Syndicate content

violencia domestica

Investigar la violencia que sufren las refugiadas sirias

Bassam Sebti's picture
 ShutterstockA menudo él usaba un palo o un alambre de hierro para golpearla. El cuerpo de la mujer estaba cubierto de moretones, algunas veces de todos los tipos de colores. El esposo de Hamada, (i) frustrado por haber perdido su hijo y su trabajo en la guerra de Siria, dirigía su ira y depresión hacia la madre de sus hijos.

Es un hecho: la guerra es una de las muchas formas de violencia a la que son sometidas las mujeres, y para algunas refugiadas sirias se trata de una prolongación de lo que a ha estado sucediendo en su país devastado por un conflicto bélico. (i)

Ellas han sido golpeadas, (i) forzadas a mantener relaciones sexuales y se les ha ordenado no hablar nunca de esos hechos, o de lo contrario serán asesinadas por sus propios maridos.

Tres puntos ciegos de la igualdad de género: Empleo, educación y violencia

Jim Yong Kim's picture

Woman in Nepal

En esta celebración del Día Internacional de la Mujer, las mujeres y las niñas están en una mejor situación que apenas hace unos decenios. La misma cantidad de niños y niñas asiste a la escuela en muchos países. Las mujeres viven más y son más sanas que antes.

Pero incluso con el progreso constante que hemos observado en las últimas décadas, uno de nuestros mayores desafíos de hoy es evitar caer en la autocomplacencia. No podemos quedarnos tranquilos; todavía no.

Aplicaciones contra la violencia doméstica: respuestas del siglo XXI a un viejo problema

Hasan Tuluy's picture

Also available in English

Hay una estadística que me dejó perplejo y mortificado a la vez: la principal fuente de daño físico para la mujer no son los accidentes de tráfico, ni el crimen, ni algunas de las más graves enfermedades.

Es la violencia doméstica. Una de cada cuatro mujeres será víctima de este tipo de violencia en el curso de sus vidas. Es decir, la cuarta parte de la población femenina, una cifra abrumadora que nos dice que no se trata de mujeres anónimas, sino de conocidas, compañeras de trabajo, vecinas, gente con la que nos topamos en el metro cada día.

Violencia de género: ¿es asunto del Banco Mundial?

Maria Beatriz Orlando's picture

Also available in English

La desigualdad de género viene en muchas formas y colores. En un reciente viaje a Haití, mis colegas y yo pudimos ver tal vez su cara más fea y dañina: la violencia contra las mujeres de todas las edades, incluyendo bebés. No obstante lo espantoso de la situación, la siguiente pregunta es válida:¿es asunto nuestro?

Creo que la respuesta es "sí". Por las siguientes razones.