Esforzarse por lograr la alfabetización universal

|

Disponible en:

Si alguna vez ha enseñado a leer a un niño, sabe que es un proceso lleno de recompensas y reveses. Desde el reconocimiento de las letras a la decodificación de palabras sueltas y los avances en fluidez y comprensión, hemos tenido la satisfacción de ver el proceso de nuestros hijos de aprender a leer y de leer para aprender.

Sin embargo, en este Día Internacional de la Alfabetización se nos recuerda que el objetivo de adquirir habilidades de lectoescritura no es universal. En la actualidad, más de la mitad de los niños de 10 años en el mundo no pueden leer ni comprender una historia simple. Y muchos que empezaron el proceso de alfabetización en la escuela no conservan estas habilidades en su vida adulta. Unos 750 millones de adultos en el mundo (i) son analfabetos.

No se puede dejar de subrayar la importancia de la alfabetización. Las habilidades de lectoescritura son cruciales para desarrollar el potencial de los individuos, y lograr un mayor empoderamiento, (i) y una mayor participación económica, (i) social y política. (PDF, en inglés) Existen también efectos secundarios intergeneracionales (i) positivos que se derivan de la alfabetización de adultos a través de un mayor acceso a información sobre inversiones clave para el desarrollo, como la nutrición y la educación infantil. Además, la alfabetización de adultos puede aumentar la rendición de cuentas dando como resultado mejores políticas públicas, así como una mayor cohesión e inclusión social.

Garantizar que todos los niños adquieran habilidades de lectoescritura básicas es una prioridad máxima del Banco Mundial, y en eventos próximos en la Asamblea General de las Naciones Unidas y en las Reuniones Anuales sobre aprendizaje y pobreza se analizará este tema en profundidad.

¿Pero qué pasa con los 750 millones de adultos que carecen de estas habilidades fundamentales? En los últimos dos años, hemos analizado la ciencia de la alfabetización de adultos y los programas de alfabetización de adultos que se llevan a cabo en todo el mundo. Nuestras conclusiones se traducen en un importante potencial para la inversión incremental en esta agenda, que está intrínsecamente vinculada a la sexta meta del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4. (i)

Nuestros estudios subrayan dos hechos. En primer lugar, no solo las actuales inversiones en programas de alfabetización de adultos son muy limitadas, sino que también hay una falta de investigaciones que evalúen rigurosamente estos programas, especialmente en los países en desarrollo, donde las tasas de analfabetismo adulto son mayores. En segundo lugar, aunque existen pruebas científicas que sustentan los principios que maximizan el aprendizaje de los adultos, los programas de alfabetización de adultos en general no reflejan estos principios en su diseño e implementación. De los 20 programas que analizamos, solo 9 lograron sus objetivos propuestos y solo 1, NEUROALFA, (i) consiguió que sus participantes en México dejaran de ser analfabetos y desarrollaran la comprensión lectora.

 

Principios de un Plan de Aprendizaje para Adultos eficaz

Tres elementos surgen de nuestro análisis:

  • La secuenciación a lo largo de las bases de la alfabetización. Si bien la alfabetización se suele ver como un indicador binario (sé es alfabetizado, o bien no), se trata realmente de un camino continuo que abarca desde una comprensión básica de la relación entre el lenguaje oral y escrito a la capacidad de leer y escribir con fluidez y sin esfuerzo.

     La ciencia de la alfabetización de adultos

    Fuente: Thomas, Michael S. C., Victoria C. P. Knowland y Cathy Rogers (de próxima publicación), “The Science of Adult Literacy” (La ciencia de la alfabetización de adultos). Informe encargado por el Banco Mundial.

    Cuán lejos podrá avanzar un estudiante en su continuo de alfabetización depende de la solidez de las bases de sus habilidades de lectoescritura. Además, los avances en materia de alfabetización exigen empeño y práctica continua. En el caso de los niños, la alfabetización toma alrededor de 2000 horas (i) desde kínder al duodécimo grado, y se estima que los adultos necesitan de 300 a 400 horas (PDF, en inglés) de instrucción para lograr niveles de lectura equivalentes al segundo/tercer grado. La secuenciación de los contenidos de programas eficaces de alfabetización de adultos, los métodos pedagógicos, el andamiaje y los materiales (incluidos los software) junto con el continuo de alfabetización impulsan el esfuerzo a través de comentarios frecuentes sobre el desempeño y otros incentivos, y proporcionan oportunidades suficientes para la práctica y la repetición.

  • Los diseños de programas que se ajustan a los cerebros y las vidas de los estudiantes adultos. La adquisición de habilidades de lectoescritura es difícil en cualquier etapa de la vida, pero la pérdida gradual de maleabilidad para adquirir nuevas habilidades complejas puede complicar aún más dicho proceso para los adultos. Además, a medida que el cerebro envejece, la menor maleabilidad se compensa con: i) mayor control de los procesos de atención y cognitivos (“función ejecutiva”), que ayudan a concentrarse en las tareas de lectura; ii) mayor capacidad para razonar sobre el razonamiento (“metacognición”), que aumenta la comprensión del proceso de aprendizaje; iii) mayor resistencia para hacer conexiones explícitas (“memoria explícita”), que facilita la memorización de reglas de ortografía o pronunciación, y iv) vocabulario oral más amplio, que ayuda a decodificar palabras y comprender textos. Los programas eficaces de alfabetización de adultos fortalecen esas capacidades con reglas explícitas y regularidades, y sobre la base del conocimiento previo.

    Los adultos, asimismo, tienen vidas muy ocupadas, y el costo de oportunidad de su tiempo y atención es elevado. Los programas exitosos son interesantes, sociales y relevantes, aprovechando la motivación intrínsica y extrínsica de los adultos a través de materiales y ejemplos acordes al contexto. Esto, junto con la retroalimentación y los incentivos, puede aumentar la aceptación y reducir la deserción (problemas endémicos en todos los programas de alfabetización de adultos).
  • Los entornos de aprendizaje de alta calidad. La pedagogía docente y el diseño de intervenciones son elementos esenciales de los programas de alfabetización de adultos para adaptarlos a la manera en que aprenden los adultos. Se puede lograr una mayor eficacia si los maestros se capacitan en los principios de aprendizaje para adultos, brindan instancias de interacción social con los pares sirviendo como motivadores, y proporcionan oportunidades e incentivos para practicar fuera del aula. La tecnología puede promover la retroalimentación y el aprendizaje adaptativo, aumentar la motivación y el empeño, (i) y apoyar la práctica fuera de la sala de clase. (PDF, en inglés)

La mayoría de los programas eficaces de alfabetización de adultos que analizamos incorporaban los principios anteriores. No obstante, el número limitado de estudios empíricos estrictos entrega poca evidencia sobre interrogantes programáticas claves, tales como la dosis óptima para maximizar el aprendizaje, pero minimizar la deserción; el papel de los incentivos financieros, y muchas otras.

Se necesita más investigación rigurosa para responder esas preguntas centrales. Pero la evidencia derivada de nuestro trabajo indica que existe un margen para mejorar los resultados de los programas de alfabetización de adultos en todo el mundo, y para conseguir más beneficios económicos y sociales que estos avances pueden aportar. Además, el costo de no invertir en el fomento de las habilidades de lectoescritura entre los jóvenes y los adultos puede ser considerable, especialmente en países que experimentan una transición demográfica y que, por consiguiente, necesitan optimizar la productividad de su actual fuerza laboral.

La inversión en programas de aprendizaje para adultos, en combinación con evaluaciones de impacto rigurosas, nos puede acercar a que celebremos un Día Internacional de la Alfabetización en que todos los adultos y las sociedades en que ellos viven gocen de los beneficios de saber leer y escribir.

Temas

Únase a la conversación