Syndicate content

Climate Change

El ciclismo es cosa de todos

Leszek J. Sibilski's picture
Disponible en : English

El maillot arco iris, el Giro de Italia, el Tour de Francia, o la Vuelta a España es lo que se nos viene a la mente cuando pensamos en el ciclismo. Sin embargo, el ciclismo de élite es sólo una pequeña parte de una rueda mucho más grande.
 
Según algunas estimaciones, ya hay más de dos billones de bicicletas en circulación en todo el mundo. Para el año 2050 ese número podría alcanzar los 5 billones. Más del 50 por ciento de la población sabe cómo montar en bicicleta. En China, el 37,2 por ciento de la población utiliza bicicletas. En Bélgica y Suiza, el 48 por ciento de la población las usa. En Japón, la cifra es del 57 por ciento, y en Finlandia del 60 por ciento. Holanda ostenta el récord de ser la nación con más bicicletas por habitante. También abundan los ciclistas en Noruega, Suecia, Alemania y Dinamarca. La capital danesa, Copenhague, es considerada como la mejor ciudad del mundo para los amantes de la bicicleta. Es conocida como la "Ciudad de los ciclistas", donde el 52 por ciento de la población utiliza una bicicleta para los desplazamientos diarios. Los ciclistas suelen gozar de mejor salud que aquellos viajeros que conducen vehículos de motor para ir a trabajar. Además tampoco se ven afectados por las decisiones de la OPEP sobre la producción de petróleo crudo o el precio del barril.

Los tiempos de incertidumbre económica ofrecen oportunidades de avance a escala mundial

Jim Yong Kim's picture
A shop in Sri Lanka is lighted by solar panels. © Dominic Sansoni/World Bank


​La economía mundial está creciendo, pero un ataque de ansiedad de año nuevo se ha instalado, imponiendo desafíos a nuestra misión mundial: aumentar la prosperidad del 40 % más pobre de la población, poner fin a la pobreza extrema para 2030, y evitar un colapso climático.

Es necesario aumentar ahora las medidas relativas al cambio climático

Rachel Kyte's picture

También disponible en: English



En los próximos meses, los Gobiernos de todo el mundo estarán preparando los aportes de sus países a la lucha colectiva contra el cambio climático. Estos planes serán la base de un nuevo acuerdo internacional sobre el clima que se analizará en París en el plazo de un año. Esta aspiración colectiva es hoy más importante que nunca. Todos tenemos la responsabilidad de tomar las decisiones que reducirán los riesgos creados por décadas de emisiones de gases de efecto invernadero y marcar el comienzo de una era de desarrollo económico más limpio, inclusivo y que cree más empleos.

Un gran paso de Estados Unidos y China en favor del planeta y de un nuevo crecimiento económico

Jim Yong Kim's picture

El pronóstico para el cambio climático (i) ha cambiado sin lugar a dudas de la noche a la mañana, con ciertas noticias positivas para el planeta y para el crecimiento económico.

Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de China, Xi Jinping, demostraron que, en conjunto, están impulsando la lucha mundial contra el cambio climático. Sus países son las dos economías más grandes del mundo y las mayores emisoras de contaminantes atmosféricos.

Los compromisos de ellos son un primer paso absolutamente esencial para mantener el calentamiento del planeta por debajo de los 2 grados centígrados, y evitar las desastrosas consecuencias de un mundo aún más incierto. China se comprometió a no superar una cifra máxima de emisiones para 2030 y a que el 20 % de su energía provenga de fuentes renovables, y Estados Unidos estuvo de acuerdo en reducir sus emisiones un 26 % a un 28 % por debajo de los niveles de 2005 antes de fines de 2025. Lo que es más importante, ambos acordaron aumentar su colaboración conjunta en programas de  investigación y desarrollo relativos a la energía limpia.

Empoderar a las nuevas generaciones para que actúen

Paula Caballero's picture
Photo by CIAT via CIFOR FlickrCuando observo la tasa de agotamiento de los recursos, la erosión del suelo y la disminución de las poblaciones de peces —los impactos del cambio climático en casi todos los ecosistemas—, veo un mundo físico que se degrada lentamente pero de manera inexorable. Lo denomino la “realidad que se esfuma” –la nueva normalidad–, es decir fenómenos de aparición lenta que nos van llevando a la pasividad y la aceptación de un mundo menos rico y diverso.

Durante mi vida, he visto aguas que estaban repletas de peces multicolores convertirse en aguas muertas como un acuario vacío. He visto en las calles de Bogotá, mi ciudad natal, la pérdida de miles de árboles en cuestión de años.


 

Bonos verdes

Mauricio González Lara's picture

El próximo 27 de octubre se llevará a cabo Growing a Green Bond Market in Mexico: Issuers and Investor Summit 2014, evento organizado por la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), la Asociación de Bancos de México (ABM), HSBC y Credit Agricole. El foro no podría ser más pertinente. Si bien los primeros green bonds o bonos verdes se emitieron durante la década pasada, su popularidad ha explotado en los últimos años. Se estima que en 2014 el mercado será de 40 mil millones de dólares, lo que representa un crecimiento de cuatro veces con respecto al año pasado.

Un bono verde es un instrumento de deuda en los mercados financieros. Lo que diferencia a un bono verde es el compromiso por parte de la emisora de canalizar los fondos recaudados sólo a proyectos que tengan un carácter verde, es decir, que produzcan un efecto positivo sobre el cambio climático, tanto en proyectos de energía renovable como de eficiencia energética.

Todos ponemos manos a la obra para garantizar que existan suficientes alimentos en el futuro

Juergen Voegele's picture

Al celebrarse el Día Mundial de la Alimentación, he aquí un dato que da que pensar: demasiados habitantes en el mundo sufren hambre.

Una de cada nueve personas(i) sufre hambre crónica, más de 1000 millones están desnutridas, y 3,1 millones de niños mueren cada año debido (i) al hambre y la malnutrición. Esta es una enorme merma para el desarrollo: cuando las personas padecen hambre y están desnutridas, tienen menos posibilidades de mejorar sus medios de sustento, atender adecuadamente a sus familias, vivir una vida plena y saludable y salir de la pobreza.

El problema se intensificará en el futuro, a medida que la población aumente, que el cambio climático afecte cómo producimos nuestros alimentos y que los recursos naturales que ayudan a alimentar a la población mundial sean exigidos aún más. Si no tenemos suficientes alimentos para la población del planeta en 2014 ¿cómo podremos hacerlo en el futuro, cuando en el mundo haya que mantener y nutrir a 9000 millones de personas en 2050?

Reuniones Anuales 2014: Guía de las transmisiones en vivo de los eventos

Donna Barne's picture

¿Cómo puede el crecimiento económico beneficiar a más personas? ¿Qué se necesita para duplicar la proporción de energías renovables en la combinación energética mundial? ¿Tendrá el mundo suficientes alimentos para todos en 2050? Usted puede oír lo que los expertos tienen que decir sobre estos asuntos y otros, hacer preguntas y opinar en más de 20 eventos transmitidos en vivo (i) entre el 7 y el 11 de octubre. Será el momento en que miles de líderes del ámbito del desarrollo se reunirán en la ciudad de Washington con ocasión de las Reuniones Anuales del Grupo del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Varios eventos serán cubiertos en vivo vía blogs o Twitter en diferentes idiomas. Usted también puede seguir la conversación en Twitter con la etiqueta #wblive y con otras relacionadas con los eventos. Hemos recopilado a continuación una muestra de los eventos y etiquetas. Vea el calendario completo o descargue la aplicación de las Reuniones Anuales para dispositivos Apple y teléfonos inteligentes con sistema Android.

De Río a Nueva York: el largo camino hacia un planeta más seguro

Gustavo Alberto Fonseca's picture



La ciencia del cambio climático es lo suficientemente robusta como para afirmar rotundamente que el planeta seguro y estable en el que la humanidad ha prosperado durante miles de años puede estar acercándose al final de un capítulo muy benigno en su historia. Un capítulo que llevó a una sola especie a alterar las tendencias biofísicas globales hasta el punto de inaugurar el Antropoceno -la era geológica del hombre.

Las soluciones que conocemos hasta el momento no han alcanzado la escala necesaria para frenar los trastornos climáticos: las concentraciones de gases de efecto invernadero atmosféricos siguen aumentando a un ritmo rápido, que nos acerca a peligrosos cambios climáticos causados por actividad humana.


Pages