Syndicate content

Salud, nutrición y población

Las lesiones y muertes por accidentes de tránsito prevenibles frenan el desarrollo de los países

Patricio V. Marquez's picture
También disponible en: English | Français
 



Uno de nosotros estaba leyendo un diario en las vacaciones y se encontró con un artículo que relataba una historia bastante común: “Choque de vehículos deja trágico saldo de muertos en una carretera de montaña”. (i) El accidente, ocurrido en Perú, causó 51 muertes como resultado de la caída de uno de los vehículos —un autobús— al precipicio. Muchas de las personas que fallecieron regresaban a Lima después de celebrar el feriado de Año Nuevo con familiares que vivían en las afueras de la ciudad.
 
La triste realidad es que estos eventos trágicos son habituales en distintas partes del mundo. De acuerdo con datos de 2015 de la Organización Mundial de la Salud, cada año 1,25 millones de personas mueren en calles y carreteras de todo el mundo, y entre 20 millones y 50 millones resultan gravemente heridas. El saldo humano es visible, aunque no se registre en su totalidad, pero los costos intangibles que impactan negativamente en las sociedades y las economías en general no se reflejan en las estadísticas nacionales. Está demostrado que resulta difícil obtener datos y pruebas acerca del costo económico y social de los accidentes de tránsito para contribuir a la formulación de políticas sobre seguridad vial, especialmente en los países en desarrollo.

La salud y la riqueza de las naciones

Jim Yong Kim's picture
También disponible en: English
© Dominic Chavez/Banco Mundial



Hace más de 20 años, atendí a un joven llamado Melquíades Huaya Ore en Carabayllo, Perú, que tenía tuberculosis multirresistente. Según la concepción tradicional de ese momento, tratar a los pacientes pobres como él con los mismos medicamentos que se utilizaban en los países ricos era insostenible, demasiado caro y no valía la pena el esfuerzo.

En contra de todos los consejos, hallamos la manera de llevar los medicamentos y, con la ayuda de un grupo de trabajadores sanitarios comunitarios muy dedicados, pudimos tratar con éxito a Melquíades. Me alegra contar que hoy en día es contador en Perú y está prosperando.

La experiencia y las evidencias nos muestran que no hay receta mejor para la salud, la riqueza y la seguridad que un sistema de atención sanitaria que brinde a todas las personas la misma cobertura.

Gráfica: 100 millones de personas cayeron en la pobreza debido a gastos en salud en 2010

Tariq Khokhar's picture

La cobertura sanitaria universal (CSU) significa que todas las personas puedan recibir servicios de salud de calidad sin tener que sufrir dificultades financieras. Un nuevo informe del Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud (OMS), concluye que los gastos en salud hacen que cerca de 100 millones de personas, que sobreviven con USD 1,90 al día, caigan en pobreza extrema cada año, y que aproximadamente 180 millones de habitantes, que sobreviven con USD 3,10 al día, se vean afectados por la pobreza todos los años. 

Puede encontrar más conclusiones en este blog o en la página del informe (i).

Sin salud para todos, no podremos poner fin a la pobreza en 2030

Tim Evans's picture
También disponible en: English



Todas las personas tienen derecho a recibir servicios de salud esenciales de calidad sin tener que sufrir dificultades financieras cuando se enferman debido a los gastos médicos que deben pagar. Este simple pero poderoso principio apoya el cada vez mayor movimiento hacia la cobertura sanitaria universal (CSU), que ahora constituye un compromiso mundial en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Regular y cobrar impuestos sobre los cigarrillos electrónicos es una medida correcta

Patricio V. Marquez's picture
También disponible en: English | Français 
Imagen cortesía de Pixabay bajo una licencia Creative Commons.



Regular el consumo de tabaco usando impuestos específicos, restricciones para fumar en lugares públicos y limitaciones al acceso y la venta de productos de tabaco a los jóvenes son ahora iniciativas vinculadas con políticas ampliamente aceptadas para prevenir sus efectos perjudiciales sobre la salud. La resolución de un Tribunal Federal de Estados Unidos ordenó a los cuatro principales fabricantes de cigarrillos del país hacer “declaraciones rectificativas” para informar al público sobre los daños que causan los cigarrillos, incluidos aquellos con bajo contenido de alquitrán. De acuerdo a este dictamen, que entró en vigor el 26 de noviembre de 2017 y dura un año, se difunden anuncios de TV en horario estelar y avisos de una página completa en periódicos. La resolución confirma lo que ya se sabe sobre la base de los datos recopilados en el último medio siglo: (PDF, en inglés) la manipulación del diseño y la composición del cigarrillo para asegurar la entrega óptima de nicotina ha llevado a la adicción, la mala salud, y la mortalidad y la discapacidad prematuras entre los fumadores y los fumadores pasivos. Además, la reciente decisión del Vaticano de prohibir la venta de cigarrillos libre de impuestos es un buen ejemplo de cómo ha cambiado la actitud de la sociedad hacia el consumo de tabaco: un Estado soberano está dispuesto a renunciar a los ingresos de productos que claramente perjudican la salud de las personas.

Nuevas estimaciones de la mortalidad infantil indican que 15 000 niños fallecieron diariamente en 2016

Emi Suzuki's picture

Este blog se basa en nuevas estimaciones de la mortalidad infantil dadas a conocer hoy por el Grupo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre la Estimación de la Mortalidad en la Niñez (UN IGME). (i)

Se han logrado avances considerables en la reducción de la mortalidad infantil en las últimas décadas. Entre 1990 y 2016, la tasa mundial de mortalidad de niños menores de 5 años descendió un 56 %, de 93 muertes a 41 muertes por cada 1000 nacidos vivos. En los últimos 16 años, se aceleró la disminución de las tasas de mortalidad infantil, en comparación con la década anterior. Como consecuencia, se han salvado las vidas de 50 millones de niños menores de 5 años desde el año 2000, que habrían fallecido si la tasa de mortalidad hubiera permanecido en el mismo nivel que en dicho año.

Sin embargo, en 2016, 15 000 niños murieron diariamente (5,6 millones en total). Si bien se trata de una reducción considerable con respecto a las 35 000 muertes diarias en 1990 (12,6 millones en total), es necesario hacer más para alcanzar la meta 3.2 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que busca que todos los países intenten reducir la mortalidad de niños menores de 5 años al menos hasta 25 por cada 1000 nacidos vivos.

La historia de Pierina: cómo un carné de identidad ayuda a una niña peruana a recuperar la audición

Ana Coyne Alonso's picture
© Daniel Silva Yoshisato

Miluska Pérez sabía que algo estaba mal con su bebé, Pierina, cuando mostró signos que no oía bien a una corta edad. “Empecé a preguntarme si ella podía escucharme o no”, cuenta Miluska.
 
Tras varios exámenes, Miluska se enteró que su hija sufría de una “sordera grave” y que un audífono no resolvería el problema. Los doctores le dijeron que la única solución sería un implante coclear que costaba USD 30 000. Para Miluska, que trabaja en turnos de noche como conserje en un restaurante de lujo en Lima (la capital del Perú), estas noticias fueron devastadoras. “Fue como un balde de agua fría”, dice. “No supe qué decir o hacer”.
 

Colocar la salud y el empoderamiento de las mujeres en el centro del desarrollo

Kristalina Georgieva's picture
Registered nurses look after newborns at a maternity hospital in Freetown Sierra Leone. © Dominic Chavez/World Bank
Enfermeras cuidan a recién nacidos en un hospital de maternidad en Freetown, Sierra Leona.
© Dominic Chavez/Banco Mundial

La semana pasada, cuando se celebró el Día Mundial de la Población, pensé en la alegría que representan los niños y el derecho de las mujeres a decidir cuándo tener hijos. Es importante para las mujeres, pero también para la sociedad en conjunto. No puede existir desarrollo sostenible si las mujeres no están empoderadas, y no puede haber empoderamiento de las mujeres sin acceso a un conjunto amplio de servicios de salud materna y reproductiva. La planificación familiar es uno de esos servicios.

Una versión renovada de los datos de salud, nutrición y población

Haruna Kashiwase's picture




Los datos sobre la cantidad y el bienestar de la población mundial se encuentran entre la información más consultada en la página de Datos de libre acceso del Banco Mundial.

Hoy, hemos dado a conocer una nueva versión del Portal de datos de salud, nutrición y población, (i) en que se muestran más de 250 indicadores (i) sobre temas, tales como financiamiento de la salud y personal sanitario; inmunización e incidencia del VIH y el sida, el paludismo y la tuberculosis, enfermedades no transmisibles y causas de muerte, y nutrición, agua potable y saneamiento y salud reproductiva. Además, se incluyen estimaciones y proyecciones de la población.
 

¿Está la Argentina preparada para envejecer? Cómo volvernos ricos antes de volvernos viejos

Rafael Rofman's picture



En la Argentina de hoy, la población en edad de trabajar crece más rápido que la población total.  Este patrón, conocido como el bono demográfico, es una gran oportunidad de generación de riqueza, siempre que se forme a los jóvenes y se creen empleos para que la población en edad productiva efectivamente trabaje y produzca. Pero este escenario favorable no es para siempre. En poco más de 30 años, el porcentaje de población adulta (mayor de 65 años) sobre el total será casi el doble, pasando del 10% actual al 19% 2050 (y al 25% en 2100). 
 
Imaginemos cuán diferente será la sociedad en el futuro con el doble de adultos mayores. De no mediar un cambio tecnológico profundo, subirían los gastos en jubilaciones y salud, y el crecimiento económico se estancaría como consecuencia de una menor cantidad de personas trabajando, un fenómeno que ya viene ocurriendo en países desarrollados. En el caso particular de la Argentina, el problema se complica: corremos el riesgo de volvernos viejos antes de volvernos ricos. 


Pages