Syndicate content

Medio ambiente

¿Los cambios en el uso de la tierra causados por los pagos por servicios ambientales persisten en el tiempo?

Stefano Pagiola's picture



Poco tiempo después de ingresar al Banco Mundial, trabajé en un equipo que evaluaba la magnitud y la gravedad de la degradación de la tierra en El Salvador. Como parte de este trabajo, fui a visitar el sitio de un proyecto de conservación de suelos que se había implementado unos años antes y que se consideraba extremadamente exitoso. De hecho, el informe de implementación del proyecto estaba lleno de cifras de kilómetros lineales de terrazas construidas, y otros indicadores de éxito. Sin embargo, una vez que llegamos al sitio del proyecto, buscamos en vano cualquier signo de una terraza. Las terrazas habían estado una vez allí (¡había fotografías para demostrarlo!), pero unos años más tarde ya no existían.

Que los resultados de un proyecto no duren una vez que el proyecto termine es una preocupación constante. Sin embargo, es difícil saber que tan importante es el problema, ya que muy pocas veces hay monitoreo después de que un proyecto cierra.

Vincular el cambio climático y la salud para lograr mejores resultados de desarrollo

James Close's picture
Una mujer usa una máscara para protegerse de la contaminación en China. Foto: © Curt Carnemark/Banco Mundial.
Una mujer usa una máscara para protegerse de la contaminación en China.
Foto: © Curt Carnemark/Banco Mundial.


El cambio climático ya tiene efectos reales y medibles en la salud humana y se cree que esos impactos aumentarán. Los países de ingreso bajo y mediano sufren las peores repercusiones, dado que son más vulnerables a los cambios en el clima y tienen una menor capacidad de adaptación debido a sus deficientes sistemas de salud e infraestructura. La buena noticia es que los efectos acumulativos del cambio climático en la salud se han debatido de manera amplia durante décadas y se comprenden mejor.

La coca, una mirada desde el desarrollo

Marcelo Jorge Fabre's picture
 Crónicas Desarmadas
Fotografía: Crónicas Desarmadas

Siempre hemos oído que si Colombia no tuviera el problema de drogas ilícitas y el conflicto armado, sería un paraíso terrenal.  Bendecida con recursos naturales que parecieran infinitos, Colombia ocupa uno de los primeros lugares en biodiversidad del mundo. Sus playas, sus selvas, sus montañas, sus gentes son de una riqueza invaluable.

Pero esa Colombia hasta ahora se está empezando a conocer. Desafortunadamente lo que más se conoce son las profundas heridas que han dejado décadas de conflicto armado y lucha contra el narcotráfico. Colombia es uno de los productores de hoja de coca más grandes del mundo. Según cifras de la Oficina de las Naciones Unidas para las Drogas y el Delito (UNODC) en julio de 2016, Colombia aún lideraba la lista global de productores de cocaína por encima de Bolivia y Perú.  Según la agencia, aproximadamente 65,000 hogares en Colombia, en condición de pobreza, dependen del cultivo de hoja de coca para su subsistencia.

“Arreglar” el enfoque sobre la recuperación en casos de desastre

Jo Scheuer's picture
Foto: Danvicphoto, usuario de Flickr.

El vínculo entre la pobreza y los desastres es cada vez más claro: nuevos estudios muestran que los fenómenos meteorológicos extremos empujan a la pobreza a 26 millones de personas cada año. Las fuerzas que impulsan esta tendencia, como el cambio climático, la expansión urbana y el crecimiento demográfico, hacen que las pérdidas anuales superen los USD 500 000 millones, y estas cifras no disminuyen.

Sin embargo, dada la limitación de recursos y tiempo, se suelen descuidar las operaciones de preparación adecuadas para estos eventos que son comunes en los países en desarrollo. Como resultado se obtiene un modelo de recuperación deficiente que pone en peligro el desarrollo sostenible y deja rezagadas a millones de personas altamente vulnerables. (PDF, en inglés)

¿Quién participa en la economía colaborativa en Europa?

Hernan Winkler's picture
Foto: SkyPics Studio/Shutterstock

También disponible en: English

La información sobre la economía colaborativa (Uber, Airbnb y otros ejemplos) es escasa, pero en un último estudio se estima que el crecimiento de los ingresos generados por estas plataformas ha sido enorme. En la Unión Europea (UE), los ingresos totales de la economía colaborativa aumentaron de alrededor de 1000 millones de euros en 2013 a 3600 millones de euros (PDF, en inglés) en 2015. Si bien este cálculo equivale a apenas el 0,2 % del PIB de la UE, las tendencias más recientes indican una expansión rápida y constante.​

Esto es importante, ya que la economía colaborativa tiene el potencial de aumentar la eficiencia y mejorar el bienestar de muchos habitantes en la región.

Esto también puede generar perturbaciones importantes.

Corredores de coexistencia para reducir los conflictos entre los seres humanos y los animales silvestres

Claudia Sobrevila's picture
© Assam Haathi Project
© Assam Haathi Project 

En condiciones extremas, un ser humano puede sobrevivir tres minutos sin aire, tres días sin agua y tres semanas sin alimento. Para apoyar a una población mundial de 7500 millones de personas, se necesitan más recursos naturales esenciales lo que está causando deforestación, degradación y fragmentación de los hábitats, pastoreo excesivo y sobreexplotación.
 
En el intento por sobrevivir y prosperar, los seres humanos ya usamos el 38 % de la tierra del mundo para actividades agrícolas; además, hemos deforestado la tierra debido a la industria, la minería y la infraestructura, dejando como zonas protegidas menos del 15 % de la superficie terrestre mundial (i) para fines de conservación de la biodiversidad. Si hay tanta presión de los seres humanos en las zonas protegidas, ¿dónde pueden buscar agua y comida las poblaciones restantes de elefantes, grandes felinos y otras especies silvestres? (Comprensiblemente), una cosecha de maíz, un arrozal desprotegido o una vaca bien alimentada parecen irresistibles. Esta lucha por los recursos naturales —especialmente la tierra y el agua— es la raíz de los conflictos entre los seres humanos y la fauna silvestre.

Atlas 2017 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: una nueva guía visual de los datos sobre el desarrollo

World Bank Data Team's picture

El Banco Mundial se complace en dar a conocer el Atlas 2017 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), (i) una nueva publicación (i) con más de 150 mapas y visualizaciones de datos que ilustran los avances realizados por las sociedades para lograr los 17 ODS.
 
El atlas forma parte de los productos relacionados con los Indicadores del Desarrollo Mundial (WDI), (i) una base de datos que contiene estadísticas nacionales comparables y de alta calidad acerca del desarrollo y las condiciones de vida de las personas en todo el mundo. Ud. puede:

Tendencias, comparaciones y análisis nacionales de los 17 ODS 

La vida silvestre del mundo necesita jóvenes defensores del planeta

Hasita Bhammar's picture
The youth from the Turia community celebrating their first workshop on tiger conservation in the Pench Tiger Reserve
Jóvenes de la comunidad de Turia participan en un primer taller sobre la conservación del tigre en la reserva de Pench

En 2010, dos semanas después de graduarme de la universidad, con solo una mochila y una botella de agua antigua, me paré frente a un gran portón en que estaba colgado un cartel oxidado que me dio la bienvenida a la “reserva del tigre de Pench”. (i) Esta era la misma reserva que había inspirado “El Libro de la selva” de Rudyard Kipling. Ninguna de las entrevistas de prueba o disertaciones podría haberme preparado para el trabajo que tenía que emprender. Estaba allí para crear una pequeña organización sin fines de lucro cuya misión sería involucrar a los jóvenes de la comunidad local cercana a la reserva del tigre, e inculcarles amor y pasión por el medio ambiente. En concreto, infundir en estas mentes jóvenes el compromiso de salvaguardar a los 41 tigres que deambulaban en estado salvaje por la reserva.

El acceso a información de calidad es crucial para controlar la contaminación ambiental de Perú

Ernesto Sanchez-Triana's picture

 Franz Mahr / World BamkA principios de la década del 2000, Perú afrontaba serios problemas ambientales. La contaminación del aire en áreas urbanas, como Lima-Callao, era tan severa que causaba miles de muertes prematuras cada año. De hecho, la calidad del aire en Lima era peor que la de otras grandes ciudades latinoamericanas, tales como Ciudad de México o Sao Pablo.

Otros riesgos para la salud humana provenían, entre otros, de tres factores: La contaminación del aire al interior de los hogares a causa del uso de leña para cocinar; insuficiente acceso al agua potable, saneamiento e higiene; y la exposición al plomo, un metal altamente tóxico.

En conjunto, los problemas ambientales causaban 12 millones de casos de enfermedades al año, afectando principalmente a los niños, ancianos y a la población pobre incapaz de costear servicios médicos. Un estudio del Banco Mundial estimó que estos impactos negativos tuvieron un costo económico equivalente al 2.8% del Producto Interno Bruto (PIB) de Perú en 2003

Gráfico: La pesca de captura se ha estancado mientras que la acuicultura ha crecido

Tariq Khokhar's picture
Mientras que la acuicultura aumentó en los últimos años, el crecimiento de la pesca mundial se estancó desde 1990. En 2013, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) consideró que casi el 90 por ciento de las especies marinas que se pescan están a punto del exterminio o sobre explotadas. Un nuevo informe (i) estima que el sector pesquero podría generar otros  USD 83 000 millones anuales si se mejoran los métodos de pesca.

Contenido relacionado:
Artículo: Los miles de millones hundidos del sector pesquero​
Comunicado: Dar un descanso a los océanos podría generar USD 83 000 millones en beneficios adicionales para el sector pesquero
Video: En Perú, pescar menos anchoveta da resultados​
Informe: Los miles de millones hundidos del sector pesquero​ (pdf) (i)





Pages