Syndicate content

desastres naturales

“Arreglar” el enfoque sobre la recuperación en casos de desastre

Jo Scheuer's picture
Foto: Danvicphoto, usuario de Flickr.

El vínculo entre la pobreza y los desastres es cada vez más claro: nuevos estudios muestran que los fenómenos meteorológicos extremos empujan a la pobreza a 26 millones de personas cada año. Las fuerzas que impulsan esta tendencia, como el cambio climático, la expansión urbana y el crecimiento demográfico, hacen que las pérdidas anuales superen los USD 500 000 millones, y estas cifras no disminuyen.

Sin embargo, dada la limitación de recursos y tiempo, se suelen descuidar las operaciones de preparación adecuadas para estos eventos que son comunes en los países en desarrollo. Como resultado se obtiene un modelo de recuperación deficiente que pone en peligro el desarrollo sostenible y deja rezagadas a millones de personas altamente vulnerables. (PDF, en inglés)

Es un ave... Es un avión... ¡Es un dron comestible de ayuda humanitaria!

Magdalena Mis's picture

También disponible en: English


Los diseñadores de los drones comestibles mediante los cuales se transportan alimentos, agua o medicinas dijeron el lunes que estos podrían en un futuro próximo llegar a ser indispensables en emergencias humanitarias, ya que permitirían repartir suministros para salvar vidas en zonas remotas afectadas por desastres naturales o conflictos.

¿Algo molesto, apocalíptico, o algo en un punto intermedio? Por qué no debemos relajarnos respecto de las erupciones volcánicas

Alanna Simpson's picture

A house destroyed by a volcanic eruption. Yogyakarta, Indonesia. Project: JRF. © Nugroho Nurdikiawan Sunjoyo/World Bank

Las erupciones volcánicas capturan la imaginación con su impresionante energía, pero ¿por qué no capturan la atención de los responsables de tomar decisiones y los profesionales del desarrollo que trabajan en la creación de comunidades resilientes? Las personas visitan Pompeya, a la sombra del monte Vesubio, y ven cómo una comunidad una vez próspera terminó destruida en minutos debido a una importante erupción, pero eso no resuena en sus vidas cotidianas. Vemos en los medios de comunicación imágenes espectaculares de volcanes en erupción, sin embargo rara vez pensamos lo que significa para las comunidades que viven en zonas donde existen numerosas amenazas volcánicas que pueden ocurrir debido a las erupciones.

Fragilidad, conflicto y desastres naturales: ¿Un planteamiento único sobre la resiliencia?

Francis Ghesquiere's picture
Un representante de la Unión Europea (EU) evalúa los daños en un edificio de departamentos
en Ucrania. Crédito: UE.

Es una idea simple pero esencial: las guerras y los desastres están vinculados, y los nexos existentes deben ser analizados para mejorar las vidas de millones de personas en todo el mundo.

De manera alarmante, el número total de casos de desastres —y las pérdidas económicas asociadas a estos— continúa aumentando. Esta tendencia ha sido impulsada por el crecimiento de la población, la urbanización y el cambio climático, subiendo los daños económicos de USD 50 000 millones en los años ochenta a entre USD 150 000 millones y USD 200 000 millones anuales en la actualidad. Pero hay otro dato: más de la mitad de las personas que sufren impactos de peligros naturales vive en Estados frágiles o afectados por conflictos.

A una semana del terremoto en Nepal

Johannes Zutt's picture

También diponible en: English

© Banco Mundial


Ha pasado ya una semana desde que un devastador terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter asoló Nepal, con el epicentro a 75 kilómetros al noreste de Katmandú, y recién se comienza a hacer el conteo de los daños.

A medida que el número de muertos aumenta, llegando a más de 6000 hoy, los informes iniciales de la destrucción se enfocan inevitablemente en las tareas de búsqueda y rescate en los lugares de fácil acceso en el valle de Katmandú, en las zonas de la mortal avalancha ocurrida en el campamento base en el monte Everest, y en los sitios donde colapsaron muchos de los históricos templos hinduistas en las plazas de los palacios de Katmandú, Patan y Bhaktapur.

Nepal necesita su ayuda

Saurav Rana's picture

A estas alturas, ya todos ustedes habrán oído sobre el gran terremoto y las numerosas réplicas que han afectado a Nepal (i) durante los últimos días. Mientras escribo esto, se produce otro temblor, 36 horas después del sismo original.
 
Tengo suerte que mi familia está bien. Hemos sido afortunados. La mayoría de las personas en Katmandú están acampando en improvisadas tiendas de campaña que han sido levantadas en varios lugares al aire libre en toda la ciudad: escuelas, barracas del ejército y campos abiertos. Algunas de estas han sido armadas por rescatistas mientras que otras han sido erigidas por los habitantes locales. En algunos sitios, los muertos están siendo cremados solamente a cinco metros de donde las personas están durmiendo. La lluvia empeora la situación en un tiempo que ya de por sí es emocionalmente difícil. Esto solo es en Katmandú.

Uso de las TIC en la preparación para desastres y la recuperación de las comunidades

Keiko Saito's picture
Viewing Yuriage before the tsunami using augmented reality glasses. Code for Resilience


Esta semana, en una visita a Yuriage en la zona costera de Japón, Teerayut Horanont observó usando anteojos el paisaje tranquilo que da paso al Océano Pacífico. Sin embargo, no se limitó a dicha vista, sino que vio la ciudad que alguna vez prosperó en tal lugar.

Una herramienta de realidad aumentada puesta en las gafas permite observar cómo era la zona antes del Gran Terremoto del Este de Japón de 2011 y el tsunami que devastó Yuriage y muchas otras comunidades costeras japonesas.

“Visualizar Yuriage antes del tsunami deja muy claro cuán catastrófico fue este para la zona. Sin los anteojos, sería difícil comprender la magnitud de los impactos, ya que ahora parece que aquí nunca hubo nada”, dijo Horanont, quien es un profesor asistente del Instituto Internacional de Tecnología Sirindhorn de la Universidad de Thammasat de Tailandia.

La preparación para los desastres puede ayudar a salvar vidas y ahorrar dinero

Jim Yong Kim's picture
Tropical Cyclone Pam, a Category 5 storm, ripped through the island nation of Vanuatu on March 13 and 14. © UNICEF
El ciclón tropical Pam golpeó la isla de Vanuatu el 13-14 de marzo. © UNICEF
Sendai, Japón. Si no contamos con una mejor preparación para los desastres, como terremotos o maremotos, fenómenos meteorológicos extremos, o futuras pandemias, estamos poniendo en riesgo las vidas de las personas y el desarrollo económico. Tampoco podremos convertirnos en la primera generación en la historia de la humanidad que acabe con la pobreza extrema.
 
Hace apenas unos días, el mundo volvió a experimentar la vulnerabilidad ante los desastres, después de que el ciclón tropical Pam, una de las tormentas más poderosas que haya tocado tierra, devastó las islas de Vanuatu. Algunos informes concluyeron que hasta un 90 % de las viviendas sufrió graves daños en Port Vila. Durante el paso de la tormenta, estaba en Sendai participando en la Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres, que se celebró pocos días después del cuarto aniversario del Gran Terremoto del Este de Japón de 2011. Ese sismo y el posterior tsunami causaron la muerte de 15 000 personas y daños por un monto estimado de US$300 000 millones.

Pages