Syndicate content

Pobreza

Crear y apoyar una alianza esencial por la seguridad alimentaria

Juergen Voegele's picture
Photo by John Hogg / World BankEsta semana, la Asociación Mundial por la Seguridad Alimentaria  (i) va a tener su tercera reunión anual en Ciudad del Cabo, justo antes de la temporada de vacaciones, cuando el tema de la seguridad alimentaria no está en las mentes de las personas.

Pero debería estarlo. 

Los alimentos inseguros imponen una pesada carga sobre las personas y economías enteras, y se las cita como una causa principal de más de 200 enfermedades. 

Por qué las redes de protección social son buenas inversiones

Jim Yong Kim's picture
A child beneficiary of the Productive Safety Nets Program (PSNP) in Sire District, Arsi, Ethiopia. © Binyam Teshome / World Bank


​Uno de los desafíos del desarrollo más difíciles que enfrentamos es cómo romper el ciclo de la pobreza. En particular, ¿cómo pueden los niños de las familias más pobres crecer para llevar vidas mejores que las de sus padres? Es una pregunta que todos los países quisieran contestar. Una de las mejores soluciones que tenemos nació en un país en desarrollo y ha sido replicada en todo el mundo.

Estoy hablando del programa de la red de protección social Oportunidades, de México. Fundado en 2002, Oportunidades fue uno de los primeros programas del mundo que vinculó el apoyo a los ingresos de las familias pobres con la asistencia a la escuela, las revisiones médicas y la nutrición de los niños. Poco más de una década después, Oportunidades ha conseguido mejorar las vidas de millones de las personas más pobres de México.

Solo se Erradicará la Pobreza para 2030 si el Crecimiento es Compartido

Espen Beer Prydz's picture

Migrant workers cook a meal Si bien el mundo ha atestiguado una rápida reducción de la pobreza extrema en estas décadas, todavía queda un amplio trecho hasta alcanzar la meta de erradicarla para 2030. Las estimaciones más recientes indican que mil millones de personas (un 14,5 % de la población mundial) vivían por debajo de la línea de 1,25 dólares por día en 2011. Las proyecciones de 2030 señalan que quizá no se alcance el objetivo de pobreza global aun en las circunstancias más optimistas. Las estimaciones del Banco Mundial muestran que, incluso si los países en vías de desarrollo crecieran al ritmo que mantuvieron (con una velocidad sin precedentes) de 2000 a 2010, las cifras de pobreza solo podrían disminuir del 14,5 % de 2011 a un 4,9 % en 2030, lejos aún del fin de la pobreza. Estas proyecciones dan por sentado un crecimiento con distribución neutral, es decir, que los ingresos de todas las personas de cada país crezcan en la misma proporción, por lo que la desigualdad permanecería sin cambios. Como ocurrió anteriormente, el crecimiento general será un impulsor principal para reducir la pobreza en el futuro, pero el carácter inclusivo de tal crecimiento también desempeñará un papel fundamental.

El desafío de la sociedad argentina: hacerse rica antes de hacerse vieja

Ignacio Apella's picture



Probablemente Mafalda tenía razón cuando decía que lo “urgente no deja tiempo para lo importante”. Sin embargo, en algún momento es necesario parar la pelota y pensar que hacemos con ella, en especial, si estamos jugando un partido donde el rival te deja espacios para jugarla.

Ese es el caso actual de Argentina, que al igual que el resto de América Latina, atraviesa un proceso de transición demográfica. Ello implica una ventana tanto de oportunidades como de desafíos en materia económica y social. Argentina es aún un país joven en el cual la población en edad de trabajar representa la mayor proporción de sus 40 millones de habitantes. La dinámica en la tasa de fecundidad y mortalidad implican un gradual envejecimiento de la población, con implicancias en varias dimensiones de la economía, el sistema de protección social, las políticas públicas y la sociedad en general.
 

Tasas relativas frente a tasas absolutas de incidencia de la pobreza: desglose completo

Juan Feng's picture

La mayoría de los países del mundo miden su pobreza usando un umbral  absoluto, o en otras palabras, un estándar fijo de con qué deben poder contar los hogares para satisfacer sus necesidades básicas. Algunos países, sin embargo, han optado por medir su pobreza usando un umbral relativo, es decir, un punto de corte en relación con la distribución global del ingreso o el gasto de consumo de un país.

Chart 1

El gráfico anterior muestra las diferencias entre las tasas de incidencia relativas y absolutas de la pobreza para países que han medido ambos índices.  Puede seleccionar otros países de la lista desplegable, pero por ejemplo, puede ver que Rumania pasó de medir la pobreza en términos absolutos a medirla en términos relativos en 2006.   Las tasas de incidencia de la pobreza absoluta disminuyeron constantemente de 35,9 % en 2000 a 13,8 % en 2006.  Sin embargo, mediante mediciones relativas, la tasa de incidencia de la pobreza, sobre la base de la línea de pobreza nacional en 2006 fue de 24,8 %.   Esto no significa que la pobreza haya aumentado en 2006.  Estos dos números simplemente no son comparables, pero ¿qué es exactamente lo que ambos significan?

¿Qué te inspira a ayudar a poner fin a la pobreza extrema para 2030?

Korina Lopez's picture
 
There may be more beautiful times, but this one is ours.  – Jean-Paul Sartre
“Quizás hubo tiempos más bellos, pero este es el nuestro”.
​– Jean-Paul Sartre

Cuando me tatué esa cita del filósofo francés en mi brazo no estaba pensando en la pobreza mundial. No estaba pensando en el medio ambiente, (i) la paz, (i) los conflictos , el hambre  o la justicia social. De hecho, aparte de tratar de decidir en qué basurero de reciclaje pondría mi vaso de café, no pensaba mucho más allá de mi propio mundo. Como muchas otras personas, tengo tantos problemas propios para preocuparme, que acabar con la pobreza no era uno de ellos. Es fácil verse atrapado en nuestras propias vidas. Ese montón de detalles diarios —como no llegar al trabajo atrasada o pagar las cuentas— puede absorber años. Pero si todos nos concentráramos solo en lo que pasa en nuestra propia realidad, entonces nada nunca mejoraría.

Ir más allá de la comparación de los precios y promover decisiones informadas sobre las remesas

Lotte Nordhus's picture

También disponible en: English

“He enviado mucho dinero a mi familia en los últimos años y estoy cansado de tirar por la ventana casi el 10 % cada vez”. Emile, un joven camerunés que vive en Alemania, se sorprendió al descubrir que hay un proveedor que ofrece transferencias mucho más baratas que el que había usado antes para enviar dinero a casa. “Tal vez piensen que es fácil averiguar qué proveedor de transferencias de dinero ofrece el mejor trato. Pero a menudo no lo es ya que gran parte de la información que se necesita no es de fácil acceso o no se puede acceder a ella en lo absoluto y muchos productos diferentes hacen que sea difícil tomar una decisión. Uno recurre al agente que siempre ha usado”.

La experiencia de Emile es similar a la de muchos. La disponibilidad de información clara sobre proveedores y productos es la clave de la transparencia en el mercado de remesas. Las elecciones conscientes de los clientes promueven la competencia entre los agentes y la creación de nuevos productos financieros que sirvan adecuadamente a los migrantes y sus familias. El aumento de la competencia entre los proveedores y la transparencia en el mercado pueden dar lugar a una reducción del costo de las remesas en el largo plazo.

Promover la prosperidad compartida equivale a reducir la desigualdad

Mario Trubiano's picture

En un reciente blog, la directora ejecutiva de Oxfam International, Winnie Byanyima, destacó una cuestión fundamental que todos los que trabajamos en el campo del desarrollo internacional debemos abordar: ¿Cómo podemos reducir los niveles extremos de desigualdad entre los que tienen y los que no tienen en el mundo? El lanzamiento de la campaña “Iguales” de Oxfam toma como base las conclusiones de un estudio acerca de la desigualdad, realizado por la organización, para dar un paso más y ofrecer soluciones en materia de políticas que ayuden a enfrentar este creciente problema.

Tendencias y proyecciones del aumento de la población urbana de África

Leila Rafei's picture
En la periferia de la ciudad nigeriana de Lagos se encuentra Makoko, una pujante comunidad de un barrio pobre que se levanta sobre una laguna. Los residentes viven en casas improvisadas sobre pilotes de madera recolectada y lona, y se desplazan principalmente en canoas. Makoko, que antes era una pequeña aldea de pescadores, ahora atrae a migrantes de países vecinos, que van a Nigeria en búsqueda de trabajos de baja calificación y mal remunerados.
 
En muchos sentidos, Makoko es como un microcosmos de la urbanización en África al sur del Sahara, la cual tiene el ritmo más rápido de crecimiento de la población urbana en el mundo: 
  • Seis de los 10 países con las tasas de urbanización más altas del mundo en 2013 están en África al sur del Sahara.
  • Nigeria tiene la novena mayor población urbana a nivel mundial, cifra que superó los 80 millones en 2013. También clasifica como el país con el número más elevado de residentes en zonas urbanas de toda África.
  • La población urbana en el mundo se estimó en unos 3800 millones en 2013, y se prevé que aumentará a casi 6300 millones para 2050.
  • Desde 2008, la mayoría de la población mundial reside en zonas urbanas.

Todos ponemos manos a la obra para garantizar que existan suficientes alimentos en el futuro

Juergen Voegele's picture

Al celebrarse el Día Mundial de la Alimentación, he aquí un dato que da que pensar: demasiados habitantes en el mundo sufren hambre.

Una de cada nueve personas(i) sufre hambre crónica, más de 1000 millones están desnutridas, y 3,1 millones de niños mueren cada año debido (i) al hambre y la malnutrición. Esta es una enorme merma para el desarrollo: cuando las personas padecen hambre y están desnutridas, tienen menos posibilidades de mejorar sus medios de sustento, atender adecuadamente a sus familias, vivir una vida plena y saludable y salir de la pobreza.

El problema se intensificará en el futuro, a medida que la población aumente, que el cambio climático afecte cómo producimos nuestros alimentos y que los recursos naturales que ayudan a alimentar a la población mundial sean exigidos aún más. Si no tenemos suficientes alimentos para la población del planeta en 2014 ¿cómo podremos hacerlo en el futuro, cuando en el mundo haya que mantener y nutrir a 9000 millones de personas en 2050?


Pages