Syndicate content

Desarrollo social

Por qué fortalecer los derechos sobre la tierra apuntala el desarrollo

Mahmoud Mohieldin's picture
© Kate Evans/CIFOR

Este blog ha sido publicado por primera vez en Project Syndicate.

Para la mayoría de la gente pobre y vulnerable del mundo, los derechos de propiedad seguros, incluida la propiedad de la tierra, son un lujo pocas veces accesible. A menos que esto cambie, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) serán imposibles de alcanzar.

La propiedad de la tierra determina quién puede utilizarla, por cuánto tiempo y en qué condiciones. Los acuerdos de propiedad pueden estar basados en leyes y políticas oficiales y también en hábitos informales. Si esos acuerdos son seguros, los usuarios de la tierra tienen un incentivo no solamente para implementar las mejores prácticas para el uso que hacen de ella (prestar atención, por ejemplo, a los impactos ambientales), sino también para invertir más.

Día Internacional de la Juventud: cinco jóvenes inspiradores que deberías seguir en las redes sociales

Bassam Sebti's picture
© Dominic Chavez/Corporación Financiera Internacional

Los jóvenes son el motor del cambio. Empoderarlos y proporcionarles las oportunidades adecuadas puede dar origen a un conjunto infinito de posibilidades. Pero ¿qué pasa cuando los jóvenes menores de 25 años —que representan el 42 % de la población mundial— no tienen espacios seguros donde progresar?

Según las Naciones Unidas, 1 de cada 10 niños en el mundo vive en zonas de conflicto y 24 millones no van a la escuela. La inestabilidad política, los desafíos del mercado de trabajo y el limitado espacio para la participación cívica y política han llevado a un mayor aislamiento de los jóvenes.
 
Es por este motivo que el tema de este año del Día Internacional de la Juventud, establecido por las Naciones Unidas, pone énfasis en los “espacios seguros para los jóvenes”. Estos son espacios en que la juventud puede expresar sus opiniones, participar en deportes y otras actividades recreativas, interactuar virtualmente con cualquier persona en el mundo y encontrar un refugio, en particular los jóvenes más vulnerables.

Mujeres que hacen una diferencia: estrategias concretas para cerrar la brecha de género en el sector tecnológico

Alicia Hammond's picture
© Andela Kenya
© Andela Kenya

“Los títulos te permiten conseguir trabajo, pero no te ayudan a conservarlo”. Este es uno de los numerosos desafíos a la hora de preparar a los estudiantes para la economía digital, según la estudiante Virginia Ndung’u, que recibe formación en Moringa School, (i) una institución especializada en desarrollo de software.

La tecnología está cambiando las competencias necesarias para el mundo del trabajo, y aumentando la demanda de capacidades cognitivas avanzadas, habilidades socioemocionales y una mayor adaptabilidad, concluye el informe 2019 sobre la naturaleza cambiante del trabajo (i) que se basa en el Informe sobre el desarrollo mundial 2016: Dividendos digitales. A medida que la tecnología se torna más preponderante en numerosos sectores, aumenta la demanda de competencias tecnológicas, incluso para los puestos de nivel básico.

Los desafíos de llevar el desarrollo a las áreas remotas de Colombia

Erwin de Nys's picture


Entre 2017 y 2018 visitamos varias veces el departamento de Meta en Colombia. Ubicado justo donde los llanos orientales colombianos desaparecen en la vastedad de la selva amazónica, al sur del país, este territorio del tamaño de Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo juntos es un lugar mágico dentro del segundo país más biodiverso del mundo.
 

El uso de la tecnología funciona para solucionar los problemas de los pobres; simplemente tenemos que hacerlo bien

Kristalina Georgieva's picture
© Sarah Farhat/Banco Mundial

Siempre que viajo, uno de los signos alentadores que observo es la diferencia que está marcando la tecnología en la vida de millones de personas marginadas. En la mayoría de los casos, esto sucede a pequeña escala, sin atraer la atención y de cientos de maneras diferentes, mejorándose silenciosamente las oportunidades de progreso denegadas a las comunidades remotas, las mujeres y los jóvenes.

Y debido a que esto pasa desapercibido, me atrevo como optimista que soy a insinuar que estamos en el inicio de algo importante, un lento “tsunami” de cosas positivas. Permítame mencionarle algunas de las razones por las que creo esto.

Por el reconocimiento de la igualdad en el ejercicio de derechos de todas y todos

Sofía Guerrero Gámez's picture
Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia, Transfobia y Bifobia


En la actualidad, más de 70 países en el mundo criminalizan la homosexualidad y condenan los actos sexuales entre personas del mismo sexo con prisión. En los últimos años, son muchos los avances conseguidos en materia de igualdad, pero todavía queda mucho por recorrer. ¿Cómo se podría aportar una solución a estos problemas?

Seguridad vial: Más allá de los automóviles

Irene Portabales González's picture
 Banco Mundial.
Peatón cruzando frente a multitud de automóviles. Fuente: Banco Mundial
¿Sabías? El cuerpo humano tiene una capacidad conocida y limitada de tolerar impactos de vehículos: A 30 km/h la probabilidad de sobrevivir es del 90%, pero un atropello a 50 km/h sería equivalente a una caída desde un cuarto piso.
 

¿Cómo podemos ayudar a las ciudades a proporcionar los elementos básicos para el crecimiento futuro?

Sameh Wahba's picture

Empoderar a los refugiados y los desplazados internos a través de la identificación digital

Nicholas Oakeshott's picture
Oria Adamo, 72 years old and the mayor of a small town in Central African Republic shows his ID card in the village of Ndu, Bas Uele province, Democratic Republic of the Congo where thousands fled after fleeing a surge in violence that began in May 2017. © Simon Lubuku/UNHCR
Oria Adamo, de 72 años y alcalde de una pequeña aldea en la República Centroafricana, muestra su documento de identidad en el pueblo de Ndu, ubicado en la provincia de Bas Uele (República Democrática del Congo), donde miles de personas huyeron tras un estallido de violencia que empezó en mayo de 2017. © Simon Lubuku/ACNU

Fardowsa, una joven somalí de 20 años refugiada en Uganda, sabe bien cuán importante es para los refugiados tener un documento de identidad. Ella y su familia se vieron forzadas a huir de su país en el año 2001 sin portar ninguna identificación oficial. La tarjeta de identidad que le entregó el Gobierno de Uganda, además de proveerle protección y acceso a ayuda humanitaria, le ha permitido estudiar en la universidad y abrir una cuenta de dinero móvil. Con esta base, Fardowsa planea iniciar su propio negocio para mejorar aún más su propia vida y la de su familia. Mientras eso sucede, ella contribuirá también a la economía de Uganda y, al mismo tiempo, desarrollará su potencial como una joven refugiada.

“La pieza faltante”: una educación que integra a las personas con discapacidad

Charlotte McClain-Nhlapo's picture
También disponible en: English | Français
Un niño con el síndrome de Down mira su teléfono inteligente.
Foto: Thitiwat Samitinantana/Shutterstock.

En 2015, el mundo se comprometió a lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4 para “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”. El ODS 4, además de una meta inspiradora, es un aspecto esencial para el bienestar de nuestras sociedades y economías, y para la calidad de vida de todas las personas.

Hoy, 65 millones de niños en edad escolar no van a la escuela, y cerca de la mitad de ellos son niños con discapacidades. Incluso los niños discapacitados que se matriculan tienen menos probabilidades de finalizar la escuela que otros niños. Según algunos cálculos, menos del 5 % de los niños con discapacidad se graduarán. Esto ha causado que solo el 3 % de adultos con discapacidades esté alfabetizado, y de manera increíble que solamente el 1 % de mujeres discapacitadas sepa leer y escribir.

La exclusión de los niños discapacitados se agrava por la percepción dominante de que la discapacidad es una desventaja, y las creencias que la escuela les sirve a los estudiantes con discapacidades para socializar y no para aprender. Negar a los niños discapacitados el derecho a la educación refuerza las actitudes y presunciones comúnmente sostenidas de que ellos tienen menos capacidad, colocándolos en una situación aún más desventajosa.


Pages