Syndicate content

ida

Ayudar a África oriental a atraer inversiones para sectores prioritarios

Axel van Trotsenburg's picture
© Sarah Farahat/World Bank
© Sarah Farhat/Banco Mundial

El Foro de Financiamiento para el Desarrollo que se lleva a cabo este mes reúne a líderes de los sectores público y privado para discutir cómo se puede impulsar un mayor financiamiento privado en tres sectores clave para el desarrollo de África oriental: agroindustria, financiamiento para la vivienda y turismo. Los líderes de la región consideran que estos son factores cruciales para el crecimiento sostenido, la creación de empleo y la transformación económica a largo plazo de sus países.

Todos los años, el Grupo Banco Mundial patrocina el foro para reunir a partes interesadas clave que, si trabajan juntas, pueden cambiar el panorama de la inversión en los países menos desarrollados. Nuestro objetivo es definir cómo puede contribuir cada uno de los actores principales, y analizar ideas, iniciativas y alianzas prometedoras que requieren un impulso adicional para tener éxito. Es un momento interesante para ser un asociado de inversión en la región: las economías presentan un gran dinamismo y se observa un importante volumen de innovación.

La AIF-18 tiene un buen comienzo, mientras la demanda sigue aumentando

Axel van Trotsenburg's picture


La decimoctava reposición de recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF-18) ha tenido un buen comienzo. En el primer año de este ciclo de financiamiento que dura tres años, el total de compromisos de la AIF —el fondo del Grupo Banco Mundial dedicado a los países más pobres— llegó a USD 24 000 millones. Esta cifra es más del doble que el promedio registrado en el primer año de la AIF-15 y la AIF-14, y un 40 % más alta que el volumen promedio observado en el primer año de la AIF-16 y la AIF-17.

Una parte de este crecimiento deriva de la manera en que estructuramos la AIF-18, como respuesta a los llamados del Grupo de los Veinte (G-20) y de la comunidad internacional, que instaron al Grupo Banco Mundial a innovar en todas las formas posibles para ayudar al mundo a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible antes de fines de 2030. Y pese a los enormes desafíos mundiales, nuestros donantes acordaron proporcionar USD 27 000 millones en forma de donaciones para apoyar la AIF-18, cuyos compromisos totales suman USD 75 000 millones.

Foro sobre Fragilidad 2018: gestión de los riesgos para la paz y la estabilidad

Franck Bousquet's picture
© Caroline Gluck/Oxfam


En menos de dos semanas, alrededor de 1000 personas se reunirán en la ciudad de Washington para participar en el Foro sobre Fragilidad 2018. Autoridades responsables de las políticas de países desarrollados y en desarrollo, profesionales de organismos humanitarios, instituciones de desarrollo y del ámbito de la paz y la seguridad, académicos y representantes del sector privado se congregarán con el objetivo de incrementar nuestro impacto colectivo en los países afectados por la fragilidad, los conflictos y la violencia.

Este año, el tema del foro es la gestión de los riesgos para la paz y la estabilidad, que refleja un cambio estratégico en la manera en que la comunidad internacional aborda el tema de la fragilidad, los conflictos y la violencia, entre otras formas, poniendo en primer lugar a la prevención. Este nuevo planteamiento se presenta en un estudio conjunto del Banco Mundial y las Naciones Unidas titulado Pathways for Peace: Inclusive Approaches to Preventing Violent Conflict (Opciones de paz: Planteamientos inclusivos para prevenir los conflictos violentos), que se publicará próximamente. En dicho estudio se señala que el mundo debe reenfocar la atención en la prevención de la violencia como un medio para lograr la paz. Según sus autores, la clave está en identificar tempranamente los riesgos y trabajar en estrecha colaboración con los Gobiernos a fin de mejorar la respuesta ante tales riesgos y reforzar la inclusión..

¿Su proyecto de desarrollo está protegido contra los desastres y el cambio climático? Es hora de usar la plataforma ThinkHazard!

Alanna Simpson's picture
Plataforma ThinkHazard


En estos días, es bastante común encontrar en los periódicos (o en los blogs) noticias sobre desastres que ocurren en distintas partes del mundo. Con frecuencia, estos desastres afectan a los mismos países a los que el Banco Mundial presta asistencia a diario a través de sus proyectos, y observamos con impotencia cómo décadas de avances desaparecen en cosa de minutos, horas o días. Los desastres causan pérdidas considerables en todos los países en que el Banco Mundial realiza actividades. En realidad, no es una cuestión de si habrá una próxima catástrofe, sino que cuándo ocurrirá esta.

Por lo tanto, es importante que nosotros, junto con nuestros asociados de los Gobiernos y el sector privado, siempre nos preguntemos: “¿Nuestros proyectos son capaces de resistir a los ciclones? ¿Al calor extremo o a las erupciones volcánicas? ¿En 50 años, este proyecto aún estará protegido del número creciente de casos de inundaciones, desprendimientos de tierras y sequías?”.

En la crisis, las alianzas mundiales resisten el paso del tiempo

Axel van Trotsenburg's picture

© World Bank

Recientemente, Naciones Unidas declaró la hambruna en ciertas zonas de Sudán del Sur (la primera en el mundo desde 2011) y generó alarma mundial: al menos 100 000 personas están en riesgo inmediato de padecer inanición.

Como complemento de esta noticia inquietante, Naciones Unidas estima que unos 20 millones de personas se encuentran en un "punto crítico", dado que el hambre acecha no solo en Sudán del Sur sino también en Nigeria, Somalia y Yemen. Las crisis de este tipo, que afectan parte de la población más pobre y vulnerable del mundo, requieren la atención urgente de los organismos internacionales de desarrollo y de sus asociados con el fin de satisfacer las necesidades de desarrollo de corto y largo plazo.

Hacer frente a los desafíos de desarrollo del siglo XXI entre todos

Axel van Trotsenburg's picture
La historia de la AIF: Es posible poner fin a la pobreza


Hace poco fui testigo de la creación de una gran obra de arte. En un mural en el que se muestra la historia de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para las personas más pobres, se recrean los numerosos cambios transformadores que ha atravesado el mundo desde la fundación de la AIF en 1960. La “revolución verde” evitó una hambruna generalizada en Asia meridional en la década de 1970. El Protocolo de Montreal contribuyó a proteger la capa de ozono del planeta. Haití reconstruyó sus hogares y escuelas tras un terremoto devastador.

Gráficos: ¿de dónde provienen los refugiados y dónde son acogidos?

Tariq Khokhar's picture

El nuevo informe "Las víctimas de desplazamiento forzado", dado a conocer hoy, brinda una nueva perspectiva sobre la crisis mundial y la manera en que los organismos humanitarios y de desarrollo pueden trabajar juntos para ayudar a las personas afectadas. El documento se basa en fuentes como el informe ”Tendencias Globales en 2015” publicado por ACNUR, (PDF) en el cual se indica que 9 de cada 10 de los refugiados en el mundo provienen de 20 países, y que 9 de cada 10 son acogidos en alrededor de 40 países.

 

Invertir en la gestión de riesgos financieros antes de las crisis ayuda a atenuar las necesidades de recuperación posteriores a los desastres

Gloria M. Grandolini's picture
Una niña en un centro de evacuación en Filipinas en el año 2009. Fotografía: Jerome Ascano/Banco Mundial.

Dado que los desastres (i) naturales pueden producirse en cualquier momento y en cualquier lugar, hacer preparativos a largo plazo es mucho más eficaz que tratar por todos los medios de responder a una crisis. Me di cuenta de ello cuando el huracán Mitch hizo estragos en Honduras y mi abuela debió ser evacuada porque el río había llegado hasta el primer piso de su casa.

A medida que el cambio climático exacerba los fenómenos meteorológicos en gran parte del planeta, los países recurren al apoyo del Grupo Banco Mundial para mejorar su resiliencia física y financiera a los desastres.

Estamos trabajando cada vez más con los Gobiernos para fortalecer la planificación financiera y la gestión de riesgos antes de que ocurran los desastres, y no solo con el fin de reunir fondos para ayudar a los países a recuperarse luego de la catástrofe.

Los instrumentos basados en el mercado —como los seguros— pueden servir para amortiguar el efecto de los desastres naturales, ayudando a los países a evitar lo peor del impacto financiero de las crisis.

Modernización de los pronósticos meteorológicos y la planificación para casos de desastre con el objeto de salvar vidas

Lisa Finneran's picture

© Angela Gentile/World Bank

¿Hace calor afuera? ¿Debería llevar un paraguas?
 
La mayoría de nosotros no pensamos mucho más que eso cuando normalmente escuchamos el informe del tiempo. Sin embargo, la información meteorológica cumple una función mucho más crucial que simplemente proporcionar datos sobre si debemos llevar un paraguas o usar filtro solar. Puede ayudar a gestionar los efectos del cambio climático, prevenir pérdidas económicas y salvar vidas cuando ocurren fenómenos atmosféricos extremos. 

Las emisiones de gases de carbono por persona, son 60 % más altas que en 1960

Tariq Khokhar's picture

El dióxido de carbono (CO2) representa más del 80 % de las emisiones totales de gases de efecto invernadero a nivel mundial, pero sólo el 12 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero están cubiertas por precios explícitos del carbono. El Panel de Alto Nivel para la Fijación del Precio del Carbono exhortó a la comunidad internacional a que el porcentaje de dichas emisiones se duplique hasta alcanzar el 25 % en 2020, y que vuelva a duplicarse hasta el 50 % en el siguiente decenio. 


Pages