Syndicate content

Preparación para desastres

Las lluvias de El Niño que se llevaron los caminos del Perú

Irene Portabales González's picture
También disponible en Inglés.

El papel de la infraestructura de transporte durante la emergencia causada por el fenómeno natural.
Ministerio de Defensa del Perú/Flickr
Ministerio de Defensa del Perú/Flickr
Las lluvias que este año han azotado el norte del Perú han sido 10 veces más fuertes que de costumbre. Esto ha llevado al desborde de ríos y a avalanchas de lodo en numerosas áreas del país y, en consecuencia, se ha declarado el estado de emergencia en 10 regiones.

La causa de estas fuertes lluvias es el Niño, un fenómeno natural caracterizado por el calentamiento anormal de la temperatura superficial del mar en el océano Pacífico ecuatorial central y oriental. Este fenómeno dura alrededor de 18 meses, se produce cada 2 a 7 años y explica la alteración de los patrones normales de precipitación y de circulación atmosférica tropical, que dan lugar a eventos climáticos extremos en todo el planeta.

Invertir en la gestión de riesgos financieros antes de las crisis ayuda a atenuar las necesidades de recuperación posteriores a los desastres

Gloria M. Grandolini's picture
Una niña en un centro de evacuación en Filipinas en el año 2009. Fotografía: Jerome Ascano/Banco Mundial.

Dado que los desastres (i) naturales pueden producirse en cualquier momento y en cualquier lugar, hacer preparativos a largo plazo es mucho más eficaz que tratar por todos los medios de responder a una crisis. Me di cuenta de ello cuando el huracán Mitch hizo estragos en Honduras y mi abuela debió ser evacuada porque el río había llegado hasta el primer piso de su casa.

A medida que el cambio climático exacerba los fenómenos meteorológicos en gran parte del planeta, los países recurren al apoyo del Grupo Banco Mundial para mejorar su resiliencia física y financiera a los desastres.

Estamos trabajando cada vez más con los Gobiernos para fortalecer la planificación financiera y la gestión de riesgos antes de que ocurran los desastres, y no solo con el fin de reunir fondos para ayudar a los países a recuperarse luego de la catástrofe.

Los instrumentos basados en el mercado —como los seguros— pueden servir para amortiguar el efecto de los desastres naturales, ayudando a los países a evitar lo peor del impacto financiero de las crisis.

Uso de las TIC en la preparación para desastres y la recuperación de las comunidades

Keiko Saito's picture
Viewing Yuriage before the tsunami using augmented reality glasses. Code for Resilience


Esta semana, en una visita a Yuriage en la zona costera de Japón, Teerayut Horanont observó usando anteojos el paisaje tranquilo que da paso al Océano Pacífico. Sin embargo, no se limitó a dicha vista, sino que vio la ciudad que alguna vez prosperó en tal lugar.

Una herramienta de realidad aumentada puesta en las gafas permite observar cómo era la zona antes del Gran Terremoto del Este de Japón de 2011 y el tsunami que devastó Yuriage y muchas otras comunidades costeras japonesas.

“Visualizar Yuriage antes del tsunami deja muy claro cuán catastrófico fue este para la zona. Sin los anteojos, sería difícil comprender la magnitud de los impactos, ya que ahora parece que aquí nunca hubo nada”, dijo Horanont, quien es un profesor asistente del Instituto Internacional de Tecnología Sirindhorn de la Universidad de Thammasat de Tailandia.