El contenido local en las industrias extractivas: Una herramienta para la diversificación económica y el desarrollo sostenible

|

Disponible en:

También diponible en: English


Cuando se les pregunta a los jóvenes de los países en desarrollo qué quieren para sus países, la respuesta suele ser “oportunidades”. La próxima generación quiere empleos y conocimiento; quieren estar conectados a la economía mundial.

Las industrias extractivas pueden fomentar este tipo de oportunidades mediante la inversión en actividades de capacitación técnica y transferencia de tecnología a los trabajadores y las empresas locales. Estas capacidades técnicas, que actualmente se exigen en el mercado mundial, proporcionan a los trabajadores los medios necesarios para que puedan ampliar sus horizontes y reducir el riesgo de desempleo.

Estas son algunas de las cuestiones que estamos analizando hoy en la “Conferencia sobre la conciliación del comercio y el desarrollo del contenido local”, que hemos organizado con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México. Este evento tiene como objetivo intercambiar conocimientos sobre cómo se puede aprovechar la inversión en las industrias extractivas para generar oportunidades de diversificación económica y empleo.

Cuando las empresas extractivas incluyen operaciones locales en su cadena de suministro, fomentan el desarrollo sostenible y ayudan a eliminar la pobreza. La contribución más importante a la sostenibilidad a largo plazo proviene de la capacidad de las industrias extractivas de generar beneficios mediante encadenamientos productivos con otros sectores. La Corporación Financiera Internacional (IFC) ayudó a que esto fuera posible en Barmer, India, respaldando un centro de desarrollo de capacidades que brindó capacitación a 7000 personas para trabajar en las operaciones de Cairn Energy. (i) Esta capacitación no solo creó oportunidades de empleo directo para la población local, sino que las habilidades adquiridas fomentaron la creación de un ecosistema completo de pymes que comenzaron a proporcionar bienes y servicios a la empresa petrolera y los sectores relacionados.

Cuando se lleva a cabo en forma adecuada, el desarrollo de contenido local en torno a las industrias extractivas puede tener efectos transformadores en la comunidad y la economía. Además, proporciona a las empresas un amplio margen para operar, gracias a la distribución de beneficios. No obstante, ello también implica compartir la carga en los momentos de desaceleración. Dada la volatilidad de los productos básicos, para ser elegidas como entidades asociadas, las empresas locales que trabajan con las industrias extractivas deben aprender a mantener en todo momento su ventaja competitiva.

Otro ejemplo de desarrollo de contenido local (i) exitoso proviene de Chile, donde la empresa minera multinacional BHP Billiton creó el Programa de Proveedores de Clase Mundial (i) en coordinación con el Gobierno chileno. En dicho marco, se brindó a proveedores locales las habilidades para que pudieran ser competitivos a nivel mundial. Actualmente, las empresas chilenas no solo proveen a las minas locales, sino que también se han posicionado como exportadores de clase mundial.

Los oradores del evento están debatiendo diversos puntos de vista sobre el alcance que debe tener la intervención de los Gobiernos para fomentar el desarrollo de contenido local o si, en cambio, conviene promover el libre comercio a nivel regional. Algunos han sugerido que podría ser más eficaz que los Gobiernos aplicaran impuestos a las empresas y luego redistribuyeran los ingresos para respaldar a las industrias locales, en lugar de que las empresas extractivas contribuyeran directamente a las economías locales a través de sus operaciones. Por otra parte, conocemos ejemplos de empresas extractivas que han incrementado con gran eficacia la competitividad de los proveedores locales. Otros oradores preguntaron por qué no se ha seguido avanzando con la repetición de las mejores prácticas. ¿Se necesita acaso más innovación o la economía política impide que se reproduzcan las experiencias exitosas?

En el Grupo Banco Mundial asesoramos a los Gobiernos y las empresas sobre lo que actualmente se denomina “políticas inteligentes”, esto es, políticas que, al mismo tiempo, atraen inversiones mundiales y promueven la inserción y la diversificación económicas.

Me gustaría agregar al debate sobre el contenido local una nueva dimensión que puede contribuir a la innovación inteligente desde el punto de vista climático mediante el aprovechamiento de la inversión de las industrias extractivas en las economías locales. En la práctica, esto significa alentar a los proveedores locales en los países en desarrollo a innovar e incorporar tecnologías compatibles con el clima en su producción. La transferencia a las empresas locales de conocimientos especializados inteligentes con respecto  al clima puede acelerar el desarrollo sostenible y contribuir a los decisivos esfuerzos que se están realizando para mitigar los impactos del cambio climático.

El contenido local brinda una oportunidad única, dado que la coordinación entre el sector privado, el Gobierno y las economías locales puede multiplicar los beneficios para todos. La conferencia de hoy brindará a los implementadores las herramientas y el conocimiento para maximizar su potencial.

 

Autores

Únase a la conversación