Syndicate content

agua

Tratamiento de aguas residuales: Elemento necesario en una economía circular

Diego Juan Rodriguez's picture
Aguas residuales
Descargue la infografía completa

Unos días atrás se realizó el Foro Mundial del Agua en Brasil. Irónicamente, mientras más de 9 mil participantes discutíamos temas de agua, nos encontrábamos en una ciudad de 3 millones de habitantes que está pasando por una crisis de escasez de agua. Al registrarme en el hotel, lo primero que encontré en mi habitación fue una nota emitida por el Gobierno proveyendo información de dicha crisis y recomendando medidas para reducir el uso del agua. Recientemente escuchamos también de los problemas de Ciudad del Cabo en Sur Africa que estuvo a punto de quedarse sin el vital líquido. Y esto pasa en muchas ciudades del mundo.

¿Cómo examinar la calidad del agua? Existen pruebas químicas que se pueden hacer cuando los presupuestos son limitados

Jessica Anne Lawson's picture
También disponible en: English | Français| 中文
Muestras para el análisis colorimétrico.
Foto: Chemical Heritage Foundation en Flickr (i)
bajo la licencia Creative Commons 2.0. (i)


Nota del editor: esta es la segunda publicación de una serie de blogs sobre opciones de baja tecnología para monitorear la calidad del agua. (i)

Gracias a la química moderna, podemos detectar miles de productos químicos en el agua, incluso en concentraciones extremadamente bajas. La creciente lista de tipos de análisis disponibles puede parecer abrumadora, y para la gran mayoría de los métodos se necesitan laboratorios de vanguardia. Afortunadamente, ¡no necesitamos analizar todo! Un conjunto mucho más pequeño y más práctico de pruebas puede proporcionar buenas ideas acerca de la calidad química del agua para los efectos del monitoreo. La buena noticia es que existen análisis de baja tecnología que se pueden realizar cuando los presupuestos son limitados.
 
Tipos de pruebas
 
Los métodos típicos para realizar pruebas de campo portátiles y de baja tecnología usadas para monitorear la calidad química del agua se dividen en tres categorías:

Gráfica: El acceso a servicios mejorados de abastecimiento de agua es más bajo en África

Tariq Khokhar's picture
 

En 2015, 663 millones de personas bebían agua de fuentes no mejoradas, tales como pozos no protegidos. La mayoría de ellas vivía en África al sur del Sahara y Asia meridional, donde los residentes de zonas rurales, especialmente los más pobres, estaban rezagados en cuanto al acceso a servicios de agua y saneamiento.

Contenido relacionado: 
Blog: Atlas 2017 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: una nueva guía visual de los datos sobre el desarrollo
Evento: En busca de agua y sameamiento para todos, con la participación de Matt Damon

 

Gráfico: A nivel mundial, el 70 % del agua dulce es utilizada para la agricultura

Tariq Khokhar's picture

En la mayoría de las regiones del mundo, más del 70 por ciento del agua dulce se utiliza para la agricultura. Para 2050, alimentar a una población mundial de 9000 millones de personas requerirá un aumento estimado del 50 por ciento en la producción agrícola y un aumento del 15 por ciento en las extracciones de agua.

Focalización en el saneamiento urbano: analizando datos agregados a nivel metropolitano

Peter Hawkins's picture
También disponible en: Inglés

En anteriores blogs nos hemos referido a la poca atención que se le presta a la gestión de lodos fecales (GLF) y presentamos herramientas para abordar los desafíos del saneamiento urbano. Con ocasión del Día Mundial del Inodoro comentaremos el caso de Lima (Perú).

Panorama del saneamiento a nivel de toda la ciudad
Al aplicar una de las herramientas más conocidas de gestión de lodos fecales —el diagrama del flujo de la materia fecal—, utilizamos datos para obtener un panorama de los servicios de saneamiento a nivel de los hogares, y el flujo de los desechos fecales a través de la “cadena de servicios de saneamiento"

Los diagramas del flujo de la materia fecal son una manera fácil de entender  donde acaban los desechos fecales, así como los patógenos y la contaminación asociados. Esto permite comprender los principales problemas de saneamiento en las ciudades.

¿Qué significa una economía circular en el sector del agua para América Latina? Únase al debate en Estocolmo

Gustavo Saltiel's picture
También disponible en: Inglés
En coautoría con Víctor Arroyo, Ejecutivo principal de Agua y Saneamiento en la CAF, y el German Sturzenegger, Especialista en Agua y Saneamiento en el BID

Hace dos años, durante la Semana Mundial del Agua de 2014 organizada por el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI), destacados expertos internacionales debatieron la necesidad de un cambio de paradigma en el consumo de agua: pasar de una economía lineal a una economía circular, (i) es decir una economía que por definición es reparadora y regenerativa, y pretende conseguir que los productos, componentes y materiales mantengan su máxima utilidad y valor en todo momento.
Gráfico 1: Reutilización de las aguas residuales en la economía circular.

Como se pronostica que la demanda mundial de agua excederá los recursos viables en un 40 % en 2030, es necesario que reconsideremos nuestros enfoques tradicionales e ineficientes del consumo de agua y adoptemos nuevas estrategias que posibiliten que este recurso vital sea reutilizado lo más posible, y lograr normas eficientes para la gestión del agua (Gráfico 1).

Después de un año, los ODS permiten abrigar esperanzas

Paula Caballero's picture



Gracias a la adopción de una agenda para el desarrollo mundial y mayores compromisos de lucha contra el cambio climático provenientes de todos los lugares, 2015 se recordará como el año en que se alcanzó el nivel máximo de cooperación internacional. Casi doce meses después, cuando las principales noticias se relacionan con actos de violencia y nacionalismo, es fácil caer en la tentación de ser pesimista frente a las tendencias mundiales. Pero tengo razones para abrigar esperanzas cuando veo que cobra impulso la puesta en marcha de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
Los ODS fueron el resultado del proceso más colaborativo e inclusivo en toda la historia de las Naciones Unidas (ONU) y señalan un cambio muy concreto en la manera en que las personas creen que deben afrontar los desafíos del desarrollo para lograr un futuro viable tanto para el mundo como para su población. Cada vez hay mayor comprensión que el planeta y sus habitantes están indeleblemente vinculados.

Poner fin a la malnutrición infantil

Tim Evans's picture
También disponible en: Inglés

RETRASO DEL CRECIMIENTO

“La existencia de niños con retraso en el crecimiento hoy se puede traducir en un menor crecimiento económico en el futuro”. Esta opinión, expresada recientemente por el presidente del Banco Africano de Desarrollo, Akin Adesina, sintetiza el cambio radical en la manera en que los actores mundiales ven ahora el tema de la malnutrición. Akin Adesina hizo estas declaraciones en el acto de lanzamiento de un nuevo marco de inversión mundial denominado Invertir en nutrición, (i) formulado de manera conjunta por el Banco Mundial y el Instituto Results for Development. (i) Este establece claramente la importancia de la nutrición como un aspecto básico del desarrollo.

Energía renovable, energía solar y proyectos de gran magnitud: Tendencias destacadas en nuevos datos sobre la participación privada en infraestructura

Clive Harris's picture

También disponible en: English


Muchos de ustedes ya conocen la base de datos sobre la participación privada en el sector de infraestructura (PPI), (i) que administra el Grupo de alianzas público-privadas. Como un recordatorio para quienes no lo saben, esta base de datos es un recurso muy completo que incluye más de 8000 proyectos con participación privada en 139 economías de ingreso mediano y bajo en el periodo comprendido entre 1990 y 2015, y que abarca los sectores del agua, la energía, el transporte y las telecomunicaciones.

En busca de nuevas ideas sobre las alianzas público-privadas y la reducción de las pérdidas de agua

Chris Shugart's picture

Dos preguntas que vale la pena debatir son si podremos ver pronto un resurgimiento de las alianzas público-privadas (APP) en el área del suministro y servicios de agua urbanos, y si las APP son una buena vía para que las empresas del sector en los países en desarrollo reduzcan el impactante nivel de pérdidas de agua.

Estos temas apremiantes exigen nuestra atención debido a que una cantidad excesivamente alta de pérdidas de agua —hasta un 50 % del agua que ingresa en el sistema de distribución— afecta a las empresas del sector y a sus clientes en los países en desarrollo. Más precisamente, la causa es el “agua no facturada (NRW, por sus siglas en inglés)”: (i) que incluye tanto las pérdidas físicas (fugas y rupturas) como las pérdidas comerciales (bases de datos deficientes de los clientes, inexactitudes de los medidores y conexiones ilegales).


Pages