Syndicate content

Jóvenes

Atlas 2017 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: una nueva guía visual de los datos sobre el desarrollo

World Bank Data Team's picture

El Banco Mundial se complace en dar a conocer el Atlas 2017 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), (i) una nueva publicación (i) con más de 150 mapas y visualizaciones de datos que ilustran los avances realizados por las sociedades para lograr los 17 ODS.
 
El atlas forma parte de los productos relacionados con los Indicadores del Desarrollo Mundial (WDI), (i) una base de datos que contiene estadísticas nacionales comparables y de alta calidad acerca del desarrollo y las condiciones de vida de las personas en todo el mundo. Ud. puede:

Tendencias, comparaciones y análisis nacionales de los 17 ODS 

La vida silvestre del mundo necesita jóvenes defensores del planeta

Hasita Bhammar's picture
The youth from the Turia community celebrating their first workshop on tiger conservation in the Pench Tiger Reserve
Jóvenes de la comunidad de Turia participan en un primer taller sobre la conservación del tigre en la reserva de Pench

En 2010, dos semanas después de graduarme de la universidad, con solo una mochila y una botella de agua antigua, me paré frente a un gran portón en que estaba colgado un cartel oxidado que me dio la bienvenida a la “reserva del tigre de Pench”. (i) Esta era la misma reserva que había inspirado “El Libro de la selva” de Rudyard Kipling. Ninguna de las entrevistas de prueba o disertaciones podría haberme preparado para el trabajo que tenía que emprender. Estaba allí para crear una pequeña organización sin fines de lucro cuya misión sería involucrar a los jóvenes de la comunidad local cercana a la reserva del tigre, e inculcarles amor y pasión por el medio ambiente. En concreto, infundir en estas mentes jóvenes el compromiso de salvaguardar a los 41 tigres que deambulaban en estado salvaje por la reserva.

Gráfico: ¿Cómo una serie de TV afectó las conductas sexuales?

Tariq Khokhar's picture
El entretenimiento educativo, (i) o el uso de los medios de comunicación para educar a las personas, puede promover el cambio de conductas. En un estudio experimental realizado en Nigeria (PDF, en inglés) se concluyó que los jóvenes que vieron la telenovela “Shuga” de MTV tenían el doble de probabilidades de realizarse una prueba de VIH y la mitad de probabilidades de tener múltiples parejas sexuales simultáneas. Se observó también que las infecciones de clamidia disminuyeron en un 58 % entre las mujeres que vieron el programa.
 
Lea más sobre el estudio relacionado con la telenovela “Shuga” de MTV.
 

“Bootcamps”: aumentan las expectativas de las niñas en los campos de matemáticas, ciencia y tecnología

Juliana Guaqueta Ospina's picture
A Laboratoria classroom in Peru
Laboratoria, organización sin fines de lucro que dirige cursos de seis meses para niñas de familias de bajos ingresos que enfrentan barreras para acceder a la educación superior. Foto: Laboratoria

Exposición “The Central Matter”: un análisis artístico de la subcultura de los ninis en América Central

Rafael de Hoyos's picture


En su caminata diaria por el camino lleno de lodo que conecta su casa con la escuela, Beatriz canta una cumbia y sueña con ser una bailarina profesional. Sin embargo, pronto descubrirá que sus aspiraciones durarán poco. A los 14 años, Beatriz quedará embarazada y nunca más volverá a la escuela. En los seis años posteriores a su embarazo, tendrá que lidiar con un trabajo inestable y mal pagado, limpiando casas de personas ricas en la ciudad de Guatemala. A los 20 años, sin contar con las habilidades mínimas y un trabajo seguro, Beatriz tendrá poco control de su vida y su futuro no será muy halagüeño.

Día Internacional del Migrante: impulsar la prosperidad a través de la movilidad

Manjula Luthria's picture
Estamos en la antesala del inicio de una era de mayor movilidad. Foto: © Dominic Chavez/Banco Mundial.

En todas partes existen historias y anécdotas de cómo los migrantes contribuyen a nuestras economías. En un informe del McKinsey Global Institute, (i) publicado recientemente, se dieron a conocer algunas cifras. Los migrantes representan solo el 3,4 % de la población en el mundo, pero generan el 9,4 % de la producción mundial, o unos USD 6,7 billones. Esto es casi tanto como el volumen de los PIB combinados de Francia, Alemania y Suiza. Al compararse con lo que habrían producido si se hubieran quedado en sus países de origen, ellos aportarían USD 3 billones, es decir, aproximadamente la producción económica combinada de India e Indonesia.

Aprovechar la tecnología para que todas las personas en el mundo cuenten con un documento de identificación

Arathi Sundaravadanan's picture

Event Replay

 

Muchas personas no lo piensan dos veces cuando se les pide que muestren su identificación al abrir una cuenta bancaria o incluso mientras esperan en largas filas para obtener una licencia o forma de identificación. Sin embargo, para los 1500 millones de personas en todo el mundo que no tienen una forma de identificación, este es el primer obstáculo que enfrentan para completar estas tareas básicas, pero importantes.

#EsPosible poner fin a la pobreza

Christine Montgomery's picture

Acabar con la pobreza está a nuestro alcance. El porcentaje de personas que viven en pobreza extrema en el mundo ha caído a más de la mitad desde 1990, gracias a los esfuerzos sostenidos de innumerables individuos, organizaciones y naciones.

Show us how #ItsPossible.

Djibouti: el lugar donde confluyen el desplazamiento forzado y la migración

Varalakshmi Vemuru's picture
En el contexto de una próxima reunión de alto nivel de la ONU para analizar los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes, este blog ofrece una perspectiva en terreno acerca de la situación de Djibouti con respecto a los flujos de refugiados y migrantes. Para preparar el Proyecto de respuesta de desarrollo a los impactos del desplazamiento, visité el campo de refugiados de Ali Addeh en la región de Ali Sabieh, que ha albergado principalmente a refugiados de Somalia durante más de dos décadas. También visité la ciudad de Obock, que ha acogido a refugiados de Yemen en el campo de refugiados de Merkazi después de la crisis de 2015, y tomé contacto con migrantes del Cuerno de África que viven en la ciudad.
En Ali Addeh, se aprecian dos realidades sorprendentes. La primera se relaciona con las sequías que hicieron disminuir la cantidad de ganado que poseían los pastores de las comunidades de acogida locales. Esto los dejó más vulnerables y empobrecidos que los refugiados en los campamentos. Una refugiada que buscaba leña hizo hincapié en que las comunidades de acogida locales necesitaban urgente apoyo e intervenciones de desarrollo.
El puerto de Obock, punto de partida del viaje. (Foto: Benjamin Burckhart)

La segunda realidad se relaciona con la ausencia casi total de hombres y mujeres de entre 16 y 30 años de edad, tanto en los campos de refugiados como en las comunidades de acogida. En las conversaciones que sostuve, quedó claro que este grupo al ver las pocas oportunidades económicas en el entorno local se había trasladado a la capital en búsqueda de empleos informales, poco calificados y con baja remuneración. Cuando hicimos un seguimiento de estos jóvenes, encontramos que muchos quedaron varados en “Balbala”, un barrio precario contiguo a Djiboutiville, la ciudad capital. Sus pocas habilidades y la falta de recursos los habían dejado más vulnerables que antes. Algunos, por supuesto, habían continuado el viaje hasta Obock para explorar la posibilidad de viajar a Oriente Medio y Europa.

Por qué poner fin a la violencia es un imperativo del desarrollo

Ede Ijjasz-Vasquez's picture

Cada año, alrededor de medio millón de personas son víctimas de homicidios intencionales. Esto significa que se pierde una vida cada minuto debido a la violencia en todo el mundo.
América Latina y el Caribe es una de las regiones más afectadas por la violencia crónica. Hoy, en la región se registra una tasa promedio de 24 homicidios por cada 100 000 habitantes, es decir más del doble del umbral de violencia endémica que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si la violencia es una epidemia, los jóvenes constituyen, por una gran diferencia, el grupo más grande en situación de riesgo. En América Latina, el índice de homicidios de hombres de entre 15 y 24 años de edad llega a ser de 92 por cada 100 000 habitantes, casi cuatro veces el promedio regional. Los jóvenes de entre 25 y 29 años, predominantemente varones, son también los autores principales de delitos y actos de violencia, según un próximo informe del Banco Mundial.

La violencia endémica se traduce también en menos productividad, peores resultados en materia de salud y elevados costos de seguridad. Los costos acumulados de la violencia son enormes (representan hasta el 10 % del PIB en algunos países), y tienen consecuencias negativas a largo plazo en materia de desarrollo humano, social, económico y sostenible.

Poner fin a la violencia no solo es un deber en los ámbitos del derecho y la justicia, sino también un imperativo del desarrollo.

La buena noticia es que la violencia se puede prevenir. Por ejemplo, ciudades como Medellín en Colombia y Diadema en Brasil lograron reducir considerablemente la tasa de homicidios en las últimas décadas, gracias a soluciones ajustadas a sus situaciones específicas y respaldadas por análisis de datos sólidos y un enfoque que incluye a “toda la sociedad”.

En este video, analizaremos por qué la violencia es una cuestión de desarrollo importante; cómo los países y las ciudades pueden combatir eficazmente la violencia y el delito, y qué iniciativas están llevando a cabo el Banco Mundial y sus asociados a fin de garantizar condiciones de seguridad y oportunidades para todos, en especial los jóvenes y las personas pobres que viven en zonas urbanas.


Enlaces relacionados:
Artículo: Violencia urbana: un problema con proporciones de epidemia
Artículo: La violencia en América Latina: ¿una epidemia peor que el ébola o el sida?
Blog: Obstáculos para el desarrollo: ¿qué datos sobre la fragilidad, los conflictos y la violencia están disponibles?


 

Pages