La otra crisis de refugiados

|

Disponible en:

Tambiém diponible en: English
 
Foto de la portada del informe
© Foto de la portada del informe "Niños en fuga" del ACNUR.

No solo la guerra provoca el exilio de las personas.

Uno de mis amigos creció en Honduras. Cuando llegó a ser un adolescente, inevitablemente atrajo la atención de las pandillas callejeras locales. Él las evitó yéndose directamente a su casa desde la escuela cada día, y quedándose adentro de su hogar con su abuela hasta la siguiente mañana para ir de nuevo a la escuela.

Su madre se había ido a Estados Unidos para trabajar como niñera cuando él tenía 3 años de edad, pero hablaban por Skype todos los días. Ella trataba de decidir si lo mandaba a buscar, como muchas de sus amigas lo habían hecho. Pero estas de todos modos habían perdido a sus hijos, ya sea en manos de las mismas pandillas que trataron de reclutarlos en Honduras, o habían sido encarcelados.

El día que su hijo le mandó por mensaje de texto una foto de tres personas muertas, que habían sido asesinadas por una pandilla en las afueras de su escuela, ella tomó la decisión.

El viaje de mi amigo a Estados Unidos costó USD 10 000, y él lo hizo por bus, automóvil, y eventualmente a pie a través del desierto de Texas, donde fue capturado por la policía fronteriza. Después de estar detenido un mes en Filadelfia, fue entregado a su madre cerca de la ciudad de Washington. Ahora él forma parte de un grupo de cientos de miles de “menores que viajan solos” (i) para escapar de la violencia en América Central y enfrentarse a un futuro incierto en el norte.

La última crisis de refugiados en Europa y Oriente Medio ha centrado la atención mundial en la guerra como el principal factor que impulsa el desplazamiento forzado. Sin embargo, otra crisis de refugiados amenaza a América Central. Este desplazamiento sucede de manera lenta, y no es objeto de muchos titulares internacionales, pero puede ser tan dañino como un conflicto a gran escala que capta el interés del mundo. Según ACNUR, las peticiones de asilo de personas de América Central se han quintuplicado desde 2008. (i) Al menos la mitad de los desplazados son mujeres, muchas de las cuales han sido obligadas a huir de sus países porque han sido víctimas de violación, ataques y extorsión. (i) Tal como lo hizo notar la representante regional del ACNUR en Estados Unidos, Shelly Pitterman, en el Foro sobre Fragilidad realizado recientemente: “Estas mujeres no están viniendo aquí porque se sienten atraídas por incentivos económicos ofrecidos en los Estados Unidos. Se trata de ‘factores que las empujan’”.

A nivel mundial, enfrentamos una crisis sin precedentes de desplazamiento forzado, que ha dejado casi 20 millones de refugiados y millones más de desplazados dentro de sus propios países. Agentes del desarrollo, entre ellos el Grupo Banco Mundial (GBM), están empezando a invertir más en los países afectados por el desplazamiento forzado. El Grupo Banco Mundial procura mejorar la respuesta mundial en términos de desarrollo para este problema, en particular en contextos de conflicto, y tiene un programa específico para dirigir esta labor: el Programa Global sobre Desplazamiento Forzado. (i) Entre los países que se han beneficiado con las operaciones del GBM que abordan el desplazamiento forzado se encuentran: Azerbaiyán, la República Democrática del Congo, Pakistán y Sri Lanka. Los proyectos han cubierto una gama de sectores, con el objetivo de desarrollar las economías y aumentar la resiliencia de las poblaciones desplazadas y de las comunidades que las han acogido.

Pero la respuesta mundial en términos de desarrollo debería ir más lejos. El desplazamiento forzado puede ser entendido como “la situación de las personas que han sido obligadas a dejar o huir de sus hogares debido a los conflictos, la violencia y las violaciones a los derechos humanos”. (i) Además de los conflictos, la violencia y las violaciones a los derechos humanos son factores importantes que impulsan los movimientos de población en gran escala. El ex Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, declaró que “la dramática crisis de refugiados que estamos viendo en el mundo hoy no se limita a Oriente Medio o África” y que “estamos viendo otra situación de refugiados que se está registrando en el continente americano”.

En América Central, los niños que viajan solos, los adolescentes y las mujeres sufren a menudo violencia de parte de grupos delictivos organizados y con frecuencia tienen que soportar procesos traumatizantes durante los periodos de desplazamiento. El GBM, aprovechando las sólidas relaciones que mantiene con los Gobiernos de América Central, está invirtiendo ahora en iniciativas de prevención de la violencia en Honduras, El Salvador y Guatemala, y ha apoyado desde hace mucho tiempo esa labor en países de ingreso mediano como Brasil y Colombia. La crisis en Oriente Medio aumenta la presión en todos lados para hacer frente a la crisis mundial de los desplazados, y esto debe ser hecho en las tres áreas mencionadas: el conflicto, la violencia y las violaciones a los derechos humanos.

Autores

Alys Willman

Former Senior Social Development Specialist, Fragility, Conflict & Violence Group

Cordelia Chesnutt

Social Development Specialist

Únase a la conversación

Rolando Lopez
13 de Mayo de 2016

<p>es un cruda y realidad muy cierta que se agrava con lo débil institucionalidad y la corrupción de estos países que no permiten tener condiciones mínimas de vida digna y fuerzan este proceso a demás de la poca estabilidad al momento de desarrollar un trabajo</p>

Ewin
15 de Mayo de 2016

<p>Lo único que vale la pena intentar, es educar, pero con educación real, de calidad, que pueda ser cualitativa y cuantitativamente evaluada, educación con altos estaré, educación que ofrezca no sólo conocimiento, sino seguridad, alimentación, apoyo familiar (a las mujeres que no tienen con quién dejar a sus hijos porque necesitan trabajar para llevar el sustento a sus hogares) educación familiar, en fin educación... Educación real...</p>
<p>No como en Honduras, donde el gobierno en materia educativa, engaña tanto al pueblo como a los organismos internacionales, así como al Banco Mundial, donde, en papel Honduras, se pasa con el 70% y se dan 200 días de clases, esos son los "logros" de los cuales el gobierno se siente "orgulloso", pero... Un 70% donde el alumno se lo puede ganar con solamente hacer trabajos acumulativos, porque el examen obligatoriamente vale 30%, un 70% donde si alumno no lo alcanza, el profesor esta obligado a dejarle tarea tras tarea para que alcancé el 70%... 200 días de clase los cuales no entiendo como es que siempre el gobierno los anuncia en septiem u octubre cuando el año lectivo empieza en febrero, y es imposible lograr los 200 días para entonces, maestros los cuales tienen el mismo salario desde hace 8 años, un país necesitado de educación en donde el gobierno corrupto no contrata nuevos maestros, donde no se construyen nuevas escuelas, donde no se preocupan verdaderamente por avanzar, sino permanecer en el mismo letargo absurdo, pero conveniente para los corruptos.</p>
<p>Así, tanto niños y jóvenes prefieren huir claro está, pero como huir es válido, cuando no se cuenta con la seguridad necesaria, la peor guerra que el hombre enfrenta es la ignorancia, ignorancia por falta de educación.</p>

Rolando Santiago
15 de Mayo de 2016

<p>De acuerdo a las investigaciones empiricas, las guerras es la principal causa de la oleada de migrantes. Además, también hay otras causas importantes.</p>

Nora Vargas Valverde
16 de Mayo de 2016

<p>Perú en camino a este destino.</p>