Syndicate content

prevención

Las lesiones y muertes por accidentes de tránsito prevenibles frenan el desarrollo de los países

Patricio V. Marquez's picture
También disponible en: English | Français
 



Uno de nosotros estaba leyendo un diario en las vacaciones y se encontró con un artículo que relataba una historia bastante común: “Choque de vehículos deja trágico saldo de muertos en una carretera de montaña”. (i) El accidente, ocurrido en Perú, causó 51 muertes como resultado de la caída de uno de los vehículos —un autobús— al precipicio. Muchas de las personas que fallecieron regresaban a Lima después de celebrar el feriado de Año Nuevo con familiares que vivían en las afueras de la ciudad.
 
La triste realidad es que estos eventos trágicos son habituales en distintas partes del mundo. De acuerdo con datos de 2015 de la Organización Mundial de la Salud, cada año 1,25 millones de personas mueren en calles y carreteras de todo el mundo, y entre 20 millones y 50 millones resultan gravemente heridas. El saldo humano es visible, aunque no se registre en su totalidad, pero los costos intangibles que impactan negativamente en las sociedades y las economías en general no se reflejan en las estadísticas nacionales. Está demostrado que resulta difícil obtener datos y pruebas acerca del costo económico y social de los accidentes de tránsito para contribuir a la formulación de políticas sobre seguridad vial, especialmente en los países en desarrollo.

Más de 1,25 millones de personas mueren cada año en las carreteras

David Mariano's picture

Más de 1,25 millones de personas mueren cada año en las carreteras, y entre 20 millones y 50 millones más se ven seriamente afectadas por lesiones de accidentes de tránsito. Si bien en la mayoría de las regiones se ha observado una disminución del número de muertes relacionadas con el tránsito, en África al sur del Sahara y en Oriente Medio y Norte de África todavía se registran 20 muertes por cada 100 000 personas anualmente.

En un nuevo informe preparado por el Banco Mundial y financiado por Bloomberg Philanthropies se presentan estimaciones de los beneficios sociales y económicos de reducir los accidentes de tránsito en países de ingreso bajo y mediano.

“Nadie ayuda... nadie me hace el paro”: Campaña de prevención de la violencia contra las mujeres en el transporte público

Karla Dominguez Gonzalez's picture

También disponible en: English

“Como mujer joven, me siento impotente y expuesta cuando un hombre me acosa en el autobús. Una se siente más vulnerable porque las personas no reaccionan ante la situación. Nadie ayuda... NADIE ME HACE EL PARO”.

La cita anterior corresponde a una niña de 16 años que participó en uno de los grupos de discusión organizados por el Banco Mundial en el marco de un proyecto piloto sobre la prevención de la violencia contra las mujeres y las niñas en el transporte público de la Ciudad de México. Lo que ella y otras mujeres describieron acerca de sus experiencias fue claro: “cuando somos acosadas nadie hace nada”. El nombre de este proyecto piloto “Hazme el paro” refleja esa realidad. Se trata de una expresión coloquial en México que significa “respáldame”. 
 
Póster de la campaña
Póster de la campaña