Annette Dixon es vicepresidenta de Desarrollo Humano del Grupo Banco Mundial, encargada de supervisar las Prácticas Mundiales en materia de educación; salud, nutrición y población; cuestiones de género, y protección social y trabajo.

Anteriormente se desempeñó como vicepresidenta del Banco para la región de Asia meridional. Durante su gestión de las actividades del Banco Mundial para poner fin a la pobreza extrema e impulsar la prosperidad compartida en esa región, Annette dirigió las relaciones con ocho países, entre ellos India, el mayor cliente de la institución. Además, supervisó operaciones de préstamo y proyectos financiados por fondos fiduciarios por valor de más de USD 10 000 millones al año.

Antes de trabajar en Asia meridional, Annette fue directora de Planificación Estratégica en la Vicepresidencia de Presupuesto, Exámenes del Desempeño y Planificación Estratégica, y directora a cargo de las operaciones en los países de Asia central, y posteriormente en Asia sudoriental. Se incorporó al Banco en 1999 y ocupó el cargo de directora sectorial de Desarrollo Humano en la región de Europa y Asia central.  

Por mucho tiempo, Annette ha promovido las cuestiones de género. En Asia meridional, ha establecido la meta de que en todos los proyectos e intervenciones que se lleven a cabo se tengan en cuenta las cuestiones de género, superando así los requisitos generales a nivel institucional. Bajo su liderazgo, la prioridad para esta región es brindar apoyo a los países a fin de mejorar la participación de las mujeres en la fuerza laboral.

Antes de integrarse al Banco Mundial, Annette Dixon trabajó para el Gobierno de Nueva Zelandia como directora ejecutiva del Ministerio de Asuntos Juveniles. También fue gerente general de Políticas Sectoriales; subdirectora general del Ministerio de Salud; directora de Política Sanitaria del Departamento del Primer Ministro, y gerente de la División de Políticas del Ministerio de la Mujer.