Syndicate content

Desarrollo del sector privado

Cuanto más tarden los países en abordar el cambio climático, mayor será el costo

Rachel Kyte's picture

Climate change ministerial, IMF/World Bank Spring Meetings 2014En septiembre, los principales científicos del mundo dijeron que la influencia de los seres humanos en el clima era clara. El mes pasado, advirtieron sobre los mayores riesgos que el rápido calentamiento del planeta representa para nuestras economías, el medioambiente, el suministro de alimentos y la seguridad mundial. Hoy, el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), describe qué tenemos que hacer al respecto.
 
El documento, que se centra en la mitigación, señala que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero aumentaron más rápidamente en la última década que en cada uno de los  tres decenios anteriores, a pesar de las medidas para reducirlas. Si no se realizan esfuerzos adicionales de mitigación, a fines del presente siglo la temperatura podría aumentar de 3,7°C a 4,8°C, por encima de los niveles  preindustriales. El IPCC dice que todavía podemos limitar ese aumento a 2°C, pero eso demandará importantes medidas tecnológicas, económicas e institucionales, además de cambios de comportamientos.

Los océanos necesitan coaliciones de trabajo

Rachel Kyte's picture
Los océanos nos necesitan

​¿Qué pasa con los océanos? En los eventos a favor de los mares parece que están participando más personas de diversos sectores. No importa si ellas representan a Gobiernos, empresas pesqueras, fundaciones privadas o grupos conservacionistas, todas están unidas por una sola causa: la necesidad de tomar medidas serias e inmediatas.

¿Cuáles son las Fuentes de la Corrupción?

Augusto Lopez-Claros's picture

En un blog anterior analizamos los factores que han llevado el tema de la corrupción al centro del debate de políticas acertadas sobre gestión económica. Una pregunta relacionada se refiere a las fuentes de la corrupción: ¿de dónde proviene y qué factores la han impulsado y transformado en un obstáculo tan poderoso para el desarrollo económico sostenible? Los economistas parecen estar de acuerdo en que una importante fuente de corrupción se origina en la función distributiva del Estado. Para bien o para mal, el papel del Estado en la economía ha aumentado en gran medida durante el siglo pasado. En 1913, las 13 economías más grandes del mundo, que representaban la mayor parte de la producción económica mundial, tenían un coeficiente medio de gasto en relación con el producto interno bruto (PIB) de alrededor del 12%. En 1990, este coeficiente había subido al 43%, si bien muchos países superaban ampliamente el 50%. Este incremento estaba asociado a la proliferación de beneficios estatales y a diversas formas en que el Estado impone costos a la sociedad. Aunque un Estado más grande no tiene por qué tener  correlación  con mayores niveles de corrupción —los países nórdicos ilustran esto— se da el caso de que cuanto más grande es el número de interacciones entre funcionarios y ciudadanos particulares, tanto mayor es la cantidad de oportunidades en las que los últimos pueden tener la intención de pagar para recibir beneficios a los que no tienen derecho, o evitar responsabilidades o costos a los que están obligados.

Se necesita un liderazgo pragmático en materia de energía, alejado de los combustibles fósiles y dirigido hacia las bajas emisiones de carbono

Rachel Kyte's picture

Beijing Smog. Ilya Haykinson/Flickr Creative CommonsAhora mismo, mientras lee esto, dondequiera que esté, nos encontramos en un terreno desconocido. Nuestra población de 7100 millones será de más de 9000 millones en 2050. Nuestras crecientes cifras y aspiraciones de una prosperidad compartida, vienen de la mano de una mayor demanda de energía para los hogares, las empresas, la industria y el transporte. Nuestra continua dependencia de los combustibles fósiles está generando contaminación y una cantidad peligrosamente alta de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI): el verano pasado, la concentración de CO2 en la atmósfera (i) superó los niveles observados en 3 millones de años. (i)
 
Si estuvo en Beijing la semana pasada, habrá sentido el impacto directamente en sus pulmones: apenas habían transcurrido 16 días del nuevo año y la ciudad se despertó con su primer “airpocalypse” (i) (apocalipsis del aire) de 2014, el último de una serie de jornadas con niveles peligrosamente altos de smog. El alcalde de Beijing anunció (i) ese mismo día medidas para reducir el uso del carbón en 2,6 millones de toneladas, prohibir los vehículos altamente contaminantes y disminuir la quema de carbón en el área metropolitana.

Atraer fondos para el próximo Steve Jobs de África

Sam Raymond's picture


Con respecto al financiamiento para empresarios, esta semana quedó marcada por un evento importante en el sector financiero de los Estados Unidos con enormes ramificaciones potenciales para los países en desarrollo: la Comisión de Valores y Bolsas de los Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) aprobó por unanimidad un reglamento de financiamiento colectivo de capitales.
 

Agua, luz, teléfono... ¿Quién da mejor servicio? ¿El Estado o las empresas privadas?

Jordan Schwartz's picture

También disponible en English

Lo bueno de trabajar en infraestructura es que todo el mundo sabe lo que uno hace.
 
Todos hemos pagado cuentas, sufrido cortes de luz durante una tormenta, y nos hemos preocupado por la calidad del agua que vamos a beber. Todos hemos estado en una línea telefónica que no funciona balbuceando “¿Hola? ¿Hola?”, después de haber confesado “Te amo”, a un aparato de plástico desconectado.

Empresas líderes mexicanas…¿y por qué no?

Eva M. Gutiérrez's picture

technology

¿Por qué no hay más industrias punteras y empresarios innovadores en México? Siempre me ha parecido un poco sorprendente que no sea así. 

La proximidad con Estados Unidos facilita el acceso a los consumidores más voraces y adinerados del planeta, y que los jóvenes mexicanos se gradúen en universidades norteamericanas. 

Los flujos de inversión estadounidense hacia México deberían facilitar la difusión de tecnología y abrir la oportunidad para la integración de las empresas mexicanas en las cadenas globales de valor. 

Sin embargo, la inmensa mayoría de los proveedores de las empresas multinacionales instaladas en México son, a su vez, empresas extranjeras.

Iberoamérica: Contribuyendo a la prosperidad a largo plazo de un continente

Jose Carlos Villena Perez's picture

Durante mi reciente viaje a España para representar MIGA en un foro sobre el futuro de las infraestructuras portuarias en Iberoamerica organizado por Tecniberia, tuve la oportunidad de comprobar y apreciar los grandes logros alcanzados por muchas naciones iberoamericanas en los últimos lustros.

La “década de prosperidad sostenida” de Iberoamérica es uno de los hechos más notables en la corta historia económica del SXXI por la novedad que esta circunstancia representa. La región goza en estos momentos del periodo más prolongado de crecimiento de su historia contemporánea, y tan sólo el empuje de China y las nuevas potencias asiáticas, pueden comprometer esa primera posición en este podio imaginario de hitos económicos del S XXI.

Tras algunos intentos fallidos en el pasado, parece que Iberoamérica ha conseguido romper definitivamente su particular trampa maltusiana (a periodos cortos de crecimiento boyante le seguían ineludiblemente profundas crisis) en la que se ha visto envuelta una y otra vez durante todo el SXX y se ha afianzado, de una vez por todas, en la senda del progreso.

No obstante, no existe espacio para la complacencia y la contemplación pasiva de lo conseguido en esta década prodigiosa. Los líderes y gobiernos iberoamericanos tienen que continuar luchando por la consolidación definitiva de sus economías, por erradicar las malas praxis pasadas y adquirir nuevos recursos humanos y la infraestructura técnica para introducir a sus naciones entre las más avanzadas del mundo, superando los riesgos de una posible ralentización del crecimiento mundial.

La región sigue afrontando claros desafíos como son: el fortalecimiento de las clases medias, la reducción de las gran desigualdad de ingreso, la explotación de los vastos recursos naturales y la participación de los grupos minoritarios, o incluso en algunos casos mayoritarios, de indígenas en la vida política y social. Enrique Iglesias, titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib) y expresidente del BID señaló recientemente que "a Iberoamérica no le va a seguir siendo tan fácil como hasta hace poco, el viento a favor se terminó y ahora hay que navegar con motor propio y, a veces, con vientos en contra…Hay que ponerse a pensar en esos nuevos términos."

Aprender de la entrega basada en datos

Aleem Walji's picture

Dada la confusión en torno a la frase “ciencia de la entrega”, es importante señalar que no se trata de una receta “única” basada en la premisa de que lo que funciona en un lugar sirve para cualquier otro. Y no afirma que investigación y evidencia garantizan un determinado resultado.
 
Hace unas semanas, el Banco Mundial y el Instituto de Desarrollo de Corea celebraron una conferencia mundial sobre la ciencia de la entrega. Se reunieron varias instituciones de desarrollo, como la  Fundación Gates, la Fundación Grameen, UNICEF, el Center for Health Care Delivery Science de Dartmouth, y mHealth Alliance. Al centrarnos en los pobres extremos, examinamos oportunidades y desafíos en materia de desarrollo que incluyen los experimentos en el cuidado de la salud, cómo la tecnología está reduciendo los costos y aumentando la eficacia, y la dificultad de pasar de exitosas pruebas piloto a la entrega a gran escala.
 


Pages