Syndicate content

Trabajo y protección social

Viajar más no significa llegar más lejos, por lo menos para las mujeres en Buenos Aires

Shomik Mehndiratta's picture


Recientemente participamos en la realización de una encuesta de movilidad urbana en el Área Metropolitana de Buenos Aires para explorar las diferencias en el viajar diario de los hombres y las mujeres. Lo que hayamos fue fascinante y creemos que echa luces sobre cómo los desplazamientos de la mujer pueden convertirse en enemigos de sus oportunidades de empleo.

Las consecuencias del envejecimiento de 500 millones de latinoamericanos

Michele Gragnolati's picture

Las consecuencias del envejecimiento de la población de América Latina

En América Latina el número de aquellos en edad de trabajar es más numeroso que nunca: un 65% de una población estimada en 500 millones de personas.

​​En este video, Michele Gragnolati, experto en desarrollo humano del Banco Mundial, advierte que la mejor manera de aprovechar este abundante capital humano es generar empleos de calidad, y ahorrar, para que así la región pueda hacer frente al inevitable envejecimiento de su población.

Cómo dar empleo a 865 millones de mujeres

Nasim Novin's picture


Me reuní con mi amiga Asma'a una noche en un conocido café de El Cairo con vistas al Nilo. Como muchas jóvenes egipcias que conocí ese verano, Asma'a era inteligente, emprendedora, y estaba desempleada. Desde que se obtuvo un título en Derecho, había postulado en vano a un sinnúmero de trabajos, pero no había renunciada a encontrar un empleo en la carrera que estudió. Estaba particularmente molesta esa noche porque sus padres le habían prohibido aceptar un trabajo de camarera, ya que consideraban que era moralmente inapropiado. Sintiéndose cada vez más desesperada, Asma'a dijo que estaría dispuesta a aceptar cualquier empleo solo para poder trabajar.

¿Puede algo bueno convertirse eventualmente en malo?

Aurelien Kruse's picture

¿Puede algo bueno convertirse eventualmente en malo y hay un punto en que llega a ser demasiado? Cuando se piensa en el desarrollo de Nepal, las remesas parecen ser precisamente ese factor ambiguo. Sorprendentemente, a pesar de la creciente importancia de las remesas en todo el mundo y su nivel de reconocimiento cada vez más alto, nos falta una narrativa coherente sobre el crecimiento y desarrollo de los países muy dependientes de remesas (HRDCs, por sus siglas en inglés - por una vez, puede ser necesario un nuevo acrónimo) como Nepal.
 
Si bien las remesas tienen un impacto directo sin ambigüedades en el bienestar de los hogares, las pruebas sobre cómo afectan las variables macroeconómicas son inciertas. Por otra parte, su contribución al bienestar nacional a menudo no tiene suficiente reconocimiento en los mismos países que respaldan y se mezcla con un sentimiento de vergüenza colectiva y miedo a la dependencia. En este sentido, dejamos deliberadamente a un lado el espinoso tema de los derechos de los migrantes, puesto de relieve recientemente en un artículo de The Guardian (Qatar’s World Cup ‘Slaves’), y nos centramos en el efecto económico de los flujos de remesas.
 
Nepal es un estudio de caso interesante. Forma parte de una pequeña liga de países que reciben una parte significativa de sus ingresos a través de transferencias privadas (equivalente al 25% del producto interno bruto (PIB)) y es líder mundial entre los que tienen más de 10 millones de habitantes.

¿Puede algo Bueno Convertirse Eventualmente en Malo?

Aurelien Kruse's picture

Bicyclist on city street in Nepal ¿Puede algo bueno convertirse eventualmente en malo y hay un punto en que llega a ser demasiado? Cuando se piensa en el desarrollo de Nepal, las remesas parecen ser precisamente ese factor ambiguo. Sorprendentemente, a pesar de la creciente importancia de las remesas en todo el mundo y su nivel de reconocimiento cada vez más alto, nos falta una narrativa coherente sobre el crecimiento y desarrollo de los países muy dependientes de remesas (HRDCs, por sus siglas en inglés - por una vez, puede ser necesario un nuevo acrónimo) como Nepal.
 
Si bien las remesas tienen un impacto directo sin ambigüedades en el bienestar de los hogares, las pruebas sobre cómo afectan las variables macroeconómicas son inciertas. Por otra parte, su contribución al bienestar nacional a menudo no tiene suficiente reconocimiento en los mismos países que respaldan y se mezcla con un sentimiento de vergüenza colectiva y miedo a la dependencia. En este sentido, dejamos deliberadamente a un lado el espinoso tema de los derechos de los migrantes, puesto de relieve recientemente en un artículo de The Guardian (Qatar’s World Cup ‘Slaves’), y nos centramos en el efecto económico de los flujos de remesas.

De la calle a la escuela: una iniciativa que abre oportunidades en Nicaragua

Maria Victoria Ojea's picture

Todavía recuerdo el intenso calor que sentí en mi reciente viaje a Nicaragua. Era casi mediodía y me encontraba en la ciudad de León, al noroeste del país, filmando algunas de las historias del proyecto de Bienestar Social.
 
Empapada en sudor,  se me viene a la mente el enorme vaso de refresco frío que me ofreció Gustavo Orozco, de 11 años, mientras en las afueras de su casa, entrevistaba a Adela, una trabajadora social del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez, quien había conocido a Gustavo y a su hermano mayor Walter tiempo atrás cuando vendían plátano frito en el centro de la ciudad.
 
A los pocos minutos de hablar con Adela, me di cuenta que estaba llena de empuje, carisma y amor hacia la familia Orozco, con quienes trabajó en un plan para mejorar su situación. Hoy los hermanos van a la escuela y en su tiempo libre, aprovechan a estudiar o ayudar a sus padres en las tareas del hogar.
 
La historia de Gustavo y su hermano es como la de otros 21.000 niños de Nicaragua que han abandonado la venta callejera para reinsertarse en la escuela y que lo han hecho gracias al programa Amor, una iniciativa modelo que trabaja para garantizar una infancia digna y feliz a través de los servicios sociales que los ministerios de Familia, de Educación y de Salud, han logrado coordinar.  
 
Además de los protagonistas de este video, Adela y la familia Orozco son los protagonistas de este programa. Esta es su historia:

 

Programa Amor en Nicaragua


 

Enfrentar el desempleo juvenil a través del emprendimiento: Un llamado a la participación, la innovación y la acción de la juventud mundial

Jing Guo's picture

El desempleo juvenil ha llegado a ser más relevante en los programas de desarrollo nacionales y mundiales. En 2007, casi 70 millones de jóvenes no tenían trabajo. Esta cifra subió a 72,6 millones en 2011 y, un año después, este segmento de la población constituía más del 40% del total de desempleados  en el mundo.

Frente a esta crisis de la desocupación juvenil, los ciudadanos a menudo buscan ayuda en los Gobiernos y los expertos y tienden a pasar por alto el papel crítico que la misma juventud puede desempeñar como una fuerza significativa para la innovación y el cambio. A medida que este problema continúa afectando a los jóvenes, es más importante que nunca hacer participar a la juventud en los esfuerzos para enfrentar el desempleo.

Aprender de la entrega basada en datos

Aleem Walji's picture

Dada la confusión en torno a la frase “ciencia de la entrega”, es importante señalar que no se trata de una receta “única” basada en la premisa de que lo que funciona en un lugar sirve para cualquier otro. Y no afirma que investigación y evidencia garantizan un determinado resultado.
 
Hace unas semanas, el Banco Mundial y el Instituto de Desarrollo de Corea celebraron una conferencia mundial sobre la ciencia de la entrega. Se reunieron varias instituciones de desarrollo, como la  Fundación Gates, la Fundación Grameen, UNICEF, el Center for Health Care Delivery Science de Dartmouth, y mHealth Alliance. Al centrarnos en los pobres extremos, examinamos oportunidades y desafíos en materia de desarrollo que incluyen los experimentos en el cuidado de la salud, cómo la tecnología está reduciendo los costos y aumentando la eficacia, y la dificultad de pasar de exitosas pruebas piloto a la entrega a gran escala.
 

A menos de 1.000 días de los ODM: Tableros de datos interactivos para seguir el último tramo

Johan Mistiaen's picture

Intensificar la economía del conocimiento en el mundo árabe

Anuja Utz's picture

Este blog fue escrito por Anuja Utz (i) y Mahmood Aldah, un interno que trabaja en el Programa de Economía del Conocimiento del Centro para la Integración en el Mediterráneo (i) (CMI).

La actual mano de obra de habla árabe tiene enormes desafíos por delante. Se deberán crear 40 millones de puestos de trabajo en el próximo decenio en esta región, donde existe el mayor índice de desempleo juvenil, sin mencionar que muchos países todavía atraviesan un periodo de transición política. La pregunta fundamental acerca de la creación de empleo es hacia dónde deben dirigirse estos países y cómo pueden llegar allí.

El avance hacia una economía del conocimiento y basada en la innovación es una idea que ya está madura. Los vínculos entre conocimiento e innovación (y, por extensión, productividad) son indiscutibles. Y de la misma manera que la productividad es un elemento fundamental de una economía, la educación puede considerarse como un pilar esencial de la economía del conocimiento.

A pesar del claro compromiso de la región con la enseñanza, los resultados en términos de años promedio de escolaridad han sido moderados en Oriente Medio y Norte de África (MENA). Y si bien los índices de matrícula secundaria y terciaria se han duplicado en esta región desde 1990, siguen siendo menos de un tercio de la tasa de matrícula universitaria en Estados Unidos y Europa occidental.

Otra preocupación es qué estudian estos alumnos. En más de la mitad de los países de la región, aproximadamente dos tercios de los estudiantes secundarios cursan ciencias sociales o humanidades. En un mundo donde la innovación tecnológica juega un papel crucial, la abrumadora atención hacia las ciencias sociales o las humanidades plantea la cuestión de si los jóvenes de la región pueden seguir siendo competitivos. Para afrontar el desafío de la competencia mundial y los rápidos cambios tecnológicos, los estudiantes deben dominar una variedad de las denominadas competencias personales —resolución de problemas, comunicación, trabajo en equipo, así como dominio de tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) e idiomas extranjeros— que son esenciales para la posibilidad de obtener un empleo y tener mayores niveles de productividad.


Pages