Syndicate content

género

“Nadie ayuda... nadie me hace el paro”: Campaña de prevención de la violencia contra las mujeres en el transporte público

Karla Dominguez Gonzalez's picture

También disponible en: English

“Como mujer joven, me siento impotente y expuesta cuando un hombre me acosa en el autobús. Una se siente más vulnerable porque las personas no reaccionan ante la situación. Nadie ayuda... NADIE ME HACE EL PARO”.

La cita anterior corresponde a una niña de 16 años que participó en uno de los grupos de discusión organizados por el Banco Mundial en el marco de un proyecto piloto sobre la prevención de la violencia contra las mujeres y las niñas en el transporte público de la Ciudad de México. Lo que ella y otras mujeres describieron acerca de sus experiencias fue claro: “cuando somos acosadas nadie hace nada”. El nombre de este proyecto piloto “Hazme el paro” refleja esa realidad. Se trata de una expresión coloquial en México que significa “respáldame”. 
 
Póster de la campaña
Póster de la campaña

Cuatro gráficos sobre las diferencias de género que aún quedan por eliminar

Tariq Khokhar's picture

El Grupo Banco Mundial acaba de poner en marcha el nuevo portal de datos sobre género en el que se presentan datos desglosados por sexo y pertinentes al género sobre temas que van desde la educación, la demografía y la salud hasta el empleo, la propiedad de activos y la participación política. Asimismo, acabamos de publicar el Little Data Book on Gender 2016 (i) junto con cuadros en línea (i) que están vinculados a los últimos datos disponibles en los Indicadores del Desarrollo Mundial (i).

Los datos sobre género son una de las partes de nuestro sitio de datos que más visitas recibe, y estos recursos nuevos tornan más fácil que nunca ver las dimensiones del género de nuestros datos. Los tableros por país (i) y por tema (i) permiten contar con una reseña de la distribución y las tendencias de los datos relativos a cuestiones importantes, y los cuadros en línea y el libro constituyen una referencia útil de los datos a los que se accede más comúnmente.

A continuación he seleccionado algunos gráficos del nuevo portal relacionados con los cuatro pilares de la nueva Estrategia de igualdad de género (i) del Grupo Banco Mundial. Estos objetivos se centran en la mejora de las dotaciones humanas, a través de un mejor acceso a la salud, la educación y la protección social; la oferta de más y mejores empleos encarando problemas como las diferencias en materia de habilidades y los mecanismos de atención; la ampliación del acceso de las mujeres a los activos y su control sobre ellos, y el aumento de la participación y el poder de decisión de las mujeres, es decir, su capacidad para hacerse escuchar y ejercer control sobre los principales aspectos de sus propias vidas.
 

Reseña de 2015 en 12 gráficos

Donna Barne's picture

Ahora que hemos llegado al final de 2015, está claro que este fue un año de grandes logros, de tendencias emergentes y nuevos comienzos. Entre otras cosas, el 2015 marcó una caída histórica en la pobreza, un importante acuerdo sobre cambio climático y registramos una baja en la mortalidad materna e infantil.  Dejemos que los datos hablen por sí solos.

1. Tasa de pobreza mundial cae por debajo del 10 %

Se prevé que el porcentaje de la población mundial que vive en pobreza extrema caerá del 37,1 % en 1990 a un mínimo histórico de 9,6 % en 2015. Las nuevas estimaciones indican que 702 millones de personas viven por debajo de la nueva línea de pobreza mundial de USD 1,90 al día, (i) y la mayoría de ellas habita en África al sur del Sahara y Asia meridional. Este logro fue calificado como la “mejor noticia del mundo en la actualidad” por el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, y constituye un avance real en los esfuerzos por poner fin a la pobreza extrema a más tardar en 2030.p>  

La educación como vehículo para poner fin a la violencia contra las mujeres

Isabel Santagostino's picture
Foto: Scott Wallace/Banco Mundial

Las últimas luces del 2015 iluminan los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU (ODM) que incluyen la eliminación de disparidades de género en todos los niveles de educación. Aunque el número de países que han alcanzado la paridad de género en la educación primaria y secundaria entre 2000 y 2015 ha aumentado de 36 a 62, las niñas siguen enfrentando los retos más grandes, sobre todo en el acceso a la educación secundaria.

Las consecuencias negativas por la falta de educación son visibles a lo largo de la vida de una mujer.

Una niña sin educación es menos capaz de tomar decisiones propias sobre planificación familiar. Una niña tiene más probabilidades de tener problemas de salud y trastornos psicológicos, y sus hijos son más propensos a la desnutrición y analfabetismo. La educación es fundamental para el desarrollo de las aspiraciones y capacidades: una niña educada puede manejar mejor sus bienes y sus finanzas, y tiene más probabilidades de tener acceso al crédito.

El liderazgo de las mujeres y el acceso a los puestos de toma de decisión dependen también de su nivel de instrucción.

En el largo plazo, la falta de educación afecta las capacidades futuras de una mujer de buscar y obtener un empleo, y de tener un ingreso. La independencia económica se refleja no sólo en la capacidad que una mujer tiene de disponer de su dinero, ahorrar, adquirir bienes e invertir, sino también en su libertad de decidir librarse de relaciones domesticas abusivas, en particular de situaciones de violencia económica.


Finalmente, sin educación una mujer tiene más probabilidades de integrar la franja de pobreza.
 

Limpiemos las maneras sucias de cocinar

Anita Marangoly George's picture

English

Limpiemos las maneras sucias de cocinar


Realmente – Hagámoslo.

Es un hecho: la contaminación del aire en el interior de las viviendas provocada por cocinar con combustibles sólidos como la madera, el carbón vegetal y mineral, el estiércol y los desechos de cultivos en hogueras y cocinas tradicionales es la cuarta causa de muerte en el mundo, después de las enfermedades cardíacas y pulmonares y la infección respiratoria.

Casi 2900 millones de personas, la mayoría de las cuales son mujeres, aún cocinan con cocinas y combustibles sólidos contaminantes que producen humo y hollín. Esto significa que hay más personas que usan estos artefactos peligrosos que toda la población sumada de India y China.

Esto tiene que cambiar. Y el cambio está ocurriendo, según he oído la semana pasada en los diversos debates que tuvieron lugar en el Foro sobre Maneras Limpias de Cocinar 2015 (i) en Accra, Ghana. Al escuchar al ministro de Petróleo de Ghana y al viceministro de Género y Desarrollo, me doy cuenta de que la ambición de ofrecer cocinas limpias y combustibles más limpios a las familias que más lo necesitan está presente. Pero transformar la ambición en realidad es un desafío. Esto es cierto no solo en Ghana sino en muchas otras partes del mundo.

El apoyo a las emprendedoras es una inversión clave para promover el desarrollo mundial

Jin-Yong Cai's picture
Jacqueline Mavinga, empresaria, República Democrática del Congo. © John McNally / Banco Mundial
Jacqueline Mavinga, empresaria, República Democrática del Congo. © John McNally / Banco Mundial


De niña, Gircilene Gilca de Castro soñaba con montar su propio negocio en Brasil. Cuando lo logró, enfrentó varios problemas para hacerlo despegar. En la época en que su incipiente empresa de servicios alimenticios solo tenía dos empleados y un cliente, se dio cuenta de que necesitaba conocimientos más avanzados sobre cómo hacer crecer un emprendimiento. Para dar ese paso, buscó la educación y las oportunidades de orientación adecuadas,  a la vez que  accedió a nuevas herramientas de negocios y gestión. En 2009, armada por primera vez con una estrategia comercial y una confianza renovada, logró obtener dos préstamos para adquirir equipos nuevos, mejorar las instalaciones y contratar personal.

Así, los ingresos de la empresa de Gircilene aumentaron un 900 % y su equipo de trabajo se amplió a 45 empleados (la mayoría de los cuales son mujeres).

Nneka, artista invitada de #Music4Dev, aconseja a las mujeres: “No dejen que nadie las intimide”

Korina Lopez's picture



Desde que la cantante nigeriana Nneka (i) dio a conocer su primer disco Victim of Truth (Víctima de la Verdad) en 2005, la diminuta estrella ha sido una de las defensoras más firmes de la lucha contra la corrupción y los derechos de las mujeres en África. Nneka continúa en la senda de crear conciencia con su cuarto álbum My Fairy Tales (Mis cuentos de hadas), en el cual esta vez aborda las dificultades de los africanos de la diáspora. Recientemente, visitó la sede del Banco Mundial para compartir su música y expresar sus opiniones sobre los derechos de las mujeres. “Yo uso mi música como una plataforma para (dar voz) a estas cuestiones”, dice Nneka. “Crecí en Nigeria, donde las mujeres no tienen mucha libertad en varios niveles diferentes. Me crie en un ambiente en que se respeta el sistema a través del miedo”.

Inclusión financiera: Un trampolín hacia la prosperidad

Sri Mulyani Indrawati's picture

In Pakistan, Salma Riaz, right, shows Saba Bibi how to use her new cell phone to receive payments. © Muzammil Pasha/World BankUnos 2500 millones de personas no tienen acceso a servicios financieros formales en el mundo, lo cual incluye al 80 % de los pobres, es decir aquellos que viven con menos de US$2 al día. Las pequeñas empresas también se ven perjudicadas ya que hasta 200 millones de ellas declaran que carecen del financiamiento que necesitan para prosperar.
 
Esta es la razón por la cual nosotros en el Banco Mundial queremos que los hombres y las mujeres en todo el mundo tengan acceso a una cuenta bancaria o a un dispositivo, como un teléfono móvil, que les permita guardar dinero así como enviar y recibir pagos. Se trata de un elemento fundamental para que las personas manejen sus vidas financieras. 

La situación mundial de la cuestión de género en siete gráficos

Tariq Khokhar's picture

Este domingo, con ocasión del Día Internacional de la Mujer, (i) se celebran los logros de las mujeres, pidiendo al mismo tiempo una mayor igualdad de género. Antes de que se pongan en marcha varias destacadas campañas e iniciativas durante esta semana y la próxima, pensé que debía poner de relieve algunos datos y tendencias sobre cuestiones de género que usted posiblemente desconozca.

Nota: Debido a que estos datos provienen de diferentes fuentes, algunos de los miembros de las agrupaciones regionales pueden diferir entre gráficos, por favor refiérase a las fuentes originales para obtener más información.

1) El 91 % de las niñas del mundo completó la escuela primaria

Gráfico 1

Datos del Instituto de Estadística de la UNESCO (UIS) (i) y de los Indicadores del desarrollo mundial (WDI).

 

En 2012, una cifra sin precedentes de niñas completó la escuela primaria. Desde 2000, se han producido avances en todo el mundo, pero sigue habiendo grandes disparidades entre las regiones y los países. Solo el 66 % de las niñas en África al sur del Sahara terminó la escuela primaria en 2012, y en tres países esta cifra fue inferior al 35 %. La educación de las niñas es una de las mejores inversiones que podemos hacer  y es probable que en 2015 los países en desarrollo en su conjunto logren la paridad de género  (aproximadamente el mismo número de niños y niñas) en términos de matrícula en enseñanza primaria  y secundaria.

Por qué debemos lograr la igualdad - #Get2Equal

Sri Mulyani Indrawati's picture
Mujeres policías en Brasil ©  Banco Mundial
Frecuentemente los salarios que devengan las mujeres,
son menores a los de los hombres que hacen el mismo trabajo.
Foto: Mariana Cerratti /Banco Mundial

Las mujeres están surgiendo como una fuerza importante para el cambio. Los países que han invertido en la educación de las niñas y han eliminado las barreras legales que impiden a las mujeres alcanzar su potencial ahora están viendo los beneficios.

Tomemos como ejemplo a América Latina. Más de 70 millones de mujeres se han unido a la fuerza laboral en los últimos años. Dos tercios del aumento de la participación de las mujeres en la fuerza laboral en las últimas dos décadas se pueden atribuir a una mayor educación y al hecho de que las mujeres se casan más tarde y tienen menos hijos. Como resultado, entre 2000 y 2010, los ingresos de las mujeres contribuyeron a reducir la pobreza extrema en la región en aproximadamente un 30 %.

De hecho, para que los países puedan salir de la pobreza, debe existir igualdad tanto para las mujeres como para los hombres y se deben ampliar aún más las oportunidades para ambos. Pero para llegar a ese punto, es necesario que abordemos tres temas.
 


Pages