Aumentó la quema de gas a nivel mundial por primera vez en cinco años

|

Disponible en:

La quema de gas es un proceso de combustión de gas natural asociado a la extracción de petróleo. Es una práctica industrial que se realiza desde hace 160 años y que contribuye al cambio climático, generando más de 350 millones de toneladas de emisiones de CO2 equivalente por año, junto con emisiones de metano no quemado y de carbono negro. En la quema de gas también se desperdicia un recurso natural valioso que podría proporcionar energía a millones de personas en países de ingreso mediano y de ingreso bajo. La práctica se continúa llevando a cabo hasta el día de hoy debido a diversas limitaciones técnicas, regulatorias o económicas.

Por primera vez en cinco años aumentó la quema de gas a nivel mundial. De acuerdo con las estimaciones derivadas de datos satelitales que se dieron a conocer recientemente, la quema mundial de gas se incrementó un 3 % en 2018 y alcanzó los 145 000 millones de metros cúbicos, lo que equivale al consumo de gas total de América Central y América del Sur en un año. 

Entonces, ¿cómo explicamos este aumento? En Estados Unidos, la quema de gas creció casi 50 % de 2017 a 2018 debido a que la producción de petróleo aumentó un 33 %. Mientras tanto, los países que se ven afectados por inestabilidad política y atraviesan conflictos experimentaron un aumento de la quema de gas. Por ejemplo, en Venezuela, esta actividad se incrementó notablemente, a pesar de la brusca caída de la producción de petróleo, lo que indica que el Estado se encuentra en crisis y muestra tendencias que se han visto antes en Siria y Yemen.

Aunque no podemos sacar muchas conclusiones a partir de las variaciones interanuales en la quema de gas, la  Asociación Mundial para la Reducción de la Quema de Gas (GGFR), (i) administrada por el Banco Mundial, continuará siguiendo de cerca las tendencias y trabajando para revertir la trayectoria al alza observada en 2018. Con la adhesión de más de 80 Gobiernos, empresas petroleras e instituciones de desarrollo a la iniciativa del Banco Mundial para eliminar la quema regular de gas para 2030, (i) tenemos una base sólida para poner fin a esta práctica en 10 años. Además, debemos acelerar los esfuerzos en esta dirección e invertir en el desarrollo de infraestructura, tecnología y mercados necesarios para lograr este objetivo.

Autores

Zubin Bamji

Responsable de la Asociación Mundial para la Reducción de la Quema de Gas (GGFR) del Banco Mundial

Únase a la conversación