Recomendaciones para caminos rurales resilientes al cambio climático en el Perú

|

Disponible en:

Camino vecinal de los alrededores de Pacobamba, Región de Apurímac, Perú. Foto: Banco Mundial
Camino vecinal de los alrededores de Pacobamba, Región de Apurímac, Perú. Foto: Banco Mundial

Abril 2017. El Perú se despierta después de una larga pesadilla: un episodio de El Niño entre los más fuertes registrados en las últimas décadas. Durante cuatro meses, el país fue el escenario de lluvias muy intensas, inundaciones y “huaicos”, vocablo quechua para referirse a los aludes de piedra, barro y troncos, transportados por las lluvias desde los Andes hacia los ríos, haciéndolos salir de su cauce normal.

Este episodio ha tenido importantes consecuencias sobre la infraestructura del país, particularmente sobre su red vial, con 60 000 kilómetros de vías afectadas, que equivale al 37% de sus rutas. El corte o la restricción en el acceso a algunas áreas rurales y ciudades pequeñas durante meses complicó el abastecimiento de estas regiones y el acceso a los mercados internos y externos de su producción local.

El cambio climático solo va a provocar un aumento en la frecuencia e intensidad de estos eventos en el futuro, lo que hace más urgente un diseño y mantenimiento más resiliente de las infraestructuras de transporte. 

En el Perú es un desafío nada fácil: la red vecinal cuenta con más de 139 000 kilómetros bajo jurisdicción de las municipalidades. El desarrollo y el mantenimiento de esta red se ve limitado por los presupuestos de estas instituciones y el alto nivel de los costos en las regiones de sierra y selva. Sin embargo, los caminos vecinales tienen un papel importante en la conexión de las comunidades locales a actividades socioeconómicas, incluyendo oportunidades laborales más diversas, que generan beneficios para el desarrollo local.  

 

Una guía para construir resiliencia

Ilustración 1: Portada de la guía
Ilustración  SEQ Ilustración \* ARABIC 1: Portada de la guía

Por esto el Banco Mundial, con financiamiento del Gobierno de Japón, preparó una guía técnica para la mejora de la gestión de los caminos existentes del Perú y para el diseño de caminos nuevos.  Para dirigir al gestor nacional o local hacia las inversiones más prioritarias, el documento propone una metodología de análisis de riesgo para los caminos rurales, basada en la priorización de indicadores de riesgo en puntos críticos de un camino.  

La guía incluye también una sección sobre plan de contingencias y alerta temprana para reducir la exposición a los eventos climáticos, y ofrece herramientas de monitoreo y evaluación, con el objetivo de concluir si las medidas de resiliencia implementadas tuvieron algún efecto en la condición de los caminos. La guía también propone recomendaciones generales para la mejora del diseño técnico y de la gestión de eventos climáticos en la construcción de rutas nuevas.

Este documento se elaboró a partir de procesos participativos de consulta con actores locales de la gestión vial tales como: Provías Descentralizado (PVD); el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (CENEPRED); la Comisión Nacional sobre el Cambio climático (CNCC) del Ministerio de Ambiente (MINAM); el Fondo para la Inclusión Económica en Zonas Rurales (FONIE); el Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI); el Instituto Geológico Minero y Metalúrgico (INGEMMET); el Ministerio del Ambiente (MINAM); la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (RCCC) y el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (SENAMHI).

Asimismo, la guía incluye las lecciones aprendidas de la aplicación de la metodología de evaluación de riesgos y selección de recomendaciones técnicas en nueve caminos rurales en diversas regiones del país. Estos nueve caminos están en proceso de rehabilitación y mejoramiento en el marco del Proyecto de Apoyo al Transporte Subnacional (PATS), también cofinanciado por el Banco Mundial.

Metodología de análisis de riesgo

Para el análisis de riesgos, la metodología tiene como base la desarrollada por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) en su quinto informe, y se toman en cuenta las tres amenazas principales en Perú para los caminos rurales:

  • Inundaciones rápidas, huaicos y quebradas.
  • Inundaciones lentas y erosión fluvial. 
  • Movimientos en masa: deslizamientos y otros procesos erosivos.

Ilustración 2: Esquema conceptual del riesgo en el contexto del cambio climático
Ilustración 2: Esquema conceptual del riesgo en el contexto del cambio climático

La guía propone empezar el análisis de riesgos del camino con observaciones de campo de tipo hidrometeorológico y geofísico. Los datos obtenidos permiten identificar puntos críticos y evaluar su condición para cada uno de los indicadores establecidos para el análisis en una herramienta de MS Excel adjunta a la guía. De manera muy innovadora, incluye indicadores de proyecciones climáticas futuras en el Perú. La herramienta permite calcular un indicador global de riesgo para los sitios considerados, gracias a ponderaciones adaptadas al contexto peruano.

A partir del análisis de riesgos, y según el tipo de punto crítico identificado y la zona geográfica (costa, sierra, selva), las herramientas incluidas en la guía permiten escoger medidas técnicas relevantes en términos de su costo/resiliencia para los diseños de los trabajos de rehabilitación y mantenimiento. Se incluyen medidas de drenaje, control de erosión, mantenimiento y prevención, y estabilización de taludes. En general el mantenimiento y la prevención tienen los mejores valores de costo/resiliencia.

Orientar las inversiones

Ilustración 3: Flujograma de trabajo para caminos vecinales existentes
Ilustración 3: Flujograma de trabajo para caminos vecinales existentes

La guía es una propuesta pertinente para orientar las inversiones de mejoramiento, rehabilitación y mantenimiento vial hacia los sitios e implementar las medidas más relevantes, a fin de obtener una red en mejores condiciones y asegurar así la accesibilidad de las comunidades rurales a mercados y servicios.

Si bien la guía es un primer paso para mejorar la resiliencia de los caminos rurales en el Perú, queda pendiente incluir medidas de resiliencia en la normativa técnica de diseño de los caminos  para que se incorporen de manera regular no solo para la red vecinal, sino para toda la red vial. Una evaluación similar podría llevarse a cabo en otros países, con la misma base metodológica adaptada a los contextos geográficos locales.  

Descarga la guía Construyendo Resiliencia a Eventos Asociados al Cambio Climático en la Red de Caminos Vecinales del Perú.

 

Únase a la conversación