Tan solo en los últimos cinco años, la deuda pública en los países más pobres ha aumentado del 36 % del PIB al 51 % del PIB.

Ceyla Pazarbasioglu |