Syndicate content

Finanzas y desarrollo del sector financiero

Enriquezca su experiencia de las Reuniones de Primavera de 2018

Bassam Sebti's picture


Solo faltan unos pocos días para la celebración de las Reuniones de Primavera de 2018, y ya es tiempo de organizarse para ellas. Los principales oradores son representantes de instituciones de primer nivel como LinkedIn, la Universidad de Oxford, Financial Times, Brookings Institution, además de Bill Gates y Jeff Weiner, que son personas influyentes.
 
Conéctese, participe y mire para sacar pleno provecho de todo lo que #WBGMeetings tiene para ofrecer.

Maximizar el financiamiento para el desarrollo: un enfoque que funciona

Hartwig Schafer's picture
People in Saint-Louis, Senegal. © Ibrahima BA Sané/World Bank
Un grupo de mujeres y niños en Saint-Louis, Senegal. © Ibrahima BA Sané/Banco Mundial.

Se necesita una inversión enorme para alcanzar el ambicioso objetivo de poner fin a la pobreza extrema en 2030 e impulsar la prosperidad compartida. Según algunos cálculos, lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tendría un costo de USD 4,5 billones anuales, y obviamente esto no lo podremos hacer solo con financiamiento público. Para ser más claro: los países podrán alcanzar los ODS y mejorar las vidas de sus ciudadanos si recaudan más ingresos internos y atraen más financiamiento privado y soluciones privadas que complementen y movilicen fondos públicos y asistencia oficial para el desarrollo. Este enfoque se denomina “maximizar el financiamiento para el desarrollo”.
 
Recientemente, miembros de equipos de proyectos presentaron cinco casos que respaldan dicho enfoque, compartiendo experiencias de la vida real y datos sobre el impacto en el desarrollo. Estos casos provienen de todo el mundo, desde Colombia a África occidental y las Islas Salomón, y me llenan de optimismo. Me gustaría compartir dos de esos ejemplos que realmente tuvieron resonancia.

17 cursos sobre ciudades y desarrollo urbano disponibles en línea, y en español

Ana I. Aguilera's picture
ISTOCK

Gracias a Internet y los avances tecnológicos de la última década, hoy en día es posible estudiar en las universidades más prestigiosas del mundo a una fracción del costo o incluso de manera gratuita. El auge de los MOOCs (cursos masivos abiertos en línea, por sus siglas en inglés) en años recientes ha sido notorio, atrayendo a muchos que antes solo podían optar por el sistema de formación presencial, hasta el punto de llegar a competir por una buena parte del mercado en el sector educativo profesional.

Para muchos latinoamericanos, especialmente aquellos dedicados a la gestión pública, estudiar en las mejores universidades del mundo solía ser un sueño inalcanzable, pero ahora es posible. Si bien los temas y cursos de formación son cada vez más diversos y asequibles, la mayoría son en inglés y existe poco contenido disponible en español.

Para atender esta problemática, en los últimos años diversas instituciones y bancos de desarrollo multilaterales han liderado esfuerzos para crear y hacer disponible este tipo de contenidos y cursos en línea a funcionarios públicos, académicos, estudiantes, ONGs y el público general. A través de alianzas con el Instituto Tecnológico de Monterrey, la Universidad de Los Andes en Colombia y otras de las universidades más prestigiosas de la región, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y CAF ofrecen una gran variedad de cursos en línea para ampliar la formación de profesionales en el campo del desarrollo sostenible de ciudades, disponibles a través de plataformas como EdX y Coursera.

Por qué los inversionistas deben correr el riesgo en los países más frágiles del mundo

Stephanie von Friedeburg's picture
Microfinance in DRC. © Anna Koblanck/IFC
Servicio de microfinanzas en la República Democrática del Congo. © Anna Koblanck/IFC.


La fragilidad, el conflicto y la violencia afectan a más de 2000 millones de personas en todo el mundo. Y aunque la pobreza en conjunto está disminuyendo, ese no es el caso en los países afectados por conflictos. (i)

Estos países, asolados por una inestabilidad política y económica casi constante, son los que a menudo necesitan más la inversión privada. Sin embargo, son también los lugares en los que pocos inversionistas privados están interesados. Los riesgos parecen ser mayores que las recompensas.

En ocho gráficos: las causas de la caída del precio del petróleo en 2014-16 y los motivos por los que esta no logró impulsar la economía

Marc Stocker's picture
También disponible en: English
Descargue la edición de enero de 2018 del informe Global Economic Prospects (Perspectivas económicas mundiales). (PDF, en inglés)

El colapso de los precios del petróleo en el período de 2014-16 estuvo impulsado por un creciente exceso de oferta, pero no logró dar un impulso al crecimiento mundial como muchos esperaban. En este caso, los beneficios de los precios del petróleo considerablemente más bajos se vieron debilitados por la escasa reacción de la actividad económica en mercados emergentes importadores de petróleo fundamentales, los efectos que tuvo una pronunciada contracción de las inversiones en energía en la actividad económica en Estados Unidos, y una abrupta ralentización en países exportadores de petróleo de importancia clave.

La mayor caída de los precios del petróleo de los tiempos modernos

Entre mediados de 2014 y principios de 2016, la economía mundial experimentó una de las mayores caídas de los precios del petróleo de los tiempos modernos. El desplome de dichos precios durante ese período, que alcanzó el 70 %, fue una de las tres mayores caídas que se haya registrado desde la Segunda Guerra Mundial, y la más larga desde el colapso de 1986 impulsado por la oferta.

Precios reales del petróleo

Notas: Los precios reales del petróleo se calculan como el precio nominal deflactado por el índice del valor unitario de las manufacturas, en que 100=2010. Promedio del crudo, Banco Mundial. La última observación corresponde a noviembre de 2017.

Pasos para aumentar la cooperación entre los bancos nacionales de desarrollo, el sector privado y los bancos multilaterales de desarrollo

Ceyla Pazarbasioglu's picture

El programa de eventos de las Reuniones Anuales 2017 del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) fue amplio y abarcó diversos temas que son decisivos para la labor del Grupo Banco Mundial.

Sin embargo, el evento más importante, en mi opinión, fue aquel donde se abordó la función que pueden desempeñar los bancos nacionales de desarrollo en la tarea de solucionar el impactante déficit de financiamiento existente y que es necesario subsanar para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esto es lo que se describe con la expresión “pasar de miles de millones a billones” (i) de dólares.

Desde que se anunciaron los ODS, la comunidad internacional del desarrollo ha analizado formas de acceder a nuevos medios de financiamiento, atraer al sector privado y establecer alianzas relevantes entre los sectores público y privado.

Los bancos nacionales de desarrollo son importantes, ya que son fundamentales para atraer y movilizar el financiamiento del sector privado.

Estadísticas de la deuda internacional 2018: préstamos bilaterales del grupo BRICS a países de ingreso bajo se duplican en 2016 llegando a un monto de USD 84 000 millones

World Bank Data Team's picture
Acaba de publicarse la edición del informe Estadísticas de la deuda internacional (IDS) (i) correspondiente a 2018.

Esta incluye datos y análisis sobre la deuda externa y los flujos financieros (deuda y capital) de las economías de todo el mundo para el año 2016, y presenta más de 200 series cronológicas de indicadores que cubren el periodo comprendido entre 1970 y 2016 para la mayoría de los países que informan datos. Si desea tener acceso al informe y otros productos relacionados, usted puede: La edición de este año se publicó solo 10 meses después del periodo de referencia de 2016, por lo que las estadísticas de deuda se encuentran disponibles con una rapidez nunca vista. Además de los datos publicados en diferentes formatos digitales, el informe IDS incluye un análisis conciso sobre el panorama de la deuda mundial, que se ampliará a través de una serie de boletines durante el próximo año.

¿Por qué monitorear y analizar la deuda?

El objetivo principal del informe IDS es medir los saldos y flujos de deuda en los países de ingreso bajo y mediano que se obtuvieron como préstamos de acreedores externos. En términos generales, los saldos de deuda son los pasivos corrientes que se deben pagar en forma de principal o intereses a los acreedores. Los flujos de deuda son pagos nuevos o reembolsos a las entidades crediticias.

Estos datos se producen como parte del trabajo que realiza el Banco Mundial al monitorear la capacidad crediticia de sus clientes, y son ampliamente usados por otros actores con fines analíticos y operacionales. Las crisis recurrentes en materia de deuda, incluida la crisis financiera mundial de 2008, ponen de relieve cuán importante es medir y controlar los saldos y flujos de la deuda externa, y la gestión sostenible de esta. A continuación, se presentan tres aspectos destacados del análisis realizado en el informe IDS 2018:

La afluencia neta de recursos financieros hacia los países de ingreso bajo y mediano aumentó, pero los países de la AIF quedaron rezagados

En 2016, los flujos netos de recursos financieros dirigidos a los países de ingreso bajo y mediano se elevaron a USD 773 000 millones, un aumento tres veces superior a los niveles de 2015, pero más bajo que los niveles observados entre 2012 y 2014.​

Sin embargo, esta tendencia no se extendió a los países más pobres del mundo. En el grupo de países que reciben solo financiamiento de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), (i) estos flujos disminuyeron un 34 % llegando a USD 17 600 millones, su nivel más bajo desde 2011. Este descenso fue impulsado por caídas en la afluencia de capital de acreedores privados y bilaterales.

¿Pueden los administradores de la deuda salvar al mundo?

M. Coskun Cangoz's picture
© Thinkstock
© Thinkstock

Fue hace 10 años, justo antes de la crisis mundial, cuando Lehman Brothers no se había derrumbado y Fannie Mae y Freddie Mac no habían sido puestos bajo tutela. Para los administradores de la deuda, los mercados eran menos volátiles y el futuro era menos incierto. En Turquía, nos ocupábamos de la implementación del programa de reforma posterior a la crisis.

Un día, recibí una invitación del profesor de octavo grado de mi hijo para hablar en el “día de las carreras” que tiene como objetivo educar a los niños respecto de diferentes tipos de trabajos. Acepté la invitación, pero me preocupé un poco porque mi trabajo como administrador de la deuda, si bien era un tipo de trabajo distinto, no necesariamente era un trabajo “emocionante”.

La mitigación de los riesgos de desastre, una manera de adaptarse al cambio climático

Joaquim Levy's picture
La casa de esta familia en Colombia se inunda todos los años, creando condiciones de vida peligrosas. © Scott Wallace/Banco Mundial.
La casa de esta familia en Colombia se inunda todos los años, creando condiciones de vida peligrosas. © Scott Wallace/Banco Mundial.


Las perturbaciones climáticas tienen profundas repercusiones en las perspectivas de desarrollo de los países clientes del Banco Mundial.  Para muchas economías en desarrollo y mercados emergentes, los impactos negativos ya son una realidad, y los desastres naturales son cada vez más frecuentes e intensos. Desafortunadamente, muchos países todavía no tienen la capacidad de resistir estas catástrofes, y esto puede aumentar la fragilidad política, la inseguridad alimentaria, la escasez de agua y, en casos extremos, los conflictos y la migración. Estos impactos, incluso siendo leves, pueden perturbar el desarrollo y echar por tierra avances generados por años de inversiones. (i)

Los seguros basados en índices tienen impacto en el desarrollo donde más se necesita

Ceyla Pazarbasioglu's picture
Foto: Dasan Bobo, Banco Mundial.

Muchas poblaciones en el mundo son vulnerables a las crisis climáticas como sequías, inundaciones, lluvias irregulares y desastres naturales. Para estos países, ciudades y comunidades, los seguros basados en índices son una herramienta de gestión de riesgos fundamental que permite a las víctimas de tales crisis seguir teniendo acceso a financiamiento y aumentar su resiliencia frente a futuros riesgos. (i)
 
Los seguros basados en índices, o paramétricos, pagan beneficios sobre la base de un índice predeterminado en caso de pérdidas de activos e inversiones ocasionadas por fenómenos meteorológicos o catastróficos. En contraste, los seguros tradicionales se basan en evaluaciones de los daños reales. 


Pages