Syndicate content

Tecnologías de la información y de la comunicación

Empleos, la vía más rápida para salir de la pobreza

Sri Mulyani Indrawati's picture
A worker at the E-Power plant in Port-au-Prince, Haiti. © Dominic Chavez/World Bank

Los buenos empleos son la vía más eficaz para salir de la pobreza. Investigaciones señalan (i) que el aumento de los salarios representa del 30 % al 50 % de la caída en los niveles de pobreza (i) durante la última década. Pero, en la actualidad, más de 200 millones de personas en el mundo están desempleadas y buscan trabajo, y muchas de ellas son mujeres y jóvenes. Una impresionante cantidad de 2000 millones de adultos, en su mayoría mujeres, permanecen fuera de la fuerza laboral en general. Además, demasiadas personas trabajan en empleos mal renumerados y poco calificados, y que aportan poco al crecimiento económico. Por lo tanto, para poner fin a la pobreza y promover la prosperidad compartida, necesitaremos no solo más puestos de trabajo, sino también mejores empleos a los cuales puedan acceder trabajadores de todos los estratos de la sociedad.
 
¿Por dónde empezar? El crecimiento liderado por el sector privado y basado en la productividad es la piedra angular de la creación de empleos (i) en todos los países, pero es especialmente difícil lograrlo en los países más pobres del mundo. (i) Tres factores son esenciales para que el sector privado cree empleos más productivos para los pobres.

Poner fin a la pobreza significa cerrar las brechas que existen entre las mujeres y los hombres

Sri Mulyani Indrawati's picture
Una mujer cocina para su familia en un pueblo del Níger. Foto © Stephan Gladieu / Banco Mundial


Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030: buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

En 2016, el mundo es un lugar mejor para las mujeres y las niñas que hace una década. Pero no para todas, y definitivamente no en todos los lugares: esto es especialmente cierto en los países más frágiles y más pobres (i) del mundo.

La Revolución “Big Data” en estudios sociales: ¿Qué hemos aprendido y hacia dónde vamos?

Carlos Rodríguez Castelán's picture
    

Aunque muchos han recalcado la falta de precisión con la que se ha usado el término “Big Data” para referirse a una gama de fenómenos cibernéticos, lo cierto es que éste  no deja de causar sensación y controversia,  ya que ha significado un gran brinco que ha permitido superar la barrera de la falta de información frecuente y representativa.
 

Para poner fin a la pobreza, todas las personas deben estar conectadas en el mundo digital

Korina Lopez's picture
Presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim y el secretario de Estado de EE. UU., John Kerry. © Simone D. McCourtie/Grupo Banco Mundial


Si todos tuviéramos acceso a Internet, entonces cada uno de nosotros podría tener una oportunidad justa de contar con estabilidad financiera y educación, ¿verdad?

¡Si solo fuera tan sencillo!

El secretario de Estado de EE. UU., John Kerry, (i) y el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, encabezaron el jueves una reunión (i) con algunos de los principales expertos en el campo del desarrollo mundial acerca de la Iniciativa “Global Connect”, (i) que impulsa el Departamento de Estado de EE. UU., y cuyo objetivo es dar acceso a Internet a 1500 millones de personas antes de fines de 2020.

Refugiados sirios usan cuatro herramientas disponibles en los teléfonos inteligentes para llegar a Europa de manera segura

Bassam Sebti's picture
Yusuf, un refugiado sirio, sostiene su teléfono inteligente, al cual califica como “la cosa más importante”.
Él cuenta que con este aparato puede llamar a su padre, que vive en Siria. © B. Sokol/ACNUR.

Si se mira dentro del equipaje de todos los refugiados, (i) que viajan en una embarcación con destino a Europa poniendo en peligro sus vidas, se podrán ver unas pocas pertenencias que varían entre un refugiado y otro. Sin embargo, hay una cosa que todos llevan consigo: un teléfono inteligente.

Estos refugiados han sido criticados por poseer teléfonos inteligentes, (i) pero lo que los críticos no entienden es que los refugiados consideran estos aparatos caros como su principal salvavidas para salir al mundo exterior, y una importante ayuda para escapar de la guerra y la persecución. También estos dispositivos les permiten contar sus historias al mundo y narrar lo que se ha catalogado como la crisis de refugiados más grave desde la Segunda Guerra Mundial. (i)

Usemos nuestra voz en los medios sociales para poner fin a las adversidades

Bassam Sebti's picture

¿Cuándo fue la última vez que usó la cámara de su teléfono móvil? ¿Ayer, esta mañana, o hace unos pocos minutos? ¿Qué hizo? ¿Tomó una foto de su niño o su mascota, o quizás registró un problema en su comunidad para atraer la atención pública?
 
¿Ha pensado alguna vez que la cámara de su teléfono puede captar no solo las cosas cotidianas? ¿Sabía que con una sola instantánea podría salvar vidas y ayudar a muchas personas a superar dificultades y salir de la pobreza?
 
¡Sí, usted puede hacerlo! Al menos un desconocido en el centro de Beirut creyó eso.
 
Fue un día caluroso y húmedo en agosto de 2015 en la capital libanesa cuando ese desconocido tomó una foto de un hombre, visiblemente angustiado y al borde de las lágrimas, que sostenía a su hija sobre su hombro y trataba de vender un puñado de bolígrafos baratos.

Reseña del año: Las historias más populares en 2015

Analía Martinez's picture

Aquí, en el Banco Mundial, publicamos a lo largo del año una numerosa cantidad de artículos, comunicados de prensa, blogs, videos, y mucho más. Nos interesa saber cuáles son los temas de mayor interés para nuestra audiencia, por eso, prestamos mucha atención y hacemos un seguimiento de las publicaciones más leídas año tras año. A continuación, les presentamos las historias más populares del año 2015, medido por el número de visitantes únicos.

Artículos

Los temas de mayor interés de este año han sido variados, van desde la lucha contra la violencia de género hasta cómo comer fuera de casa puede ser una manera de medir la pobreza. La caída del precio del petróleo y la inversión en bonos verdes también han sido temas resonantes que se encuentran entre los más leídos del 2015. 

  1. 53 imágenes para detener la violencia contra la mujer (26 de marzo)
  2. Comer fuera de casa, ¿una nueva forma de medir la pobreza? (9 de diciembre)
  3. ¿Quién gana y quién pierde con la caída del precio del petróleo en la región de Oriente Medio y Norte de África? (29 de enero)
  4. Los bonos verdes están cambiando las expectativas de los inversionistas y facilitando las inversiones sostenibles (22 de enero)
  5. Invertir en las mujeres es fundamental para acabar con la pobreza e impulsar el crecimiento que se necesita (14 de julio)

Sea más listo: ¡Ponga en su bolsillo un mundo de datos sobre el desarrollo!

Nagaraja Rao Harshadeep's picture
Muchas conversaciones de sobremesa y discusiones amistosas se dirigen hacia un vacío de datos: “El problema es grande… ¡muy grande!”. ¿Cuán grande exactamente? Lo más probable es que su amigo no tenga la menor idea.

A menudo se dice que vivimos en una nueva era de los datos. Instituciones como el Banco Mundial, los organismos de las Naciones Unidas, la NASA, la ESA, las universidades y otras nos han inundado con una abrumadora cantidad de nuevos datos obtenidos meticulosamente en los países y a partir de estudios, u observados por el número cada vez mayor de ojos que hay en el cielo. Tenemos herramientas modernas como teléfonos celulares, que son más poderosas que los antiguos servidores que yo utilizaba cuando era estudiante universitario. Usted puede estar en zonas rurales de Malawi y todavía tener acceso a una pasable red de datos 3G.

 
Open data for sustainable development

¡El Grupo Banco Mundial está en Flipboard!

Bassam Sebti's picture

¿Eres un(a) usuario(a) habitual de Flipboard y te interesan los temas relacionados con el desarrollo? Tenemos buenas noticias para ti: ¡ahora estamos en Flipboard!

El Grupo Banco Mundial  tiene valioso contenido que puede ser beneficioso para una amplia gama de audiencias en todo el mundo. Este nuevo servicio complementará nuestros recursos en línea ya existentes y promoverá nuestros mensajes de una manera más interactiva para lograr un mayor impacto.

Para quienes no conocen bien Flipboard, se trata de una aplicación que agrega contenido de sitios web y medios sociales. Esta funciona como una revista interactiva, en la cual las noticias pueden ser “hojeadas” por los usuarios. Es un método único para encontrar, reunir y compartir contenido de diferentes fuentes en una sola revista personalizada.

La primera edición que estamos lanzando es acerca de las cuestiones de género. En ella destacamos nuestras iniciativas destinadas a poner fin a la pobreza extrema y aumentar la prosperidad compartida mediante el empoderamiento de las mujeres.

Embarcarse en un nuevo tipo de datos: Los desechos de los equipos electrónicos y eléctricos

Kees Baldé's picture

Todos podemos dar fe de que los equipos electrónicos y eléctricos (EEE) ocupan cada vez más espacio en nuestros hogares y oficinas. Y como la vida útil de los mismos, entre ellos las computadoras, los teléfonos inteligentes, los enrutadores y los monitores, se acorta, dando como resultado montones antiestéticos de aparatos apenas usados, averiados u obsoletos.

Con el tiempo, estos EEE que alguna vez fueron caros y "de gran demanda", son entregados a camiones de desechos electrónicos.

Según un reciente estudio (i) de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU), en 2014 se generaron aproximadamente 46 millones de toneladas de residuos electrónicos en todo el mundo. Aunque los dispositivos tecnológicos son parte esencial de nuestra vida diaria en la actualidad, el impacto social de la chatarra electrónica puede ser grave si esta no se administra de acuerdo con normas adecuadas de gestión de desechos.

Por ejemplo, si la basura tecnológica no es tratada cuidadosamente, quienes manipulan estos residuos —que en el mundo en desarrollo serían las mujeres y los niños que trabajan— quedan expuestos a sustancias tóxicas.


Pages