Nuevos datos e investigaciones ayudan a medir una década de expansión urbana en Asia oriental

|

Disponible en:

¿Cómo se mide algo cuando no hay acuerdo sobre la definición de un indicador? ¿Cómo se comparan los datos urbanos, cuando la palabra "urbano" no se define de la misma manera en todos los países? ¿Y qué sucede cuando las ciudades dejan de contar la población que comienza a desbordar las fronteras municipales?
 

 

En un esfuerzo por abordar estas y otras cuestiones relacionadas, el Grupo Banco Mundial acaba de dar a conocer el informe East Asia’s Urban Changing Landscape: Measuring a Decade of Urban Expansion (i) (Cambios en el panorama urbano de Asia oriental: Medición de una década de crecimiento espacial), que presenta los resultados de un nuevo estudio sobre la urbanización en Asia oriental. Junto con esta publicación, el Grupo Banco Mundial también lanzó la plataforma PUMA (i) o “Platform for Urban Management and Analysis” (Plataforma para la gestión y el análisis urbano). Se trata de un software gratuito de código abierto que permite a los usuarios acceder, analizar y compartir datos espaciales urbanos. Lea el comunicado aquí.
 
Para realizar el estudio, nuestro equipo de proyectos usó imágenes por satélite de los años 2000 y 2010 para medir la urbanización en toda la región de Asia oriental. Esta estrategia nos permitió comparar por primera vez las tendencias de los países de una manera coherente. Esto había sido imposible hasta el momento porque, como se ha mencionado anteriormente, cada país define "urbano" de manera diferente, y porque los datos urbanos a menudo no capturan el suelo urbano y la población que desborda las fronteras de las ciudades.
 
Con la ayuda de los investigadores de la Universidad de Wisconsin (Madison), cartografiamos todas las áreas edificadas en toda la superficie de la región, las combinamos con datos de población espacialmente desagregados del proyecto WorldPop, (i) e identificamos las 869 áreas urbanas de la región con poblaciones de más de 100 000 habitantes. Puede ver mapas y descargar datos aquí. (i)
 
Una herramienta de código abierto con datos de libre acceso que cubren más de 869 áreas urbanas de Asia oriental

PUMA se basa en la plataforma de gestión de datos geoespaciales de código abierto GeoNode, (i) y en imágenes satelitales procesadas por MODIS (i) (resolución espacial de 250 metros), y ofrece datos comparables sobre el ritmo, la escala y la forma de la urbanización en más de 870 ciudades de la región.
 
Salvo otra indicación, los datos y las visualizaciones de la herramienta se pueden usar bajo la licencia CC-BY 3.0 IGO. (i) Como los datos provienen de múltiples fuentes, hemos hecho lo posible por aclarar los requisitos de uso y de empleo de citas en el acuerdo con los usuarios, de modo que ¡revíselos!
 
El estudio nos permitió cuantificar y localizar la rápida expansión urbana y el crecimiento demográfico en Asia oriental. Si bien se construyeron más de 28 000 kilómetros cuadrados de nuevo espacio urbano durante la década, la población urbana aumentó incluso más rápido que el suelo urbano. La población total de la región que vive en estas áreas urbanas subió en 200 millones de personas a lo largo de la década, llegando a casi 780 millones en 2010. Sin embargo, solo alrededor de un tercio de la población de la región vive en estas áreas urbanas, lo que sugiere que en los próximos decenios habrá aún más urbanización.
 
El área del delta del Río de las Perlas en China es ahora mayor en cuanto a población que Tokio

De acuerdo con nuestros datos, si el delta del Río de las Perlas en China (que incluye ciudades como Shenzhen, Guangzhou, Foshan y Dongguan) se considera una única zona urbana interconectada, como puede afirmarse que sugiere el mapa, en la actualidad ha superado a Tokio para convertirse en la megalópolis más grande del mundo. Su población en 2010 era asombrosamente de 42 millones de personas, superior a la de Canadá o Malasia.
 
Aún así, a pesar de la alta visibilidad de estas megalópolis, hay de hecho más suelo y población urbana en las cientos de áreas urbanas pequeñas y medianas, que suelen pasarse por alto, y cuyos gobiernos locales carecen de la capacidad para manejar el rápido crecimiento.
 
Poblaciones recientemente urbanizadas de Asia oriental presentan una densidad superior al promedio

Un resultado más inesperado del estudio es que la densidad de las poblaciones urbanas de la región no solo es alta (más de 50 veces la densidad de población de las áreas estadísticas metropolitanas de Estados Unidos, por ejemplo), sino que en realidad está aumentando en promedio en los grupos de ingresos y las categorías de tamaño de la población, y en casi todos los países. Una manera de pensar acerca de esto es la siguiente: si todo el suelo urbano nuevo construido entre 2000 y 2010 formara un país, su tamaño lo convertiría en el país número 143 más grande del mundo en cuanto a superficie; si se formara un país con la nueva población urbana durante el mismo periodo, sería el sexto país más grande del mundo.
 
Sin embargo, hubo unos pocos cientos de áreas urbanas que perdieron densidad y casi todas se encontraban en China. Tal como lo analiza el reciente estudio de urbanización en China, (i) existe preocupación que haya un desajuste en la ubicación de la oferta y la demanda de construcción urbana en este país, que en algunos casos ha dado lugar a "ciudades fantasma". (i)
 
El estudio también nos permitió cuantificar la fragmentación administrativa de las áreas urbanas en las fronteras locales. Esto no es solo una preocupación en las "megalópolis" de la región: alrededor de 350 áreas urbanas en Asia oriental desbordan las fronteras administrativas locales. En 135 de estas áreas, ninguna jurisdicción tiene siquiera la mitad de la zona urbana total dentro de ella.
 
Ayudar a los Gobiernos a hacer que la urbanización sea más eficiente, sostenible e inclusiva

El informe analiza las formas en que los Gobiernos de la región pueden ayudar a hacer que la urbanización sea más eficiente, sostenible e inclusiva. Los Gobiernos pueden facilitar el acceso a la tierra urbana a través de mecanismos como el desarrollo territorial dirigido o el reajuste territorial, coordinar el crecimiento de sistemas enteros de ciudades, y fomentar la cooperación entre las áreas metropolitanas. Pueden garantizar el acceso espacial a los empleos y servicios para hacer que la urbanización sea más inclusiva, en particular para sus grandes cantidades de inmigrantes recientes, muchos de los cuales carecen de sistemas de apoyo social y económico.
 
La elevada densidad de población de las ciudades en Asia oriental puede ser un activo económico y ambiental, pero la elevada densidad por sí sola no es suficiente para lograr áreas urbanas habitables y sostenibles. Los Gobiernos tienen que garantizar que se permita el desarrollo de densidad donde hay demanda de ella, desviarla de las áreas inseguras, coordinarla con el empleo y el transporte, y diseñarla para ser transitable y accesible.
 
Apertura de dos concursos sobre estos datos

Para acompañar la publicación de los datos, invitamos al público a participar en dos concursos para usar este conjunto de datos a fin de: 1) generar visualizaciones de datos, (i) y 2) proponer ideas para continuar investigando (i) mediante el uso de los datos. Nos gustaría conocer sus comentarios sobre el informe y nuestras conclusiones, y esperamos que los datos permitan entablar un diálogo mejor fundado en torno al fenómeno transformador de la urbanización en Asia oriental.

Únase a la conversación