Syndicate content

datos

Atlas 2018 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: una nueva guía visual sobre los datos del desarrollo

World Bank Data Team's picture
Descargar el PDF (en inglés) / Ver en línea

"El Banco Mundial es una de las principales instituciones que genera datos y lleva a cabo investigación en el ámbito del desarrollo. Pero no solo tenemos la responsabilidad de poner a disposición estos bienes públicos mundiales, sino que también debemos presentarlos de una manera más comprensible para una audiencia general.

Cuando el público y los responsables de políticas comparten una visión del mundo basada en pruebas, verdaderos avances en el desarrollo económico y social, como el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), son posibles”. - Shanta Devarajan (i)
 
Nos complace divulgar el Atlas 2018 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. (i) La nueva publicación, (i) que incluye más de 180 mapas y gráficos, muestra el nivel de progreso de las sociedades en la consecución de los 17 ODS.
 
El atlas contiene numerosas visualizaciones de datos comentadas, que se pueden reproducir a partir de los datos y el código fuente de la publicación. Usted puede ver el Atlas de los ODS en línea, (i) descargarlo en PDF (30Mb), y acceder a los datos (i) y el código fuente (i) de los mapas y gráficos incluidos en la publicación.
 
La producción del atlas es posible gracias a la labor de estadísticos y científicos de datos que trabajan en organismos nacionales e internacionales de todo el mundo, y se trata de un esfuerzo conjunto de los grupos de investigación, el equipo de datos y los profesionales de las diversas prácticas mundiales del Banco Mundial.
 

Tendencias y análisis de los 17 ODS

Hacia una economía más inclusiva y conectada

Jim Yong Kim's picture
La llegada de Internet de banda ancha se establece en los servicios de asistencia médica en Tonga. © Tom Perry/Banco Mundial
La llegada de Internet de banda ancha se establece en los servicios de asistencia médica en Tonga. © Tom Perry/Banco Mundial

Si bien algunos estudios (PDF, en inglés) pronostican que la automatización eliminará empleos a un ritmo vertiginoso, las tecnologías disruptivas pueden también generar nuevos tipos de trabajo. En nuestro documento provisional del próximo Informe sobre el desarrollo mundial 2019, titulado The Changing Nature of Work (La naturaleza cambiante del trabajo), (PDF, en inglés) se señala que en el siglo pasado los robots han creado más trabajos que los que se han eliminado. La capacidad de la tecnología de producir cambios exponenciales en la forma en que vivimos, trabajamos y nos organizamos nos hace preguntarnos constantemente en el Grupo Banco Mundial: ¿cómo podemos adaptar las habilidades y los conocimientos actuales con los empleos del futuro?
 
Una respuesta es aprovechando la revolución de los datos para apoyar nuevas vías hacia el desarrollo. Alrededor de 2,5 trillones de bytes de datos se generan todos los días en los teléfonos móviles, sensores, plataformas digitales y otras fuentes. Cuando los datos se usan para ayudar a las personas a adaptarse a la economía que se apoya en la tecnología, esto puede contribuir de manera muy significativa al objetivo de poner fin a la pobreza extrema y la desigualdad. Las empresas tecnológicas, por muy bien intencionadas que sean, no pueden hacer esto por sí solas.

Apoyo a los datos para el desarrollo: solicitudes disponibles para un nuevo fondo para innovaciones

Haishan Fu's picture
© The Crowd and The Cloud

Me complace anunciar que se encuentran disponibles las solicitudes para la segunda ronda de un nuevo fondo para innovaciones en datos que se anunció el mes pasado en el Foro Político de Alto Nivel de la ONU.
 
El fondo invertirá hasta USD 2,5 millones en “Colaboraciones innovadoras de datos para el desarrollo sostenible”: ideas para mejorar la producción, la gestión y el uso de los datos en los países pobres. Este año las áreas temáticas del fondo son “No dejar a nadie atrás” y el medio ambiente.

Gráfico: El retraso del crecimiento disminuye en la mayoría de las regiones, pero aumenta en África

Tariq Khokhar's picture

 

La cantidad de niños que presenta retraso en el crecimiento ha disminuido de forma constante desde 1990, y muchos países están en camino de lograr la meta mundial de reducir en 40 % el retraso del crecimiento a más tardar en 2025. Sin embargo, el número absoluto de niños con problemas de crecimiento aumentó en África al sur del Sahara de alrededor de 45 millones en 1990 a 57 millones en 2015, y la región no podrá alcanzar la meta si se mantiene la tendencia actual. Lea más en el Atlas 2017 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (i)
 

La población más joven del mundo se encuentra en África

Tariq Khokhar's picture

Una tercera parte de la población mundial tiene menos de 20 años. Algunos países tienen más gente joven que otros. En alrededor de 40 países africanos, cerca del 40 % de la población tiene menos de 20 años. En contraste, en 30 de los países más ricos, menos del 20 % de la población tiene menos de 20 años. 

Gráfico: 25 años de progreso a largo de los países que integran la Asociación Internacional de Fomento (AIF)

Tariq Khokhar's picture

La Asociación Internacional de Fomento (AIF) es una de las fuentes más grandes de asistencia a los países más pobres del mundo. En 25 años, los países de miembros de la AIF han visto progresos en muchos frentes entre los que se incluyen: Acceso a agua y sanidad, mejoramiento en las tasas de compleción de educación primaria y mejores tasas de vacunación infantil. 

Poner fin a la pobreza significa cerrar las brechas que existen entre las mujeres y los hombres

Sri Mulyani Indrawati's picture
Una mujer cocina para su familia en un pueblo del Níger. Foto © Stephan Gladieu / Banco Mundial


Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030: buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

En 2016, el mundo es un lugar mejor para las mujeres y las niñas que hace una década. Pero no para todas, y definitivamente no en todos los lugares: esto es especialmente cierto en los países más frágiles y más pobres (i) del mundo.

Gráfico: Países en los que más de 200 especies de plantas están en peligro

Tariq Khokhar's picture

La biodiversidad es esencial para el buen funcionamiento del ecosistemas. En cada uno de estos 20 países, más de 200 especies de plantas están amenazadas, según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza disponible en los Indicadores de Desarrollo Mundial.

También es interesante que existen casi tantas especies de plantas amenazadas, como la cantidad combinada de peces, aves y mamíferos en peligro. 

El buen gobierno sienta las bases para acabar con la pobreza y la corrupción

Sri Mulyani Indrawati's picture
Una mujer conversa con la directora gerente y oficial principal de Operaciones, Sri Mulyani Indrawati, en el distrito de Nyabihu en Rwanda. Foto: © Simone D. McCourtie/Banco Mundial


Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030: buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

Hace 20 años, el Banco Mundial consideró que la lucha contra la corrupción (i) constituía una parte integral de la reducción de la pobreza, el hambre y las enfermedades. La decisión fue pionera entonces y sigue vigente hoy en día. La corrupción desvía recursos destinados a los pobres para dárselos a los ricos, genera una cultura de sobornos, y distorsiona los gastos públicos, desalentando a los inversionistas extranjeros y obstaculizando el crecimiento económico.


Pages