Syndicate content

Medio ambiente

El ejemplo de México en la lucha contra los incendios forestales llega a la India

Alfredo Nolasco Morales's picture

English version

Del 1-3 de noviembre de 2017, el Ministerio del Ambiente, Bosques y Cambio Climático de India (MoEFCC por sus siglas en inglés) y el Banco Mundial organizaron un taller en Nueva Dehli para discutir la prevención y el manejo de incendios forestales. El taller reunió a expertos y profesionales de incendios forestales de ocho países junto con funcionarios del ministerio, de los departamentos forestales de los estados, así como representantes de la academia y de la sociedad civil de la India. Uno de los países participantes, México, transformó recientemente su política nacional de incendios forestales.

Alfredo Nolasco Morales, gerente de Manejo del Fuego de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) compartió sus ideas sobre lo que esta transformación ha significado para México, cómo se logró y cómo puede servir de inspiración para India, ya que el gobierno indio prepara un nuevo plan de acción nacional contra los incendios forestales.

Hagamos un trato para crear ciudades resilientes

Carina Lakovits's picture
También disponible en: English
Jiangxi (China), 1 de julio de 2017: En China oriental, la ciudad de Jiujiang se vio afectada por intensas lluvias y muchas zonas urbanas resultaron inundadas. Los vehículos quedaron a merced de las aguas y los ciudadanos se abrían paso por los peligrosos caminos anegados.
Fotografía: humphery/Shutterstock.com.


Por primera vez en la historia, viven más personas en las ciudades (i) que en las zonas rurales. Si bien las ciudades representan la promesa de un futuro mejor, la realidad es que muchas de ellas no están a la altura de las expectativas. Con demasiada frecuencia carecen de los recursos para proporcionar incluso los servicios más básicos a sus habitantes y no pueden brindar a los ciudadanos protección eficaz contra los embates de los desastres naturales ni del cambio climático.

Esto se relaciona en gran medida con la falta de infraestructura adecuada contra el impacto de las inundaciones, el aumento del nivel del mar, los deslizamientos de tierra o los terremotos. La mayoría de las ciudades necesita mayor protección contra las inundaciones, viviendas mejor construidas y una planificación más adecuada del uso de la tierra. Pero incluso cuando las ciudades saben lo que deben hacer para ser más resilientes, con mucha frecuencia no tienen acceso al financiamiento necesario para lograr esa meta.

Combatir el cambio climático con infraestructura ecológica

Michael Wilkins's picture
También disponible en: English | Français  | 中文
 


Según la NASA, (i) 16 de los 17 años más cálidos de los que existe registro se han producido a partir del año 2001. De modo que —al ocupar el cambio climático un lugar destacado en la agenda mundial—, casi todos los países firmaron el Acuerdo de París de 2015, cuyo objetivo fundamental es mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 °C con respecto a los niveles preindustriales. Sin embargo, dado los graves efectos del calentamiento del planeta que ya se están sintiendo, se necesita una mayor resiliencia frente al cambio climático.
La “infraestructura ecológica” puede ayudar en los esfuerzos por lograr los objetivos tanto de mitigación como de adaptación.

La erosión marina: el impacto del cambio climático que afecta la infraestructura costera y el empleo

Karin Erika Kemper's picture


La vida de las comunidades costeras en África occidental está cambiando rápidamente. En algunas zonas, el litoral se ve afectado por un proceso erosivo de hasta 10 metros al año. Las tormentas más intensas y el aumento del nivel del mar están destruyendo viviendas, caminos y edificios que fueron emblemáticos para muchas generaciones.

Hace poco estuve en África occidental para ver los efectos de la erosión costera. Para entender lo que está sucediendo, realizamos un viaje por tierra a través de tres países: desde Cotonú, la capital de Benin, pasando por la costa de Lomé (Togo) y luego por Keta y Accra (Ghana). Estos tres países, que se encuentran entre los más afectados por este problema, proporcionan un panorama de la situación en el resto del litoral, desde Mauritania a Senegal y Nigeria.

La resiliencia de la pampa argentina se fortalece en la cuenca del río Salado

Victor Vazquez Alvarez's picture


Después de varios días de lluvia en la provincia de Buenos Aires, no es extraño encontrar en la prensa nacional noticias e imágenes de campos anegados en la cuenca del río Salado. No llamaría tanto la atención si no fuera porque en esta zona al sur de Buenos Aires se produce el 25% de la carne y grano de Argentina. Y es que, por su geomorfología totalmente llana, en esta área del país los procesos de drenaje después de las lluvias son muy lentos, así que los campos permanecen inundados durante meses y los daños en la producción agropecuaria son cuantiosos.

Gráfico: ¿Cuáles son los países más lluviosos en el mundo?

Tariq Khokhar's picture

La red de observación climática, hídrica y meteorológica menos desarrollada en el mundo se encuentra en África, región en que la mitad de las estaciones meteorológicas terrestres no informan datos fidedignos. Los peligros hidrológicos y meteorológicos (“hidrometeorológicos”) son responsables del 90 % del total de pérdidas causadas por desastres en el mundo. Se puede impulsar la capacidad de los Gobiernos para reducir los riesgos económicos y salvar vidas si se comprenden, pronostican y se advierte a los ciudadanos sobre los peligros y desastres naturales.

La investigación del Banco Mundial indica que los países pueden ahorrar anualmente USD 13 000 millones solo en pérdidas de activos mediante inversiones en servicios de hidrometeorología. Esta semana, el primer Foro Meteorológico e Hidrometeorológico a nivel ministerial de África (i) reconoce de manera formal la función que desempeñan los mencionados servicios en el desarrollo.

Nuestro sistema agroalimentario necesita información adecuada – ¿Cómo asegurar que eso suceda?

Diego Arias's picture
Photo: CIF Action/Flickr
Para la mayoría de la gente, ver el pronóstico del tiempo en la televisión es una actividad común, ocasionalmente divertida y sin riesgos.  ¡El meteorólogo hasta puede hacernos reír! Pero cuando el ingreso de una familia depende de la lluvia o la temperatura, el pronóstico es más que un programa informativo o entretenido.  La información puede ser la clave del éxito o del fracaso de un agricultor.  Los agricultores conocen los riesgos a enfrentar en el camino y entonces usan el pronóstico del tiempo y otros datos de precios, plagas y enfermedades, cambios en condiciones de crédito y regulaciones para planificar las fechas de cultivo, cosecha, venta, y el uso de insumos como fertilizantes y herbicidas para plantas, y vacunas y alimento para animales.

La disponibilidad y la calidad de dicha información de riesgos agrícolas son altamente importantes para los agricultores y el posible impacto de información puede resultar muy costosa, lo que resulta en decisiones erróneas y pérdidas de ingresos por parte del agricultor.  Los sistemas de información que no tienen fuentes confiables y/o tienen malos protocolos de procesamiento de datos, producen resultados en los cuales no se puede confiar.  En otras palabras, “basura que entra, basura que sale”.  La información es una parte integral de la gestión de riesgos agropecuarios, no solamente en el corto plazo para cubrirse contra eventos adversos, sino también en el mediano y largo plazo para adaptarse al cambio climático y poder adoptar prácticas resilientes.  Los programas de gestión de riesgos agropecuarios y de agricultura climáticamente inteligente (Climate Smart Agriculture en inglés) no tendrán mucho impacto a no ser que los agricultores puedan tener acceso a información confiable para la implementación de los cambios necesarios en el campo.

Invertir en sistemas de información de riesgos agropecuarios es una forma costo-efectiva de asegurarse que los agricultores – y otros actores de la cadena agroalimentaria – tomen las decisiones correctas.  Pero en una gran parte de los países, los sistemas de información de riesgos agropecuarios evidencian una gran falta de capacidad y escasez de financiamiento.  Por ejemplo, México, un país con un sector agropecuario importante, no tiene información de precios del mercado local de productos agrícolas como el maíz, y es por esto que un nuevo proyecto financiado por el Banco Mundial tiene como objetivo ayudar a resolver este problema.  Pero México no es el único.  Argentina acaba de resolver este problema, también con apoyo del Banco Mundial, con la creación de un Sistema de Información de Precios de Mercado para los 7 granos básicos.

Las lluvias de El Niño que se llevaron los caminos del Perú

Irene Portabales González's picture
También disponible en Inglés.

El papel de la infraestructura de transporte durante la emergencia causada por el fenómeno natural.
Ministerio de Defensa del Perú/Flickr
Ministerio de Defensa del Perú/Flickr
Las lluvias que este año han azotado el norte del Perú han sido 10 veces más fuertes que de costumbre. Esto ha llevado al desborde de ríos y a avalanchas de lodo en numerosas áreas del país y, en consecuencia, se ha declarado el estado de emergencia en 10 regiones.

La causa de estas fuertes lluvias es el Niño, un fenómeno natural caracterizado por el calentamiento anormal de la temperatura superficial del mar en el océano Pacífico ecuatorial central y oriental. Este fenómeno dura alrededor de 18 meses, se produce cada 2 a 7 años y explica la alteración de los patrones normales de precipitación y de circulación atmosférica tropical, que dan lugar a eventos climáticos extremos en todo el planeta.

¿Cómo examinar la calidad del agua? Existen pruebas químicas que se pueden hacer cuando los presupuestos son limitados

Jessica Anne Lawson's picture
También disponible en: English | Français| 中文
Muestras para el análisis colorimétrico.
Foto: Chemical Heritage Foundation en Flickr (i)
bajo la licencia Creative Commons 2.0. (i)


Nota del editor: esta es la segunda publicación de una serie de blogs sobre opciones de baja tecnología para monitorear la calidad del agua. (i)

Gracias a la química moderna, podemos detectar miles de productos químicos en el agua, incluso en concentraciones extremadamente bajas. La creciente lista de tipos de análisis disponibles puede parecer abrumadora, y para la gran mayoría de los métodos se necesitan laboratorios de vanguardia. Afortunadamente, ¡no necesitamos analizar todo! Un conjunto mucho más pequeño y más práctico de pruebas puede proporcionar buenas ideas acerca de la calidad química del agua para los efectos del monitoreo. La buena noticia es que existen análisis de baja tecnología que se pueden realizar cuando los presupuestos son limitados.
 
Tipos de pruebas
 
Los métodos típicos para realizar pruebas de campo portátiles y de baja tecnología usadas para monitorear la calidad química del agua se dividen en tres categorías:

¿Los cambios en el uso de la tierra causados por los pagos por servicios ambientales persisten en el tiempo?

Stefano Pagiola's picture



Poco tiempo después de ingresar al Banco Mundial, trabajé en un equipo que evaluaba la magnitud y la gravedad de la degradación de la tierra en El Salvador. Como parte de este trabajo, fui a visitar el sitio de un proyecto de conservación de suelos que se había implementado unos años antes y que se consideraba extremadamente exitoso. De hecho, el informe de implementación del proyecto estaba lleno de cifras de kilómetros lineales de terrazas construidas, y otros indicadores de éxito. Sin embargo, una vez que llegamos al sitio del proyecto, buscamos en vano cualquier signo de una terraza. Las terrazas habían estado una vez allí (¡había fotografías para demostrarlo!), pero unos años más tarde ya no existían.

Que los resultados de un proyecto no duren una vez que el proyecto termine es una preocupación constante. Sin embargo, es difícil saber que tan importante es el problema, ya que muy pocas veces hay monitoreo después de que un proyecto cierra.


Pages