Syndicate content

crisis

Debemos trabajar juntos para poner fin a la crisis en Siria

Jim Yong Kim's picture

También disponible en English

Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial con refugiados sirios © Syrian refugee


¿Qué puede a un progenitor a embarcar a su hijo en un bote para viajar hacinado al encuentro de mares embravecidos? Su opción es desoladora: permanecer en su propio país significa estar expuesto a la violencia, en tanto que huir podría llevar a una vida en la indigencia. En cualquier caso, la supervivencia no está garantizada.
 
Se trata de una opción horrible que ningún ser humano debería tener que encarar, pero muchos sirios se han visto forzados a hacerlo, y en un número cada vez mayor han optado por dejar el país durante el conflicto que está por cumplir seis años de existencia.

Inmigrante o refugiado ¿Qué significa cada término?

Xavier Devictor's picture
Las personas se trasladan. Las estaciones de tren y los pasos fronterizos de gran parte de Europa están desbordados por una ola humana sin precedentes. Los líderes políticos van de cumbre en cumbre para tratar de articular una respuesta, pero los acontecimientos se desencadenan más rápido. Las personas están desesperadas, toman riesgos increíbles y padecen sufrimientos atroces para llegar a la Unión Europea (UE). Y el flujo parece no disminuir, incluso a pesar de que se aproxima el invierno.
¿Se trata de inmigrantes o refugiados? Ante tan trágicos sucesos, las definiciones y sutiles diferencias pueden parecer fuera de lugar. Sin embargo, las palabras importan, ya que definen en gran medida el entorno político y legal en el que las personas se van a establecer.

Como actores del desarrollo, ¿qué deberíamos hacer para enfrentar la crisis del desplazamiento forzado?

Xavier Devictor's picture

También disponible en: English | العربية

El desplazamiento forzado se considera desde hace mucho tiempo una cuestión humanitaria. Pero dado que la cantidad de personas desplazadas por la fuerza llega a cifras sin precedentes, han aumentado los pedidos de que los actores del desarrollo se involucren en el tema.
 
La escala y la naturaleza del problema ponen de relieve esta necesidad. Unos 60 millones de personas en todo el mundo han sido desplazadas por la violencia y han sido víctimas de violaciones de los derechos humanos, ya sea en calidad de refugiados, que han huido a través de una frontera internacional, o como desplazados internos, que permanecen dentro de sus propios países. Ellas pueden pasar años, a veces décadas, en esta situación de desplazamiento forzado, sufriendo perspectivas económicas limitadas. Una cifra aún mayor de personas se encuentra afectada de manera indirecta, en particular en los países y las comunidades de acogida.

Bruselas: un viaje al centro de las políticas de desarrollo

Liviane Urquiza's picture

Disponible en English, Français

Acabo de regresar de Bruselas, donde he conocido a cinco personalidades muy enérgicas. Aparte de ser empresario, estudiante de doctorado, jefe de gabinete ministerial o presidenta de una organización comunitaria de los barrios tugurio de Nairobi, estos cinco jóvenes tienen un objetivo común: construir un futuro más justo. Y para alcanzar este objetivo han decidido utilizar su talento y su determinación para acelerar el progreso social en su país.

El Banco Mundial invitó a Benedetta Mwongeli Kyengo (Kenya), Bruce Dube (Sudáfrica), Crystal Fiallo (República Dominicana), María de los Ángeles Lasa y Alexis Estévez (Argentina) para que participaran en el Foro de Bruselas (i).

Descubre sus retratos haciendo clic en el diaporama que aparece a continuación.

El programa de la visita era muy intenso. Apenas habían tenido tiempo de conocerse cuando partieron para acudir a su primera gran cita.

Precios de los alimentos suben y suben: Cinco preguntas al economista José Cuesta

José Cuesta's picture

Plato de arroz, el Banco Mundial y el alza en los precios de los alimentos

Las cifras son estremecedoras: los precios mundiales de los alimentos básicos clave, como el maíz y la soja, alcanzaron un monto máximo en julio de 2012, con un aumento del 25% del maíz y un 17% de la soja en un solo mes.

A nivel mundial, los precios de los alimentos subieron un 7% entre abril y julio. En algunos países, algunas personas están pagando más del doble del precio del sorgo que el que pagaban hace un año según nos muestra La última edición del informe trimestral Alerta sobre precios de los alimentos del Banco Mundial.

Se prevé que esto afectará especialmente a ciertas regiones con alto nivel de importaciones de estos productos, como Oriente Medio y gran parte de África.

Estamos frente a una significativa crisis de los precios, pero ¿eso significa que nos dirigimos hacia una crisis alimentaria similar a la que vivimos en 2008? El economista del Banco Mundial José Cuesta, autor  de Alerta sobre precios de los alimentos, comparte su punto de vista sobre la situación.

Trabajos, trabajos, trabajos

Otaviano Canuto's picture

La volatilidad del mercado, los temores a una recaída, la falta de confianza de los inversores y las manifestaciones sociales desde Wall Street hasta las calles principales de todo el mundo son solo algunos de los titulares a los que nos enfrentamos hoy en día.

Durante un tiempo, pareció que el mundo finalmente dejaba atrás la gran recesión que se originó con la crisis financiera de 2008 en EE. UU. y que se extendió rápidamente a otras principales economías. En el núcleo de la recuperación estaba el mundo en desarrollo.

Aunque el producto interno bruto (PIB) de EE. UU. y de la zona del euro se redujo un 3,5% y 4,3%, respectivamente, en 2009, las economías emergentes y en desarrollo crecieron un 2,8%. Un año más tarde, ese crecimiento aumentó al 7,3%, más del doble del crecimiento de las economías avanzadas.

América Latina: muchos están en riesgo ante alza de los alimentos

Margaret Grosh's picture

¿Podría América Latina afrontar una crisis de alimentos?

A medida que el peligro de una nueva crisis internacional corroe las expectativas de recuperación económica global, nuestra atención una vez más se dirige al creciente precio de los alimentos y su impacto potencial sobre la recuperación de América Latina y el Caribe.

Ahora, uno puede plantear que la región está bien preparada para sobrellevar otra debacle, y que sus pobres están protegidos del impacto de dichos acontecimientos. Después de todo, América Latina ha sido elogiada en todo el mundo por sus redes de protección social, ¿cierto?

Perspectivas de crecimiento para América Latina: ¿hechas en China?

Tatiana Didier's picture

Mercado en El Salvador. Foto: edfuentesg

Turbulencia global. Perspectivas de crecimiento que anuncian otra recesión. Crisis en la Eurozona. Y sobre el tapete, el papel de China como motor de crecimiento y recuperación global. 

Aunque la situación actual parece preocupante para Latinoamérica -y para el resto del mundo-, las perspectivas de crecimiento de la región deben tener en cuenta los méritos obtenidos por su fortaleza a largo plazo, y no tanto en la incertidumbre actual.

Y este es el porqué. Los últimos diez años han sido muy positivos para varios países de América Latina y el Caribe. Han sido testigos de la consolidación de un marco macrofinanciero estable y resistente, tasas de crecimiento relativamente elevadas, y avances en la agenda equitativa.

 

La prosperidad de América Latina no solo depende de China

Augusto de la Torre's picture

La prosperidad de América Latina no puede ser exclusivamente “Hecha en China”. La región tiene como asignaturas pendientes cerrar las brechas de productividad, educación e infraestructura para poder aspirar a un crecimiento sostenido, y así alcanzar niveles de desarrollo y bonanzas similares a los que gozan las ahora potencias asiáticas.

Tales afirmaciones provienen del más reciente informe del Banco Mundial sobre perspectivas económicas para América Latina, que vaticina una relativa resistencia de la región a la expansiva crisis financiera global. Tales defensas provienen justamente de una cada vez más estrecha relación económica de América Latina con China, que le permitió convertirse en uno de los polos de mayor crecimiento mundial.

Pero, ¿hasta qué punto esa relación es la fórmula ganadora a largo plazo? El economista en jefe del Banco Mundial para la región, Augusto de la Torre, dice en este video blog que América Latina no debe cifrar todas sus esperanzas en China:  

En conferencia de prensa, Zoellick habla de la lenta recuperación económica

Julia Ross's picture

 

El presidente del Grupo del Banco Mundial, Robert Zoellick inauguró extraoficialmente las Reuniones Anuales 2010 con una conferencia de prensa que versó sobre la lenta recuperación de la economía mundial, las fricciones que existen entre diferentes monedas y tipos de cambio, así como de la campaña para la reposición de los recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), la entidad que tiene por objeto brindar ayuda a los países más pobres del mundo.

Zoellick dijo al hablar sobre la crisis que “la economía del mundo se está recuperando, y eso son buenas noticias, pero el paso del crecimiento económico es muy lento y por eso el desempleo no bajará significativamente, particularmente en los países desarrollados”.