¿Debemos seguir usando el término “mundo en desarrollo”?

|

Disponible en:

class-map-3.gif

Comparación de la clasificación de los países. (i)

Los seres humanos, por su naturaleza, clasifican. Los economistas no son diferentes. Durante muchos años, el Banco Mundial ha producido y usado las clasificaciones por ingresos para agrupar a los países. (i)

Los grupos de ingreso bajo, mediano bajo, mediano alto y alto están asociados cada uno con un nivel de umbral del ingreso nacional bruto (INB) per cápita que se actualiza anualmente, y los grupos de ingreso bajo y mediano tomados en conjunto se denominan “mundo en desarrollo” en el Banco Mundial (y en otras partes). (i)

Este término se usa en nuestras publicaciones -como los Indicadores del desarrollo mundial (WDI) (i) y el Informe sobre seguimiento mundial– (i), y también publicamos estimaciones agregadas de indicadores importantes, como las tasas de pobreza, para los países en desarrollo como grupo y para todo el mundo. (i)
 
Pero los términos “mundo en desarrollo” y “país en desarrollo” son complicados: incluso los empleamos con cautela, tratando de dejar claro (i) que no estamos juzgando el estado de desarrollo de ningún país.

Desafíos y limitaciones de la clasificación

Antes de escribir algo más sobre la clasificación, convengamos que se trata de un arte, no una ciencia. Si bien los sistemas de clasificación son convenientes para el análisis y la comunicación, cada uno viene con una serie de limitaciones, prejuicios y connotaciones culturales. Reconocemos esto, y nos esforzamos por ofrecer fundamentos y metodologías sólidas para usar un determinado sistema de clasificación.
 
Si bien no podemos encontrar la primera instancia en que se usó “mundo en desarrollo”, a lo que se refiere coloquialmente -el grupo de países a los que les va relativa y similarmente mal en las medidas sociales y económicas- no ha sido definido de manera consistente o precisa, y esta “definición” no se ha actualizado. El Banco Mundial se ha referido durante muchos años a “los países de ingreso bajo y mediano” como “países en desarrollo” por razones de conveniencia en las publicaciones, pero incluso si esta definición era razonable en el pasado, vale la pena preguntarse si sigue siendo así y si se justifica una definición más detallada.

¿Cómo clasifican otros a los países?

Pero volvamos al tema principal: tal vez podamos comenzar por mirar lo que hacen otros.
 
El Fondo Monetario Internacional, en las “Perspectivas de la economía mundial (WEO, por sus siglas en inglés)” (i) actualmente clasifica 37 países como “economías avanzadas” y todos los demás son considerados “mercados emergentes y economías en desarrollo”, según el Apéndice estadístico de WEO. (PDF) La institución señala que (PDF, en inglés) “esta clasificación no se basa en criterios estrictos, económicos o de otro tipo” y que se hace a fin de “facilitar el análisis presentando los datos en forma razonablemente significativa”.
 
El Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) es una medida de múltiples dimensiones y bien establecida del bienestar, y agrupa a los países en niveles de desarrollo humano “Muy alto”, “Alto”, “Medio” y “Bajo”. El índice se basa en varios indicadores, incluidos aquellos relacionados con los ingresos, la educación y la salud.

Las Naciones Unidas (ONU) no tiene una definición formal de los países en desarrollo, (i) pero sigue usando el término con fines de seguimiento, y clasifica unas 159 naciones como países en desarrollo. En el marco de la clasificación actual de la ONU, toda Europa y América del Norte, junto con Japón, Australia y Nueva Zelandia, son clasificadas como regiones desarrolladas, y todas las demás son regiones en desarrollo. (i) La ONU mantiene una lista de “Países menos adelantados”, (i) que se definen contabilizando el INB per cápita, así como por medidas de capital humano y vulnerabilidad económica.

¿La clasificación de “mundo en desarrollo” es útil?

Pero ¿sigue siendo útil este o cualquier otro uso del término “mundo en desarrollo”?

Muchas personas de la comunidad de la economía y el desarrollo ya creen que es hora de dejar de usarlo. Bill y Melinda Gates, sin duda piensan que el término está pasado de moda, (i) y Hans Rosling, (i) en una charla reciente, argumentó que lo que la mayoría de las personas cree que es una división entre “el mundo desarrollado” y “en desarrollo” ya no existe, agregando que usar el término mundo en desarrollo refleja pereza intelectual, y que debemos clasificar a los países con mayor precisión.

¿La clasificación es demasiado amplia o ya no es más distintiva?

Tomemos en cuenta la relación entre las tasas de fertilidad y las tasas de mortalidad infantil, a menudo consideradas indicadores del bienestar general de un país. En 1960 había dos grandes grupos de países en el mundo: los que tenían bajos niveles de fertilidad y mortalidad infantil (“desarrollados”), y los que tenían altas tasas de fertilidad y mortalidad infantil (“en desarrollo”):
 

fvm.gif

Tasas de fertilidad frente a tasas de mortalidad infantil, 1960 en comparación con 2013. Haga clic en el gráfico para ver datos interactivos

Pero si compara esto con el gráfico para 2013 (y puede cliquear en la versión interactiva) verá que esta distinción ha cambiado significativamente: aún es posible distinguir unos pocos países, pero en la mayor parte del mundo, vemos tanto bajas tasas de mortalidad infantil como bajas tasas de fecundidad.

Screen Shot 2015-11-11 at 3.12.33 PM.png

 

Pasando a otro tema: agrupar países de ingreso bajo y mediano como “el mundo en desarrollo” pone a países como Malawi (INB per cápita de USD 250) en el mismo grupo que México (INB per cápita de USD 9860). Eso es una diferencia de casi 40 veces dentro del mismo grupo.
 
De manera similar, las estimaciones de las tasas de pobreza extrema usando la línea de USD 1,90 por día y PovCalNet (i) pueden variar de cifras de un solo dígito (2,68 % en México) a más del 60 % (70,91 % en Malawi) entre los países del mundo en desarrollo.

Screen Shot 2015-11-10 at 11.16.57 AM.png

Screen Shot 2015-10-20 at 4.00.23 PM.png

Si la clasificación de “mundo en desarrollo” se usa para agrupar a países con atributos similares, donde las personas experimentan vidas parecidas, su uso parece cada vez más inadecuado.

¿La clasificación es demasiado amplia o ya no es más distintiva?

Screen Shot 2015-11-02 at 10.01.29 AM.png

El debate es interesante para nosotros en 2015, cuando los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) (i) son metas para el mundo, (i) y dan por finalizado el proceso de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM). (i) En el marco de los ODM, el mundo se dividió en las categorías de países en desarrollo y desarrollados, siendo importantes las metas de los ODM 1 al 7  para los países en desarrollo y el ODM 8 para los países desarrollados y/o donantes.
 
Curiosamente, aunque ya hemos tomado nota de que la ONU no tiene una definición formal de “países en desarrollo”, (i) 31 de los 169 objetivos de desarrollo sostenible propuestos aún hacen referencia a los “países en desarrollo”. (i) Para nosotros, esto es un reflejo de cuán arraigado está el término como una pieza clave en el espíritu del desarrollo, incluso si el grupo al que se refiere es mucho menos homogéneo que lo que la mayoría de los usuarios del término piensan.
 
A pesar de ello, al establecer metas para el mundo en su conjunto, los ODS reconocen que el mundo es un lugar muy desigual, y hacen hincapié en la necesidad de que los objetivos sean alcanzados por todos los grupos de individuos. Esto, para nosotros, es otra razón de peso para eliminar gradualmente el uso de “mundo en desarrollo”.

Información sobre el mundo en su conjunto

Teniendo en cuenta que la clasificación de mundo en desarrollo y mundo desarrollado es cada vez menos relevante, y el renovado enfoque en los objetivos para todo el mundo, esto es lo que podemos hacer en los Indicadores del desarrollo mundial, nuestra propia recopilación de datos:

  • Eliminar el uso del término “mundo en desarrollo” de nuestras publicaciones y bases de datos. Así, a partir de 2016, los WDI (i) incluirían conjuntos de datos sobre todo el mundo, las regiones y los grupos de ingresos, pero no sobre “el mundo en desarrollo” (o la suma de los países de ingreso bajo y de ingreso mediano).
  • Por defecto, los conjuntos de las regiones incluirán a todos los países de una región y eliminaremos el uso de las clasificaciones regionales de “solo en desarrollo”. Si bien esto lleva a incluir economías relativamente mucho más ricas en los conjuntos de datos (por ejemplo, Japón en Asia oriental), en su lugar podemos producir clasificaciones por ingresos desglosadas por región (es decir, países de ingreso bajo en Asia oriental).

Hay muchos otros temas relacionados con la clasificación que no abordamos aquí. Uno de ellos, la clasificación de países por ingresos, se analizará con más detalle en un próximo documento. Mientras tanto, creemos que eliminar el uso del término “mundo en desarrollo” (en principio de los Indicadores del desarrollo mundial) es una medida sensata y un debate al respecto es bienvenido.

Autores

Únase a la conversación

Claudio Alvarez Teran
02 de Febrero de 2016

Creo que se trata de una decisión acertada. La categoría "países en desarrollo" supone la existencia de un progreso lineal en el que si los países cumplen ciertas premisas "avanzan" hacia el desarrollo, y dejan de lado que existen condiciones histórico-sociales que hacen imposible la existencia de esa imaginada carretera de una sola vía hacia el mítico "desarrollo".

Daniel Campuzano Bolaños
25 de Octubre de 2016

La clasificación del estado de países generalmente pasa por el análisis de ingresos representado por el PIB per cápita y también (gracias a Dios) por el índice de desarrollo humano desde 1990. Revisando los datos de los Informes Globales de Desarrollo Humano del PNUD (este último ahora reforzado con la perspectiva del IPM Índice de Pobreza Multidimensional). En el caso del World Bank y otras organizaciones también se utilizan determinados indicadores que referencia el término "en desarrollo". Sin embargo el problema no radica en el uso o no uso de términos como los analizados que simplemente tratan de agrupar de forma genérica determinadas condiciones y situaciones globales. Que se borre o no de la literatura relacionada el término de mundo o países en desarrollo no es relevante. Al día siguiente del "gran borrón" (si se decidiera así) del término las cosas no cambiarán. Si un país es específicamente desarrollado o no, solamente lo pueden decir los habitantes de cada país en función de los resultados de gestión en referencia siempre a ingresos y al bienestar. Un aspecto no es menos o más importante que el otro. Como conclusión: los responsables de lograr el desarrollo humano y mantener el crecimiento económico adecuado, es responsabilidad de los gobernantes, que para eso se les ha elegido. Es sencillo pedir "mayor resiliencia" y que cada habitante deba "no buscar trabajo", sino "tender a crearlo" sin que los gobiernos hagan mayores esfuerzos por cumplir sus deberes constitucionales (siendo el principal la generación de empleo digno).