La carga desigual para las nuevas madres en el Caribe

|

Disponible en:

Este blog forma parte de una serie en que se usan datos del proyecto Mujer, empresa y el derecho. (i) Los datos exploran los desafíos legales y regulatorios que enfrentan las mujeres en diferentes etapas de su vida laboral. En el informe Mujer, empresa y el derecho 2019: Una década de reformas, (i) dado a conocer en febrero de 2019, se analizan datos usando ocho indicadores durante los últimos10 años en 187 economías.



Cuando nací en Trinidad y Tabago, mi madre se tomó una licencia del trabajo para cuidarme. Solo lo hizo ella porque no había una ley nacional que permitiera a mi padre hacerlo. Mi papá solamente pudo ausentarse dos días de su trabajo después de mi nacimiento. Las cosas no han cambiado mucho desde entonces: hoy en día, en ningún país del Caribe existe una legislación nacional adecuada sobre licencia por paternidad. 

El informe Mujer, empresa y el derecho 2019: Una década de reformas, (PDF, en inglés) recientemente publicado, indica que, en promedio, los países del Caribe obtienen 27 puntos de un total de 100 puntos en el indicador «tener hijos», que examina las leyes que afectan el regreso al trabajo de las mujeres después del parto.  En cambio, el promedio para el resto de América Latina es de 60 puntos y el promedio mundial es de 54 puntos, lo que significa que hay mucho por hacer en los países caribeños para avanzar en este ámbito.

Proporcionar licencia por maternidad adecuada y pagada por el Gobierno.

Solo en Belice, la República Dominicana, y Trinidad y Tabago existe licencia remunerada de al menos 14 semanas para las madres, que es el límite mínimo establecido (i) por la Organización Internacional del Trabajo. Además, Barbados, Belice, Guyana, St. Kitts y Nevis, y Santa Lucía son los únicos países del Caribe donde el Gobierno paga el 100 % de los beneficios de la licencia por maternidad, abaratando el costo para los empleadores de contratar mujeres en edad fértil. Las investigaciones indican (PDF, en inglés) que los seguros de responsabilidad del empleador perjudican los intereses de las trabajadoras al poner la carga financiera sobre los empleadores y generar una posible fuente de discriminación contra las mujeres. Por ello es importante que el Gobierno pague el 100 % de los beneficios de la licencia por maternidad.

Proporcionar licencia remunerada para los padres.

Para facilitar el regreso al trabajo de las madres después del parto y permitir que los padres compartan las responsabilidades de cuidar a los hijos, los Gobiernos deberían conceder licencia por paternidad remunerada y licencia parental. La República Dominicana (i) es el único país caribeño donde se proporciona licencia por paternidad remunerada y esta dura dos días. En Jamaica se han dado pasos importantes hacia la introducción de la licencia por paternidad con el inicio de consultas (i) al respecto.

 


Prohibir el despido de las trabajadoras embarazadas.
En Antigua y Barbuda, Dominica, Suriname o Trinidad y Tabago no existen leyes nacionales que protejan a las trabajadoras embarazadas.
 

Qué pueden hacer los países del Caribe
La igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres debe ser un hecho de la vida cotidiana en las empresas en todo el Caribe.  Reformar las leyes para reducir la carga por las licencias y proteger a las trabajadoras embarazadas es un primer paso para ayudarlas a regresar al trabajo después de tener hijos.
Temas

Únase a la conversación