¿Qué haría usted con la oportunidad de tener acceso a la información del Banco Mundial?

|

Disponible en:

 
Ver infografía completa aquí.


Una nueva etapa en términos de apertura comenzó hace cinco años el 1 de julio de 2010 cuando el Banco Mundial dio a conocer su Política de Acceso a la Información  (AI), la cual da acceso a toda la información que está en poder del Banco que no se encuentra en una lista de excepciones. La política ha sido un elemento catalizador y ha creado un ecosistema de iniciativas que promueven la transparencia, (i) y destinadas a poner a disposición del público la información y los datos del Banco Mundial. Desde 2010, el Banco ha aplicado los principios que sustentan la AI a iniciativas complementarias, como los Datos de libre acceso, el Repositorio Abierto de Conocimiento, (i) los Datos financieros de libre acceso, y el movimiento sobre la Contratación abierta, (i) entre otras. La serie de proyectos en materia transparencia e innovación incluso se extiende más allá de de las iniciativas mencionadas para incluir la visión del Banco Mundial sobre el Gobierno abierto. (i)
 
Los enfoques relativos a la apertura son primordiales para el desarrollo. Si bien es cierto que el acceso a la información y la tecnología son importantes para el proceso de desarrollo, ellos son solo una parte de la ecuación en la búsqueda de soluciones. Un elemento crucial de este proceso recae en los ciudadanos del mundo, quienes pueden —y lo hacen— utilizar la información y los datos para hacer participar y mejorar sus comunidades.


El acceso transparente a la información del Banco Mundial ha beneficiado a comunidades en todo el mundo de maneras inesperadas. Al poner esta información a disposición, las mentes creativas pueden encontrar nuevos modos de producir un impacto. Un grupo de investigadores envió una solicitud de AI en 2012 relacionada con un informe del Banco Mundial sobre el Programa de Agua y Saneamiento en India, con la intención de usar esta información para el análisis de los datos de recuperación de costos de los servicios de saneamiento en las ciudades y en las distintas regiones de dicho país. Ellos pudieron llenar una brecha crucial de conocimientos existente entre la salud pública y los servicios de saneamiento, que podría afectar al usuario final de los servicios de salud pública del país. Otra persona contactó al Banco Mundial para obtener información de proyectos relacionada con variables del producto interno bruto (PIB) de las naciones africanas, con el fin de utilizarla en el estudio de los factores que pueden influir en los sistemas médicos para mejorar la atención de salud materna en todo el continente.
 
¿Qué tenían en común estos solicitantes? Ellos pudieron fácilmente mandar pedidos de AI (i) y obtener información útil para encontrar maneras creativas y efectivas de tener influencia en las vidas de las personas. Después de todo, ¿no es eso lo que ofrece el acceso a la información? Para participar, emplee estos recursos disponibles, y busque maneras de involucrar a los Gobiernos y los ciudadanos de modo de promover la rendición de cuentas y el desarrollo centrado en los ciudadanos.
 
Al celebrar el quinto aniversario de la Política de Acceso a la Información, el Banco Mundial se enorgullece de ser un asociado de sus clientes, beneficiarios, y accionistas en la promoción de una mayor transparencia, rendición de cuentas y apertura. Las ideas y las perspectivas de los ciudadanos y partes interesadas en todo el mundo han contribuido a los resultados que hemos logrado en estos últimos cinco años.
 
En el futuro, esperamos ver el impacto que el acceso a la información y los datos ha tenido en las comunidades a través de todo el mundo. Necesitamos el apoyo activo de ciudadanos comprometidos como usted para aprovechar al máximo la información, el conocimiento y los datos puestos a disposición por el Banco Mundial, y marcar una diferencia con ello en la solución de los problemas de desarrollo más cruciales existentes en el mundo.
 
Comparta sus historias sobre cómo ha usado la información del Banco Mundial. ¡Haga oír su voz!

Autores

Cyril Muller

Vice President, External and Corporate Relations

Únase a la conversación