Syndicate content

Desarrollo del sector público

Atlas 2018 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: una nueva guía visual sobre los datos del desarrollo

World Bank Data Team's picture
Descargar el PDF / Ver en línea (en inglés)

"El Banco Mundial es una de las principales instituciones que genera datos y lleva a cabo investigación en el ámbito del desarrollo. Pero no solo tenemos la responsabilidad de poner a disposición estos bienes públicos mundiales, sino que también debemos presentarlos de una manera más comprensible para una audiencia general.

Cuando el público y los responsables de políticas comparten una visión del mundo basada en pruebas, verdaderos avances en el desarrollo económico y social, como el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), son posibles”. - Shanta Devarajan (i)

Nos complace divulgar el Atlas 2018 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La nueva publicación, que incluye más de 180 mapas y gráficos, muestra el nivel de progreso de las sociedades en la consecución de los 17 ODS.

El atlas contiene numerosas visualizaciones de datos comentadas, que se pueden reproducir a partir de los datos y el código fuente de la publicación. Usted puede ver el Atlas de los ODS en línea, (i) descargarlo en PDF (25Mb), y acceder a los datos (i) y el código fuente (i) de los mapas y gráficos incluidos en la publicación.

La producción del atlas es posible gracias a la labor de estadísticos y científicos de datos que trabajan en organismos nacionales e internacionales de todo el mundo, y se trata de un esfuerzo conjunto de los grupos de investigación, el equipo de datos y los profesionales de las diversas prácticas mundiales del Banco Mundial.

Tendencias y análisis de los 17 ODS

Maximizar el financiamiento para el desarrollo: un enfoque que funciona

Hartwig Schafer's picture
People in Saint-Louis, Senegal. © Ibrahima BA Sané/World Bank
Un grupo de mujeres y niños en Saint-Louis, Senegal. © Ibrahima BA Sané/Banco Mundial.

Se necesita una inversión enorme para alcanzar el ambicioso objetivo de poner fin a la pobreza extrema en 2030 e impulsar la prosperidad compartida. Según algunos cálculos, lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tendría un costo de USD 4,5 billones anuales, y obviamente esto no lo podremos hacer solo con financiamiento público. Para ser más claro: los países podrán alcanzar los ODS y mejorar las vidas de sus ciudadanos si recaudan más ingresos internos y atraen más financiamiento privado y soluciones privadas que complementen y movilicen fondos públicos y asistencia oficial para el desarrollo. Este enfoque se denomina “maximizar el financiamiento para el desarrollo”.
 
Recientemente, miembros de equipos de proyectos presentaron cinco casos que respaldan dicho enfoque, compartiendo experiencias de la vida real y datos sobre el impacto en el desarrollo. Estos casos provienen de todo el mundo, desde Colombia a África occidental y las Islas Salomón, y me llenan de optimismo. Me gustaría compartir dos de esos ejemplos que realmente tuvieron resonancia.

¿Cuánto cuesta crear un puesto de trabajo?

David Robalino's picture
También disponible en: English | Français
En realidad, con una inversión de USD 10 millones solo se pueden crear unos pocos centenares de empleos directos. Fotografía: Nugroho Nurdikiawan Sunjoyo/Banco Mundial (Yogyakarta, Indonesia).

Crear más y mejores empleos es un aspecto fundamental de nuestra labor en el Banco Mundial, y una meta común de prácticamente todos los países, tanto desarrollados como en desarrollo. Sin embargo, a veces el debate sobre políticas se enfoca en el costo y la eficacia de los programas y proyectos para la creación de puestos de trabajo.

A modo de ejemplo, recientemente me encontré en medio de una discusión sobre un proyecto de desarrollo cuyo objetivo era la creación de empleo: uno de los examinadores objetó el proyecto debido a que el costo de cada empleo creado era demasiado alto. “Más de USD 20 000 por puesto de trabajo”, señaló, comparando dicho costo con cifras mucho más bajas (entre USD 500 y USD 3000), generalmente asociadas con programas activos del mercado laboral, como capacitación, asistencia en la búsqueda de empleo, subsidios salariales u obras públicas.

¿Pero, en qué se basan estas cifras?

Iniciativas privadas en proyectos de infraestructura: un desafío para encontrar el equilibrio entre incentivos y competencia

Philippe Neves's picture


Photo: kupicoo/ iStock

Un desafío clave a la hora de elaborar una política sobre gestión de “IPs” – iniciativas privadas (también llamadas propuestas no solicitadas o “unsolicited proposals” en inglés) en proyectos de infraestructura es lograr un equilibrio entre el hecho de generar interés de empresas privadas para someter IPs y el de crear un entorno que permita generar una tensión competitiva atrayendo a más postores. En un blog anterior, advertimos que las IPs deben utilizarse con cautela como una excepción a la regla general según la cual los proyectos de infraestructura deberían ser iniciativas del sector público, y sostuvimos que contar con una política adecuada para la gestión de las IPs puede ayudar a garantizar la transparencia y la previsibilidad, y a proteger el interés público.
 
Ciertamente, un Gobierno que decida considerar IPs y elabore una política para su gestión esperará recibir propuestas que cumplan los requisitos establecidos. Al mismo tiempo, el Gobierno debe asegurarse de que el proyecto represente un precio justo de mercado y optimice los recursos públicos. Pero, ¿qué incentivo tiene el sector privado para presentar una iniciativa privada si el Gobierno la toma y somete a un proceso de adquisición competitiva? ¿Qué puede hacer un Gobierno para que las IPs despierten el interés del sector privado y, al mismo tiempo, atraigan suficientes oferentes?

17 cursos sobre ciudades y desarrollo urbano disponibles en línea, y en español

Ana I. Aguilera's picture
ISTOCK

Gracias a Internet y los avances tecnológicos de la última década, hoy en día es posible estudiar en las universidades más prestigiosas del mundo a una fracción del costo o incluso de manera gratuita. El auge de los MOOCs (cursos masivos abiertos en línea, por sus siglas en inglés) en años recientes ha sido notorio, atrayendo a muchos que antes solo podían optar por el sistema de formación presencial, hasta el punto de llegar a competir por una buena parte del mercado en el sector educativo profesional.

Para muchos latinoamericanos, especialmente aquellos dedicados a la gestión pública, estudiar en las mejores universidades del mundo solía ser un sueño inalcanzable, pero ahora es posible. Si bien los temas y cursos de formación son cada vez más diversos y asequibles, la mayoría son en inglés y existe poco contenido disponible en español.

Para atender esta problemática, en los últimos años diversas instituciones y bancos de desarrollo multilaterales han liderado esfuerzos para crear y hacer disponible este tipo de contenidos y cursos en línea a funcionarios públicos, académicos, estudiantes, ONGs y el público general. A través de alianzas con el Instituto Tecnológico de Monterrey, la Universidad de Los Andes en Colombia y otras de las universidades más prestigiosas de la región, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y CAF ofrecen una gran variedad de cursos en línea para ampliar la formación de profesionales en el campo del desarrollo sostenible de ciudades, disponibles a través de plataformas como EdX y Coursera.

Pasos para aumentar la cooperación entre los bancos nacionales de desarrollo, el sector privado y los bancos multilaterales de desarrollo

Ceyla Pazarbasioglu's picture

El programa de eventos de las Reuniones Anuales 2017 del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) fue amplio y abarcó diversos temas que son decisivos para la labor del Grupo Banco Mundial.

Sin embargo, el evento más importante, en mi opinión, fue aquel donde se abordó la función que pueden desempeñar los bancos nacionales de desarrollo en la tarea de solucionar el impactante déficit de financiamiento existente y que es necesario subsanar para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esto es lo que se describe con la expresión “pasar de miles de millones a billones” (i) de dólares.

Desde que se anunciaron los ODS, la comunidad internacional del desarrollo ha analizado formas de acceder a nuevos medios de financiamiento, atraer al sector privado y establecer alianzas relevantes entre los sectores público y privado.

Los bancos nacionales de desarrollo son importantes, ya que son fundamentales para atraer y movilizar el financiamiento del sector privado.

Comprender mejor los costos de los tratados fiscales: algunas evidencias iniciales de Ucrania

Oleksii Balabushko's picture
También disponible en: English | Français
Fotografía: Kiev, Ucrania. Licencia de Creative Commons: Mariusz Kluzniak.


A medida que aumenta la interconexión en el mundo, la tributación internacional —un tema que tradicionalmente ha sido especialidad de los abogados dedicados a impuestos— recibe cada vez más atención en los foros generales de desarrollo económico. Los tratados de doble tributación, es decir, los convenios que firman dos países para evitar que las empresas multinacionales o las personas deban pagar el mismo impuesto dos veces, se han vuelto más comunes y en la actualidad hay unos 3000 en vigor. Y si bien pueden contribuir a la inversión, algunos también se han convertido en instrumento de una planificación fiscal agresiva.

Los que faltan por contar: 1100 millones de habitantes no tienen documento de identidad

Vyjayanti T Desai's picture
También disponible en: English | العربية
Foto: Daniel Silva Yoshisato.

Se calcula que 1100 millones de personas en todo el mundo no pueden demostrar oficialmente su identidad, de acuerdo a datos actualizados correspondientes a 2017 de la iniciativa Identificación para el Desarrollo (IDpD) del Banco Mundial. (i)

La identificación es importante

¿Cómo probamos quiénes somos cuando interactuamos con otras personas y con las instituciones? Imagine que necesita abrir su primera cuenta bancaria, demostrar su elegibilidad para obtener seguro de salud, o inscribirse en la universidad y no tiene un documento de identidad; su calidad de vida y su acceso a oportunidades se verían seriamente limitados. Un carné de identidad oficial es un elemento clave y crucial, no solo para ejercer una amplia gama de derechos, sino también para acceder a servicios de salud, educación, financieros y otras prestaciones esenciales. Según estimaciones más recientes del Grupo Banco Mundial, esto es un problema para unos 1100 millones de personas en todo el mundo. 

Atlas 2017 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: una nueva guía visual de los datos sobre el desarrollo

World Bank Data Team's picture

El Banco Mundial se complace en dar a conocer el Atlas 2017 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), (i) una nueva publicación (i) con más de 150 mapas y visualizaciones de datos que ilustran los avances realizados por las sociedades para lograr los 17 ODS.
 
El atlas forma parte de los productos relacionados con los Indicadores del Desarrollo Mundial (WDI), (i) una base de datos que contiene estadísticas nacionales comparables y de alta calidad acerca del desarrollo y las condiciones de vida de las personas en todo el mundo. Ud. puede:

Tendencias, comparaciones y análisis nacionales de los 17 ODS 


Pages