Syndicate content

océanos

Aguas turbulentas: garantizar la pesca sostenible y la salud de los océanos

Randall Brummett's picture

Esta publicación forma parte de una serie de blogs (i) relativo a  los objetivos de desarrollo sostenible y los datos de la edición 2016 de los Indicadores del desarrollo mundial . Chris Sall también contribuyó en este blog.


El pescado es la principal proteína animal para más de 1000 millones de personas. El promedio mundial de consumo de pescado es de alrededor de 20 kilos per cápita al año​. Los recursos marinos son esenciales en materia de seguridad alimentaria para gran parte de la población mundial, y el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 (ODS 14) procura conservar y utilizar de manera sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos. Hacer el seguimiento de los avances hacia estas metas es primordial, pero plantea retos considerables.

El mundo ahora cultiva más peces que los que captura

Hasta hace poco tiempo, la pesca de captura dominaba el mercado de los productos del mar. Desde los años ochenta ha habido un aumento en la producción acuícola (el cultivo de peces, crustáceos y algas marinas), la que ahora representa más de la mitad de toda la producción de pescados y mariscos. Los países de Asia oriental representan en conjunto más del 90 % de la producción mundial, tanto de la pesca de captura como de la acuicultura.

Midiendo lo que es importante: reconociendo el rol de la naturaleza en una economía global

Russ Mittermeier's picture

"Contabilidad" puede que no sea una palabra que nos acelere el pulso. ¿Pero, si le dijera que un nuevo tipo de contabilidad —llamada contabilidad del capital natural — podría revolucionar la forma en la que las naciones del mundo evalúan y valoran sus economías?
 
Actualmente, el producto interno bruto (PIB) es el más utilizado indicador del estado económico de un país. Pero mientras que éste número le pone un valor a todos los bienes y servicios producidos por esa economía, no toma en cuenta su "capital natural" — los ecosistemas y los servicios que prestan, desde la absorción del carbono a la regulación de agua dulce, hasta la polinización.