Syndicate content

Siria

El mundo árabe podría ser un FACTOR DETERMINANTE en la lucha contra el CAMBIO CLIMÁTICO

Martin Heger's picture
También disponible en: Inglés

Mientras Marruecos se prepara para ser el país anfitrión de la próxima reunión mundial sobre cambio climático en noviembre de 2016, el mundo dirige su mirada hacia la región de Oriente Medio y Norte de África en busca de liderazgo en la lucha contra el cambio climático.

El número mágico es el 55. Por cierto, 175 partes (174 países, más la Unión Europea) firmaron el Acuerdo de París en abril pasado en Nueva York. Pero esto no es suficiente. No solamente importa la cantidad de países que firmaron el documento, sino también cuántos países finalmente lo ratificarán. Solo una vez que el Acuerdo de París sea ratificado, este comienza a operar y a ser legalmente vinculante. Y aquí es cuando el 55 (el número mágico) entra en escena. Tiene importancia en dos aspectos. Por lo menos 55 partes tienen que ratificar el Acuerdo de París​, y una cantidad suficiente de países tiene que incorporarse para que las emisiones colectivas sobrepasen el 55 % de las emisiones mundiales.

Las redes sociales y el desarrollo: Cuatro ejemplos para comenzar

Zubedah Robinson's picture


Mire el video arriba, que forma parte de una campaña de Save the Children (i) sobre qué les puede ocurrir a los niños que viven en un país afectado por un conflicto. En él se plantea si la niña protagonista podrá disfrutar de su próximo cumpleaños.

Más de 50 millones de personas han visto el video. (i) Save the Children quería entregar el mensaje que el conflicto en Siria, como todas las guerras, no está tan distante de nuestras vidas; que todos nos preocupamos por nuestros niños.

El bienestar de los refugiados sirios y las perspectivas futuras

Paolo Verme's picture
En imágenes: Refugiados sirios que viven en Jordania y Líbano


Desde el comienzo de la crisis en Siria, más de 6,5 millones de habitantes del país han sido desplazados internamente y casi 4,4 millones han sido registrados como refugiados, lo que equivale a casi la mitad de la población de Siria previa a la crisis. Alrededor de 1,7 millones de personas han huido a países vecinos como Jordania y Líbano. Antes de convertirse en refugiadas, muchas de esas personas sufrieron en repetidas ocasiones crisis dentro del país, lo que las forzó a abandonar sus bienes, propiedades y capital para buscar seguridad en los países vecinos.