Vemos que los teléfonos inteligentes son cada vez más comunes, incluso en los países más pobres, y nos encontramos en el umbral de una nueva época, durante la cual la tecnología ayudará a solucionar algunos de los principales desafíos mundiales. ¿Pero la pobreza será uno de ellos?

Abrir caminos para que el enfoque de la agricultura climáticamente inteligente sea “la nueva normalidad”

Martien van Nieuwkoop's picture
Agricultores en India se beneficiarán a medida que la agricultura climáticamente inteligente se amplía en todo el mundo. © ICRISAT
 © ICRISAT

La agricultura climáticamente inteligente, que alguna vez fue solo un tema de debate en las conferencias, constituye ahora una serie de medidas adoptadas por los agricultores, los trabajadores de extensión agrícola, la agroindustria y otras partes interesadas del sector de la agricultura.

En los últimos años, este enfoque agrícola que busca aumentar la productividad y la resiliencia y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) ha cobrado impulso a medida que se ha comprendido cuán importante es para el sistema alimentario. Prácticamente todos los representantes gubernamentales y agricultores que he conocido durante mis misiones de trabajo (por ejemplo, recientemente en Bangladesh, Nepal y Pakistán) (i) manifiestan un interés genuino en incorporar este enfoque en sus actividades diarias y en el sector de la agricultura. En la COP 23 en Bonn, se produjo un gran avance en el ámbito de la agricultura climáticamente inteligente, ya que se acordó que los países y las partes interesadas deben implementar acciones climáticas en las actividades agrícolas sobre el terreno.


Pages