Syndicate content

Finanzas y desarrollo del sector financiero

Cómo convertir los miles de millones de asistencia oficial en billones de financiamiento total

Bassam Sebti's picture

Se necesitan medidas urgentes para movilizar, redirigir y liberar billones de dólares de recursos privados para garantizar el crecimiento a nivel mundial y la prosperidad compartida.

Desde 1956, la Corporación Financiera Internacional (IFC), (i) la institución miembro del Grupo Banco Mundial centrada exclusivamente en el sector privado, ha movilizado USD 2500 millones en capital pagado por sus accionistas para invertir más de USD 1 billón en el desarrollo del sector privado. Los 60 años de experiencia de IFC han demostrado la capacidad del sector privado para crear soluciones innovadoras y comercialmente viables que generan impacto en términos de desarrollo.

“Un año atrás, todos decidimos apoyar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La única forma de alcanzar estos objetivos es contar con capitales privados que los financien y empresas privadas que los lleven a la práctica”, dijo Gavin Wilson, director ejecutivo de IFC Asset Management Company, durante las Reuniones Anuales de 2016 del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

“Por eso se nos ocurrió la frase ‘de los miles de millones a los billones’ el año pasado, junto con nuestras instituciones multilaterales, en la etapa previa a la conferencia de Addis Abeba sobre financiamiento para el desarrollo”, agregó.

¿Pero qué significa en realidad “de los miles de millones a los billones”? Wilson explicó que “debemos convertir los miles de millones de asistencia oficial... en billones de financiamiento total”. Pero al mismo tiempo planteó una pregunta muy importante: ¿Cómo vamos a combinar el capital comercial con las necesidades de desarrollo?

El campo de los sueños: trazar el mapa del panorama de la inversión en infraestructura en los mercados emergentes

Joaquim Levy's picture

En publicaciones anteriores, (i) mencioné estimaciones de la brecha de financiamiento para infraestructura en los mercados emergentes que fluctúan entre aproximadamente USD 500 000 millones y más de USD 1 billón al año en el curso de la próxima década. El rango refleja la diferencia entre el nivel estimado de infraestructura que se necesita para sostener el crecimiento en los mercados emergentes y el nivel real de dicha inversión.
 
Los desafíos son inmensos y los recursos son escasos. Del financiamiento que existe, más del 70 % proviene de los presupuestos gubernamentales nacionales; la segunda fuente principal (aproximadamente el 20 %) es el sector privado, y los recursos restantes provienen de la asistencia internacional para el desarrollo o la ayuda de las economías desarrolladas[1]. Dada las excesivas demandas a las que están sometidos los presupuestos del sector público en los países desarrollados y en desarrollo por igual, cualquier aumento solo es probable que provenga de una mayor colaboración y cofinanciamiento del sector privado.

¿Pueden los países en desarrollo aumentar la cobertura de pensiones para enfrentar el envejecimiento de la población?

Gloria M. Grandolini's picture


Si bien muchos de nosotros nos esforzamos en retrasar el proceso de envejecimiento, la población envejece y esto no se puede evitar. Aún más, se puede predecir, y es algo para lo cual los países pueden prepararse.

Invertir en la gestión de riesgos financieros antes de las crisis ayuda a atenuar las necesidades de recuperación posteriores a los desastres

Gloria M. Grandolini's picture
Una niña en un centro de evacuación en Filipinas en el año 2009. Fotografía: Jerome Ascano/Banco Mundial.

Dado que los desastres (i) naturales pueden producirse en cualquier momento y en cualquier lugar, hacer preparativos a largo plazo es mucho más eficaz que tratar por todos los medios de responder a una crisis. Me di cuenta de ello cuando el huracán Mitch hizo estragos en Honduras y mi abuela debió ser evacuada porque el río había llegado hasta el primer piso de su casa.

A medida que el cambio climático exacerba los fenómenos meteorológicos en gran parte del planeta, los países recurren al apoyo del Grupo Banco Mundial para mejorar su resiliencia física y financiera a los desastres.

Estamos trabajando cada vez más con los Gobiernos para fortalecer la planificación financiera y la gestión de riesgos antes de que ocurran los desastres, y no solo con el fin de reunir fondos para ayudar a los países a recuperarse luego de la catástrofe.

Los instrumentos basados en el mercado —como los seguros— pueden servir para amortiguar el efecto de los desastres naturales, ayudando a los países a evitar lo peor del impacto financiero de las crisis.

Cuatro medidas que México puede adoptar para acelerar el logro de la inclusión financiera

Gloria M. Grandolini's picture
A girl with a bankcard in Mexico. Photo: Alberto Canche/ World Bank

El mes pasado, viajé a México para asistir a la ceremonia en que se dio a conocer la Política Nacional de Inclusión Financiera.

El evento constituyó un importante hito en el país, dado que solo el 44 % de los adultos posee una cuenta bancaria, de acuerdo a la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera. En el documento de la normativa, se describe una visión sobre cómo dar acceso a los servicios financieros formales a esa mitad de la población que carece de servicios bancarios, y ofrece una hoja de ruta para lograrlo.

En el mundo, 2000 millones de adultos no tienen acceso a servicios bancarios, (i) y la comunidad internacional del desarrollo considera que la inclusión financiera es necesaria para reducir la pobreza y promover la prosperidad compartida.
México representa el 2,6 % de esa cifra mundial, y es uno de los 25 países que el Grupo Banco Mundial y sus asociados han priorizado como parte de la iniciativa de acceso universal a los servicios financieros para 2020. (i) El objetivo de esta es permitir a los adultos que no son parte del sistema financiero formal tener acceso a cuentas de transacciones que les posibiliten guardar dinero, y enviar y recibir pagos.

Las tecnofinanzas correctamente reguladas aumentan la inclusión y combaten los delitos cibernéticos

Joaquim Levy's picture

Luceildes Fernandes Maciel is a beneficiary of the Bolsa Família program in Brazil. © Sergio Amaral/Ministério do Desenvolvimento Social e Agrário

Las tecnofinanzas—o FinTech en inglés— están cambiando el sector financiero (i) en todo el mundo. También están facilitando que los servicios financieros lleguen a las familias de bajos ingresos que no han tenido los recursos para poder pagarlos o tener acceso a ellos. Las posibilidades y el impacto son muy amplios, como lo es el potencial de mejorar las condiciones de vida en los países en desarrollo.

Las finanzas comienzan a funcionar de modo diferente; hay nuevas maneras de recopilar, procesar y usar la información, que es la moneda principal del sector financiero. Un conjunto totalmente nuevo de actores empieza a operar en este sector. Por consiguiente, todas las áreas financieras —incluidos los sistemas de pago y la infraestructura, el crédito para los consumidores y las pymes, y los seguros— están cambiando.

Energía renovable, energía solar y proyectos de gran magnitud: Tendencias destacadas en nuevos datos sobre la participación privada en infraestructura

Clive Harris's picture

También disponible en: English


Muchos de ustedes ya conocen la base de datos sobre la participación privada en el sector de infraestructura (PPI), (i) que administra el Grupo de alianzas público-privadas. Como un recordatorio para quienes no lo saben, esta base de datos es un recurso muy completo que incluye más de 8000 proyectos con participación privada en 139 economías de ingreso mediano y bajo en el periodo comprendido entre 1990 y 2015, y que abarca los sectores del agua, la energía, el transporte y las telecomunicaciones.

Cinco gráficos sobre la inclusión financiera de las mujeres

Nina Vucenik's picture

También disponible en: English

Más del 40 % de las mujeres en todo el mundo –es decir, 1000 millones– no tiene acceso a servicios financieros formales, según Global Findex. (i)

La brecha financiera por razón de género se mantiene en un 9 % en los países en desarrollo, aunque en algunas partes del mundo es mucho más alta, de acuerdo a datos del informe Global Findex de 2014. (i)

Las mujeres tienen un 20 % menos de probabilidades que los hombres de tener una cuenta bancaria y un 17 % menos probabilidades de haber recibido un préstamo de una institución financiera formal.

¿Cuán incluidas están las mujeres en el sistema financiero en el mundo?

Porcentaje de titularidad de cuentas de mujeres por región

Fuente : Global Findex 2014 (i)

Construcción de alianzas para ganar la confianza pública: las reformas de gestión financiera de Chile

Dmitri Gourfinkel's picture

También disponible en: English

Santiago de Chile
Vista de Santiago de Chile, foto via alobos Life, bajo licencia CC.

Nota de los editores: La siguiente es una entrevista con Patricia Arriagada, ex contralora general de Chile y Patricio Barra Aeloiza, jefe de la división de análisis de contabilidad de la Oficina General de Contraloría, quienes han sido claves en el impulso a las recientes reformas de los sistemas públicos de gestión financiera en Chile.


Pages