Syndicate content

world bank

Aprender de la entrega basada en datos

Aleem Walji's picture

Dada la confusión en torno a la frase “ciencia de la entrega”, es importante señalar que no se trata de una receta “única” basada en la premisa de que lo que funciona en un lugar sirve para cualquier otro. Y no afirma que investigación y evidencia garantizan un determinado resultado.
 
Hace unas semanas, el Banco Mundial y el Instituto de Desarrollo de Corea celebraron una conferencia mundial sobre la ciencia de la entrega. Se reunieron varias instituciones de desarrollo, como la  Fundación Gates, la Fundación Grameen, UNICEF, el Center for Health Care Delivery Science de Dartmouth, y mHealth Alliance. Al centrarnos en los pobres extremos, examinamos oportunidades y desafíos en materia de desarrollo que incluyen los experimentos en el cuidado de la salud, cómo la tecnología está reduciendo los costos y aumentando la eficacia, y la dificultad de pasar de exitosas pruebas piloto a la entrega a gran escala.
 

Jim Yong Kim y el Día Mundial del Sida 2012

Jim Yong Kim's picture

Aunque he dedicado la mayor parte de mi carrera a la lucha contra el VIH y el sida, el  Día Mundial de este año es especial para mí por dos motivos. En primer lugar, ONUSIDA ha dado a conocer la destacada noticia de que más de 8 millones de personas en el mundo están actualmente en tratamiento, y 25 países han logrado una reducción mayor al 50% en la prevalencia del VIH. Con estos avances, soy más optimista que nunca sobre nuestra capacidad de terminar con la enfermedad.

Como lo demuestra el nuevo plan del Gobierno de EE. UU. para alcanzar una generación libre de sida, hoy contamos con la ciencia, el conocimiento, la experiencia y las herramientas para luchar contra la epidemia. Me alegró particularmente comprobar que dicho plan incluyó estrategias de sostenibilidad multianuales y que enfatizó en la necesidad de respaldar el liderazgo nacional. Con ese liderazgo, y con un programa a largo plazo de los países, estos esfuerzos pueden tener éxito.

La prosperidad de América Latina no solo depende de China

Augusto de la Torre's picture

La prosperidad de América Latina no puede ser exclusivamente “Hecha en China”. La región tiene como asignaturas pendientes cerrar las brechas de productividad, educación e infraestructura para poder aspirar a un crecimiento sostenido, y así alcanzar niveles de desarrollo y bonanzas similares a los que gozan las ahora potencias asiáticas.

Tales afirmaciones provienen del más reciente informe del Banco Mundial sobre perspectivas económicas para América Latina, que vaticina una relativa resistencia de la región a la expansiva crisis financiera global. Tales defensas provienen justamente de una cada vez más estrecha relación económica de América Latina con China, que le permitió convertirse en uno de los polos de mayor crecimiento mundial.

Pero, ¿hasta qué punto esa relación es la fórmula ganadora a largo plazo? El economista en jefe del Banco Mundial para la región, Augusto de la Torre, dice en este video blog que América Latina no debe cifrar todas sus esperanzas en China: