Desmitificar las tecnologías de identificación digital

|

Disponible en:

© iStock

Más de 1100 millones (i) de personas en el mundo no tienen un documento oficial para probar su identidad. En este contexto, innumerables tecnologías avanzan a un ritmo sin precedentes y cada vez son más asequibles, permitiendo a los países dejar atrás métodos del pasado que se basan en documentación impresa. Sin embargo, comprender y mantenerse al día con los numerosos avances y tecnologías –especialmente relevantes para los sistemas de identificación digital— está llegando a ser un desafío. La iniciativa Identificación para el Desarrollo (IDpD) (i) da a conocer un nuevo informe titulado Panorama tecnológico (PDF, en inglés) en que se proporciona una descripción general de las tecnologías actuales y las nuevas tendencias tecnológicas en el ámbito de la identidad digital.

Ya sea que un país se encuentre mejorando los sistemas de identificación existentes o esté implementando nuevos sistemas desde cero, las distintas opciones tecnológicas, cuando se eligen y se aplican de manera apropiada, pueden ampliar la adopción y la validación de la Identificación para el Desarrollo (#ID4D) y ayudar así a llegar a los miles de millones de personas que no cuentan con una identificación. Los tipos de tecnologías que se seleccionen pueden también facilitar que los sistemas de identificación generen beneficios concretos en distintas esferas, como la inclusión financiera, los servicios de salud y la protección social, para los más pobres y los más vulnerables. El informe Panorama tecnológico de la iniciativa #ID4D nos recuerda que se deben considerar factores adicionales y medidas de mitigación de riesgos cuando se opta por ciertas tecnologías de identidad digital. Entre dichos factores y medidas se pueden mencionar la necesidad de proteger los datos y la privacidad, la disponibilidad de estándares (PDF, en inglés) abiertos y la neutralidad de los proveedores, todo lo que debe ir a la par con los contextos culturales, la viabilidad económica y las limitaciones de infraestructura.

Al sintetizar lo que pareciera ser un suministro de información incesante, el nuevo informe de #ID4D proporciona un panorama tanto de las nuevas tecnologías de identificación digital como de las ya existentes, y ayuda a los lectores a entender cómo funcionan y qué opciones tecnológicas pueden ser útiles en cada etapa del ciclo de la identificación digital.  En este informe también se resumen los problemas que cada tecnología puede o no puede solucionar, y las principales tendencias.

© Technology Landscape for Digital Identification report
© Informe titulado Panorama tecnológico for Digital Identification report
En el informe, además, se propone un marco para evaluar cada tecnología sobre la base de varios criterios, como la cantidad de tiempo en que la tecnología ha sido usada, la facilidad para integrarla con sistemas preexistentes y futuros, y su nivel de interoperabilidad con otras tecnologías presentándose los resultados codificados por colores.

Por ejemplo, el reconocimiento de huellas dactilares es un método bastante consolidado que ya se adopta de manera generalizada. Además, están emergiendo otras tecnologías, que incluyen el reconocimiento dactilar sin contacto, los datos biométricos de los niños o la cadena de bloques para la gestión de registros de identificación, todas las cuales están aún en una fase de prueba.

Los teléfonos inteligentes con sensor biométrico son cada vez menos costosos, y los precios mundiales han disminuido en 27 % entre 2010 y2017. Se espera que para 2020 haya 4800 millones de aparatos móviles inteligentes con sensor biométrico, y en el informe de #ID4D se pronostica que la identificación móvil y las tecnologías de autenticación cobrarán mayor importancia , en particular en los países en desarrollo.

Independientemente de las tecnologías que se utilicen, los sistemas de identificación digital exitosos deben ser sólidos, inclusivos e interoperables para asegurar el acceso a los servicios financieros, la atención de salud, la educación, y otros servicios cruciales, y proporcionar beneficios a los más de 1000 millones de personas que no cuentan con una prueba de identidad, como se muestra en la campaña #EveryID tiene una historia. (i) Por lo tanto, es importante que los Gobiernos cumplan con los “Principios sobre Ia Identificación para el Desarrollo Sostenible: Hacia la Era Digital” (PDF) que son fundamentales para aprovechar al máximo los beneficios de los sistemas de identificación y, al mismo tiempo, mitigar los riesgos. Estos principios han sido suscritos por 23 organizaciones.

Este trabajo se encomendó a la iniciativa IDpD (i) del Grupo Banco Mundial en colaboración con la Digital Impact Alliance (DIAL). (i) Envíe sus comentarios a [email protected].

Autores

Anita Mittal

eGovernance Specialist

Wameek Noor

Director, Insights Digital Impact Alliance (DIAL)

Únase a la conversación