Syndicate content

Cinco cosas que necesitas saber sobre la Cumbre de la Juventud del Grupo del Banco Mundial 2014

Gezime Christian's picture
La Cumbre de la Juventud del Grupo del Banco Mundial 2014 es algo más que un evento. Se trata del inicio de un movimiento.

Publica tus ideas en Twitter o Facebook usando la etiqueta #wbgyouthsummit y no olvides que alzar la voz puede ayudar a frenar la corrupción. De modo que opina en la Cumbre de la Juventud del Grupo del Banco Mundial, que se realizará en octubre. 

Sigue el evento en VIVO el martes 7 de octubre: La sesión de la mañana de la Cumbre de la Juventud del Grupo del Banco Mundial será transmitida en la página El Banco Mundial en vivo. Suscríbete ahora para recibir un aviso antes del inicio del evento: http://live.worldbank.org/wbg-youth-summit-2014.

De Río a Nueva York: el largo camino hacia un planeta más seguro

Gustavo Alberto Fonseca's picture



La ciencia del cambio climático es lo suficientemente robusta como para afirmar rotundamente que el planeta seguro y estable en el que la humanidad ha prosperado durante miles de años puede estar acercándose al final de un capítulo muy benigno en su historia. Un capítulo que llevó a una sola especie a alterar las tendencias biofísicas globales hasta el punto de inaugurar el Antropoceno -la era geológica del hombre.

Las soluciones que conocemos hasta el momento no han alcanzado la escala necesaria para frenar los trastornos climáticos: las concentraciones de gases de efecto invernadero atmosféricos siguen aumentando a un ritmo rápido, que nos acerca a peligrosos cambios climáticos causados por actividad humana.

Todos podemos contribuir a ampliar el espacio para un acuerdo político sobre el cambio climático

Rachel Kyte's picture


La creciente expectación en torno al llamado del secretario general de las Naciones Unidas de un mayor liderazgo contra el cambio climático ha sido evidente en las últimas semanas, y especialmente hoy aquí en Nueva York durante la “Movilización Climática de los Pueblos”, y el inminente inicio de la Semana del Cambio Climático y a solo dos días de la Cumbre sobre el Clima de la ONU
 
En el Grupo del Banco Mundial, hemos recibido llamados de nuestros clientes —los países y las empresas— quienes nos piden apoyo y quieren saber cómo pueden participar en las diferentes iniciativas relacionadas con el cambio climático que se están realizando en todos los sectores de la economía. 

¿Por qué a los ejecutivos empresariales les importa el cambio climático?

Jim Yong Kim's picture
Photo: © Dana Smillie / World Bank
Foto: © Dana Smillie / Banco Mundial

Durante los últimos meses, he oído a los líderes empresariales referirse al impacto que el cambio climático podría tener en sus industrias y en los bienes y servicios de los que todos dependemos. Puede que no hablen mucho de ello públicamente, pero están muy conscientes de los riesgos que conlleva un planeta más cálido para sus cadenas de suministro, fábricas y la fuerza laboral.

Cinco razones por las que la juventud debería optar por la agricultura

Andy Shuai Liu's picture
 Arne Hoel / World Bank
Al evaluar alternativas de profesiones, muchos jóvenes en el mundo en desarrollo tienden a evitar los trabajos agrícolas. (i) Yo, también, una vez me sentí desencantado con las pequeñas aldeas y los campos de arroz que veía todos los días cuando era niño. Según las creencias tradicionales, la agricultura significa un estilo de vida anticuado y con escasas oportunidades para la juventud. 
 
Pero más tarde aprendí que estaba equivocado. Muchas pruebas nos muestran que la agricultura ofrece a los jóvenes un camino viable para tener éxito y un futuro sostenible. En otras palabras, creo que la juventud puede, y debe, elegir la agricultura. Estas son cinco razones:

Tasas de mortalidad infantil han descendido en un 49 % desde 1990

Emi Suzuki's picture

Las tasas de mortalidad de menores de 5 años han descendido en un 49 % desde 1990, según nuevas estimaciones de la mortalidad infantil (i) y un comunicado dado a conocer hoy. Esta información también se encuentra en el informe Niveles y tendencias en la mortalidad infantil 2014 (i) del Grupo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre Estimaciones de la Mortalidad Infantil (IGME, por sus siglas en inglés). (i) En otras palabras, unos 17 000 niños menores de 5 años menos murieron cada día en 2013 que en 1990.
 
Estas tasas han disminuido a un ritmo más rápido que en cualquier otro momento de la historia durante las últimas dos décadas. En el periodo 1990-95, se registró una reducción de 1,2 % anual en tanto que en el lapso 2005-2013, este porcentaje llegó a 4 %.

Más niños llegan a su quinto cumpleaños
Las  mejoras más notables en la supervivencia infantil desde 1990 se deben a una mejor calidad de la atención de salud y servicios más asequibles, así como también a la expansión de los programas sanitarios dirigidos a los recién nacidos y a los niños más vulnerables.
 
La disminución de un 49 % —de 90 muertes por cada 1000 nacidos vivos en 1990 a 46 muertes en 2013— significa que un bebé nacido hoy en día tiene muchísimas más posibilidades de cumplir 5 años de edad en comparación con uno nacido en 1990.

Se necesitan más avances para conseguir el objetivo de desarrollo del milenio 4
Cuatro de las seis regiones del Grupo del Banco Mundial están en vías de lograr el objetivo de desarrollo del milenio 4 (ODM 4), que consiste en reducir en dos tercios la mortalidad de los niños menores de 5 años a más tardar en 2015. África al sur del Sahara y Asia meridional son dos regiones donde las tasas de disminución siguen siendo insuficientes para alcanzar esta meta a nivel mundial. En 2013, el índice más elevado se registraba en África al sur del Sahara, donde se produjeron 92 muertes por cada 1000 nacidos vivos o 1 de cada 11 niños murió antes de cumplir 5 años.

Chart 1

Las medidas en relación con el cambio climático no requieren un sacrificio económico

Sri Mulyani Indrawati's picture
New Climate Economy Report

Se necesitan medidas urgentes en relación con el cambio climático, pero no tienen que ser a expensas del crecimiento económico. Este es el mensaje central de la Comisión Mundial sobre la Economía y el Clima (i) de la que tengo el privilegio de ser miembro.

El nuevo informe “New Climate Economy”, (i), publicado por la Comisión, refuerza la idea de que los grandes cambios estructurales y tecnológicos en la economía mundial ahora están haciendo posible lograr ambas cosas: el desarrollo con bajo nivel de emisiones de carbono y un crecimiento económico más sólido.

No es el “Cómo”; sino el “Por Qué”

Shanta Devarajan's picture
También disponible en: English
 

Casi no pasa una semana sin que escuche la frase: “no es el qué; sino el cómo”.  En el caso de la reforma de los subsidios a la energía en Oriente Medio y Norte de África (MENA), por ejemplo, la discusión no se ha centrado en si se deben reformar los subsidios (todos están de acuerdo en que los subsidios tienen que ser cambiados), sino en cómo se debe realizar tal reforma. Similares son las observaciones respecto a las regulaciones empresarialesla educaciónla agricultura o la salud.  Confieso que yo mismo he escrito cosas parecidas. Y hay numerosas propuestas semejantes en este blog.  

 Se necesitan reformas porque lo que existe en estos momentos es una política o un arreglo institucional que ha llegado a ser contraproducente. Pero antes de sugerir cómo cambiar esta situación, debemos preguntarnos por qué existe en absoluto esa política, por qué ha durado tanto tiempo y por qué no ha sido modificada. Sabemos, que estas políticas no surgieron por accidente, ni tampoco han permanecido porque alguien olvidó cambiarlas. Y es poco probable que sean modificadas solo porque un responsable de formular políticas lea un libro, artículo o una publicación en un blog titulada “Cómo reformar…”.

Las ciudades pueden tomar la iniciativa en el tema del cambio climático para un futuro con mayor capacidad de adaptación

Gregor Robertson's picture
También diponible en English
 


En todo el mundo, las ciudades están tomando la iniciativa de abordar el desafío del cambio climático. Si bien los funcionarios gubernamentales de alto nivel están paralizados, los líderes urbanos están respondiendo a la necesidad urgente de hacer que nuestras ciudades tengan mayor capacidad de adaptación a medida que los impactos del cambio climático se intensifican.
 
 En Vancouver, estamos persiguiendo tenazmente nuestro objetivo de ser la ciudad más ecológica en el mundo para 2020. Es una meta audaz, pero —al tratar de conseguirla— estamos protegiendo nuestro medio ambiente y haciendo crecer nuestra economía. Las ciudades exitosas del futuro serán aquellas que realicen las inversiones y los cambios necesarios para adaptarse a los efectos del cambio climático. Este representa un grave riesgo para la estabilidad económica y social a nivel mundial, y las ciudades  resilientes resultarán muy atractivas para las personas y el capital.


Pages