Syndicate content

impuestos

Los actuales impactos de "alentar" a las personas a pagar sus impuestos

Oscar Calvo-González's picture
© Maria Fleischmann/World Bank
© Maria Fleischmann/Banco Mundial

La sostenibilidad es el santo grial del desarrollo. Muchas intervenciones logran un impacto positivo en el corto plazo, pero de alguna manera no logran ser sostenidas en el tiempo. Por esta razón vale la pena prestarle atención a la experiencia guatemalteca descrita en este blog, que nos enseña cómo las ciencias del comportamiento pueden conducir a un cambio duradero y sostenible.

Todo comenzó en 2012 en Reino Unido con cambios simples en las cartas recordatorias enviadas a los contribuyentes morosos en el pago del impuesto sobre la renta. Los cambios fueron muy exitosos, induciendo pagos por £4.9 millones (alrededor de $6.5 millones) en una muestra de casi 120,000 contribuyentes morosos, que no se habrían recaudado sin la intervención. La entonces joven institución llamada “Behavioural Insights Team” (BIT) se daba a conocer en el mundo entero con esta intervención efectiva y de muy bajo costo que se basó en modificar los mensajes de las cartas que ya recibían los contribuyentes morosos. El mensaje que tuvo mayor efectividad decía: “9 de cada 10 personas en el Reino Unido pagan sus impuestos a tiempo. Usted forma parte de una pequeña minoría que aún no ha pagado”. Los expertos de las ciencias del comportamiento han podido demostrar que contarle a la gente lo que la mayoría hace, sobre todo cuando se trata de un comportamiento positivo, es una buena técnica para cambiar el comportamiento.

Comprender mejor los costos de los tratados fiscales: algunas evidencias iniciales de Ucrania

Oleksii Balabushko's picture
También disponible en: English | Français
Fotografía: Kiev, Ucrania. Licencia de Creative Commons: Mariusz Kluzniak.


A medida que aumenta la interconexión en el mundo, la tributación internacional —un tema que tradicionalmente ha sido especialidad de los abogados dedicados a impuestos— recibe cada vez más atención en los foros generales de desarrollo económico. Los tratados de doble tributación, es decir, los convenios que firman dos países para evitar que las empresas multinacionales o las personas deban pagar el mismo impuesto dos veces, se han vuelto más comunes y en la actualidad hay unos 3000 en vigor. Y si bien pueden contribuir a la inversión, algunos también se han convertido en instrumento de una planificación fiscal agresiva.

Por qué imponer un gravamen a las remesas es una mala idea

Dilip Ratha's picture
Familia en Nicaragua © Banco Mundial

En 2016, los flujos de remesas de los emigrantes a los países en desarrollo ascendieron a USD 440 000 millones, más del triple del volumen de la asistencia oficial para el desarrollo. En muchos países, las remesas constituyen la mayor fuente de divisas. En India y México, estos flujos superan a las inversiones extranjeras directas; en Egipto, son superiores a los ingresos provenientes del canal de Suez, y en Pakistán, sobrepasan a las reservas internacionales del país.

El caso “Panama Papers” pone de relieve la necesidad de tener sistemas fiscales justos

Sri Mulyani Indrawati's picture

High-rises and hotel buildings in Panama City, Panama. © Gerardo Pesantez/World Bank

El escándalo denominado “Panama Papers” nos recuerda que ocultar la riqueza y evitar el pago de impuestos no es algo fuera de lo común ni —en muchos casos— ilegal.

Pero la embarazosa filtración de la información expone algo más: la confianza pública se quiebra cuando las empresas, los ricos y los poderosos pueden ocultar su dinero sin violar la ley. Si no se aborda esta infracción, los que no son lo suficientemente ricos como para ocultar el dinero estarán menos dispuestos a pagar y contribuir al contrato social en el que se intercambian impuestos por servicios de calidad.

Cómo la corrupción y la evasión de impuestos alteran al desarrollo

Stuart Yikona's picture

Corrupción y desarrolloCuando se trata de enfrentar el tema del dinero obtenido de manera ilícita (a través de la corrupción o la evasión de impuestos, por ejemplo) y su efecto negativo en los resultados del desarrollo, los profesionales de la materia hemos sido culpables a menudo de ocuparnos superficialmente del problema, evitando abordar su causa básica. A través de recientes trabajos estamos tratando de corregir este dilema.